sábado, 10 de noviembre de 2018

LA LLEGENDA DE LA CUCAFERA DE TORTOSA

De cuques feres n’hi ha tot un plegat de repartides per terres catalanes, però sense cap mena de dubte la més coneguda de totes elles és la Cucafera de Tortosa, convertida en un dels símbols més emblemàtics de la ciutat. La llegenda d’aquesta criatura es troba repartida per diferents indrets geogràfics de la comarca del Baix Ebre, que ens porten a indrets com la platja de la Punta del Fangar -al municipi de Deltebre-, o la ciutat de Tortosa i les seves rodalies, fins a la Vall d’en Rubí, on trobem la bassa d’en Xaco i la cova d’en Rubí, que formen part de la seva història. Apa, doncs, fem ara un breu repàs al passat, real i llegendari, de la Cucafera!

La Cucafera de Tortosa.

UNA MICA D’HISTÒRIA...

La Cucafera de Tortosa és un dels monstres més emblemàtics del bestiari popular català, i en aquesta ciutat, la Cucafera no ve pas tota sola, sinó que l’acompanyen els seus fills: dues petites cuques feres que són coneguts com els cucaferons, havent-hi un de cada sexe.

La seva existència, tan de la mare com de les filles, es remunta al segle XVI, i cap a l’any 1600 la Cucafera ja tenia guanyada la seva fama, apareixent en un poema de Francesc Vicent Garcia i Torres (1582-1623), més conegut com el Rector de Vallfogona, dedicat “A la Cuca-fera de Tortosa propria de la confraria dels pescadors d’aquella ciutat, que fentse la prosesó del Corpus Christi, disconcertà ab una morrada sis flautas de un organét portatil”.

Pel que fa a les filles, el Rector de Vallfogona en dona la partida de naixement, accidentat i masculí segons ell: “Y de pur regirament / lo ventre de Bocaram / avorta els Cuca-ferons / com uns minyons de quinze anys”.

El riu Ebre pel seu pas per Tortosa...

Tradicionalment, aquesta bèstia  precedia la processó del Corpus Christi de la ciutat de Tortosa com una representació de la idolatria o l’heretgia, però avui en dia les cuques feres surten per les festes de la Mare de Déu de la Cinta i altres celebracions locals, a més a més de participar en moltes altres processons de caràcter més festiu arreu de les terres catalanes.

Joan Amades (1890-1959), en el seu Costumari Català, diu: “La Ciutat de Tortosa ha conservat fins ara uns exemplars notables d’aquesta fauna mitològica, d’espècie diferent, de difícil classificar, per bé que volen semblar tortugues. Són qualificades de Cuquesferes. Són tres: una de grossa que vol figurar la mare, i dues de xiques, que són les filles... per efecte d’un dispositiu especial obren i tanquen la boca, i en cloure-la produeixen un petar especial de dents, que fa esporuguir la mainada, a la qual hom explica que cada dia es menja tretze gats i tres infants vius”.

Un dels cucaferons de la Cucafera de Tortosa.

A partir d’aquest punt passem a la llegenda...

BREU DESCRIPCIÓ DE LA CUCAFERA

Les cuques feres són uns monstres o animals difícils de classificar; no són víbria ni tortuga, però semblen talment una barreja de tots dos. Tenen el cos cobert per una gran closca feta d’escates, i el seu cap recorda al d’un drac o cocodril que estira i arronsa el coll, tot obrint i tancant la boca amb força soroll, fent petar els dents. Del règim alimentari no se’n té notícia, però hi ha qui explica que cada dia es menja tretze gats i tres infants vius.

LA LLEGENDA DE LA TROBALLA DE LA CUCAFERA

Hi ha una antiga llegenda, recentment popularitzada, que definia a la Cucafera com una mena de bèstia mitològica propera a una tortuga que va ser caçada després de quedar encallada al Fangar, en el municipi de Deltebre. Es tractaria doncs, d’una espècie de toruga marina monstruosa. Els pescadors que la van capturar i dominar la van dur a Tortosa per exhibir-la, però allí va morir. Per recordar aquella gesta, es va fer una reproducció d’aquella estranya criatura perquè sortís amb la Confraria de Pescadors de Sant Pere durant la processó de Corpus, tot i que posteriorment va passar a la Confraria de la Cinta.

La platja del Fangar.

A partir d’aquesta llegenda hi ha reculls literaris, com el realitzat per Francesc Vicent Garcia i Torres (1582-1623), el ciutadà tortosí popularment conegut com el Rector de Vallfogona, que descriuen la participació de la Cucafera a la celebració del Corpus i el seu comportament ferotge i lúdic que espanta la gent.

Dunes de la platja del Fangar.

LA LLEGENDA DEL RUFOLET I LA PRINCESA RUBÍ

Posterior és una altra llegenda que conta que, fa molts anys, arribà a Tortosa un jove d’una talla fora del corrent de tant alt com era. De nom li deien Rufolet i venia d’un país molt llunyà per a rescatar una princesa, Rubí, qui havia estat encantada per un bruixot i amagada a una cova prop de Tortosa.

La vall d'en Rubí.

S’encaminà, sortint pel portal de Remolins, a la bassa de Xaco. Pel camí sentí uns forts crits i, en atansar-se a una bassa, veié un follet que s’estava ofegant. Amb dues passes entrà a la bassa i el tragué. Aquest, en agraïment, el portà fins a la cova on estava Rubí i l’alertà de la presència d’una bestiola estranya que treia foc pels ulls i bromera per la boca. El follet explicà a Rufolet que la bestiola, a qui anomenaven Cucafera, perdria els seus poders i força si li tallaven la cua i les orelles.

La bassa d'en Xaco.

En entrar a la cova per salvar a Rubí aparegué amenaçant la Cucafera. El follet, a qui anomenaven Xaco, i els seus companys Pepo, Guari, Canasta, Xanca, Moixina i Mut havien esmolat molt bé l’espasa de Rufolet, qui d’un cop va poder tallar la cua i les orelles de la Cucafera i es convertí, d’aquesta manera, en una bèstia mansa.

La cova d'en Rubí.

Després de tot, Rufolet, Rubí, els follets i la cucafera tornaren cap a Tortosa. En entrar a la ciutat trobaren dolçainers i tambors que anaven a tocar a la processó de Corpus. Tots plegats formaren una estranya comitiva que embadalí tots els ciutadans. Des de llavors, tots ells obren la processó de Corpus, tot i que avui ja no són de carn i ossos, perquè se’n van anar tots al país de Rufolet i encara no han tornat.

La cova d'en Rubí, detall.

Podeu trobar més llegendes catalanes clicant aquí.

domingo, 4 de noviembre de 2018

LA LLEGENDA DELS CAMPANARS DE SANT CLIMENT DE TAÜLL, SANTA EULÀLIA D’ERILL LA VALL I SANT JOAN DE BOÍ

El conjunt d’esglésies romàniques de la Vall de Boí, nou d’elles declarades com Patrimoni de la Humanitat per la UNESCO, es troben repartides entre els diferents pobles d’aquest municipi, a la comarca de l’Alta Ribagorça. De totes elles, tres en concret, no només comparteixen el mateix estil arquitectònic, sinó que a més a més estan estretament lligades per una llegenda comuna; són les esglésies de Sant Climent de Taüll, Santa Eulàlia d’Erill la Vall i Sant Joan de Boí. La història, que uneix el destí d’aquestes tres esglésies, i més concretament dels seus campanars, us la explicarem a continuació.

L'església de Sant Climent de Taüll.

En el seu llibre Muntanyes Maleïdes, Pep Coll recull una llegenda que ens explica que en temps antics, a Taüll, vivia un jove de bona planta i més bon cor encara, que es deia Climent, i era l’hereu de la millor hisenda del poble. No hi havia pobre que passés per aquest poble, que no fos acollit a casa seva i sortís ben content i servit. El cas és, que aquest jove festejava amb l’Eulàlia d’Erill la Vall, una fadrina tan virtuosa i de bona família com ell. Ambdós festejaven, i el Climent tot sovint baixava de Taüll per veure a l’Eulàlia a Erill la Vall, i allà passaven unes hores junts, però quan ell se n’havia de tornar cap amunt, la noia es quedava molt trista.

Així, per no passar tantes hores sense tenir noticies del seu estimat, l’Eulàlia va fer  alçar una torre de sis pisos, ben alta, de manera que pogués guaitar la casa de Taüll on vivia el seu xicot. Poc temps després, a Taüll, el xicot també edificava una torre similar, també de sis pisos d’alçada, de manera que, des de llavors, els dos amants podien passar llargues estones al cap d’aquell mirador fent-se l’aleta l’un a l’altre, de dia amb draps de colors i de nit amb teies.

Però com passa tant sovint, no hi ha dos sense tres! Així, resulta que un xicot anomenat Joan que vivia a Boí -just el poble que es troba a mig camí de Taüll i Erill la Vall-, també es va encapritxar de l’Eulàlia, ja fos per la seva bellesa o les seves maneres. Aquest jove era molt bon xicot però més pobre que una rata. Tot i això, per tal demostrar el seu amor a l’Eulàlia, el Joan va començar a bastir una torre a Boí  per tal de poder-la espiar des de casa i, atès que els tres pobles es troben alineats en línia recta, fer ombra al seu rival de Taüll, ja que li impediria la vista de la seva estimada. Però si falten els diners, alguns somnis mai s’aconsegueixen; així que, quan el Joan ja havia edificat tres pisos del mirador, la seva bossa va quedar ben buida i ho va tenir que deixar córrer. Durant molt de temps, el  pobre xicot observava, tot resignat, com els amants festejaven nit i dia amb senyals que es feien per damunt del seu cap. Com es pot suposar, la noia sabia que el Joan també li feia l’aleta, però ella preferia el Climent, que tenia millor hisenda.

L'església de Santa Eulàlia d'Erill la Vall.

Al cap d’un temps, quan tothom ja parlava de casament, el Climent es va posar malalt i va morir poc després. Uns dies més tard, l’Eulàlia va anar a trobar d’amagat el Joan. La noia, amb llàgrimes als ulls, li va confessar que esperava una criatura del Climent i li demanava que es casés amb ella perquè la relliscada no quedés al descobert, però advertint-lo que, a partir d’aquell punt, ella tenia la intenció de romandre pura pel que li quedés de vida. El Joan, tot i la duresa de la condició, ho va acceptar sense pensar-s’ho gaire, ja que, per tal de tenir l’Eulàlia a la vora, hauria fet tot el que ella li hagués demanat.

Uns mesos després de casats, va néixer la criatura, que el Joan tractà des del primer moment com a fill propi, encara que en realitat no hi tingués res a veure. La parella va dur una vida tan virtuosa i exemplar que, un cop morts, el Sant Pare de Roma els va canonitzar, juntament amb el Climent de Taüll, que com hem dit, també va ser molt bon xicot.

En homenatge, els pobles on havien nascut cadascun d’aquests  joves els van adoptar com sants patrons i van convertir les seves cases en esglésies, i les torres en els seus campanars.

Aquesta història explica per què els tres campanars de Taüll, Boí i Erill la Vall tracen una línia recta, i per què els de Taüll i Erill la Vall són més alts, esvelts i espigats, mentre que el de Boí és més baix i rabassut.

L'església de Sant Joan de Boí.

Podeu trobar més llegendes catalanes clicant aquí.

sábado, 3 de noviembre de 2018

LA LLEGENDA DE LA ROCA DEL SANTET

Just al punt on es troba el límit de Viella (Vielha, en aranès) -al municipi de Viella i Mitjaran (Vielha e Mijaran), a la comarca de la Vall d’Aran (Val d’Aran)-, Senet -al municipi de Vilaller, a la comarca de l’Alta Ribagorça-, i els límits d’aquests amb Aragó, molt a prop del refugi de Conangles, trobem una gran roca vora la carretera N-230 coneguda com la Roca del Santet. En el seu llibre Muntanyes Maleïdes, Pep Coll ens explica la llegenda d’aquesta roca que és el partió natural d’aquests dos pobles i els seus respectius municipis.

La Roca del Santet.

Segons recull Pep Coll: “Senet i Viella són dos pobles veïns. De l’un a l’altre, però, hi ha cinc o sis hores de distància per camins de muntanya. L’any de la picor, quan es van fundar aquest pobles, els aranesos i ribagorçans es van reunir per determinar l’indret on havien de plantar les fites de divisió de terme. Després de moltes discussions, van acordar de decidir-ho en una carrera. Cada poble escolliria un home, valent i caminador, i a una hora convinguda sortiria corrent en direcció a l’altre poble. Allí on es trobessin, plantarien la fita.

Els de Senet van triar un jove molt caminador i li van donar una bona berena perquè tingués més forces: un formatge, un xorís i una bóta de vi. El xicot, que passava més gana que coneixement, es va cruspir tot el masco amb quatre mossegades. I encabat, vinga traguets de vi, fins que la bóta va quedar ben escorreguda. Al cap d’una hora de camí, una mica més amunt del barranc de Beciberri, es va arreposar al peu d’una roca. “Descansaré una mica, bé tinc prou temps”, va pensar, amb el cap una mica enterbolinat.

La Roca del Santet, entre la Vall d'Aran i l'Alta Ribagorça.

Els de Viella, en canvi, no li havien donat ni menjar ni beure, al seu home. Això sí , li havien promès una bona picossada de diners. L’aranès, que també tenia bona cama, va enfilar com un isard la vall del riu Nere, i després el riu de Fontfreda i el canal del Port. Molt de tant en tant, s’aturava per amorrar-se a una tolla del barranc. Coronat el Port de Viella, no va veure al seu contrincant en part del món, tal com temia. Llavors va saltar pel dret les marrades de la Girgosa , travessà la Font i el pla de l’Espona, i avall que fa baixada! Fins una estona més avall del Pla de l’Hospital, no va trobar el seu competidor, clapant al peu d’una roca. No s’havia tornat a aixecar : el vi de la bóta li havia segat les cames.

Des d’aquella feta, aquesta pedra -coneguda com la Roca del Santet perquè hi havia una capelleta dedicada a Sant Nicolau- és la fita que separa els termes de Senet i de Viella. Per això, encara avui, la Vall d’Aran comença en aigües ribagorçanes, un parell de quilòmetres abans de la Boca-sud del túnel.”

DOCUMENTACIÓ FOTOGRÀFICA EXTRA

A continuació us deixem algunes de les fotografies que vàrem prendre de la Roca del Santet i les seves rodalies, que espero que us ajudin a situar-vos dins del marc de la llegenda que us hem explicat.

La Roca del Santet.

La Roca del Santet, vora la carretera N-230.

La Roca del Santet, just al límit de la Vall d'Aran.

Añadir leyenda

Paisatge al voltant de la Roca del Santet.

El Santet (Eth Santet, en aranès), Vall d'Aran, a l'altre costat de la carretera.

El riu Noguera Ribagorçana, a pocs metres de la Roca del Santet.

El riu Noguera Ribagorçana.

A l'altra costat de la carretera, ja tenim la provincia d'Osca, Aragó.

Podeu trobar més llegendes catalanes clicant aquí.

LLEGENDES DEL CASTELL DE MALMERCAT

El castell de Bielsa o Malmercat, conegut també, popularment, com Casa Macareno, és troba al capdamunt del poble de Malmercat, al terme municipal de Soriguera, a la comarca del Pallars Sobirà. Esmentat per primer cop l’any 1122, originàriament era una obra de certa magnitud, però la construcció ha estat molt afectada per constants remodelacions que ha sofert i avui en dia està força compartimentada, formant diferents habitatges. Sigui com sigui, aquest edifici ha donat origen a un bon grapat de llegendes que us explicarem tot seguit.

El castell de Bielsa o castell de Malmercat.

EL DRAC DE SAVERNEDA O DRAC DE MALMERCAT

Segons una llegenda popular, en el terme de Malmercat, i més concretament en un lloc conegut com el forat del Drac o cova del Drac, molt a prop de la casa de Saverneda, hi vivia un enorme drac que es cruspia el bestiar i les persones com qui res. Aquesta cavitat, que encara podem veure avui en dia, ha estat coneguda de sempre i utilitzada per la gent de la casa de Saverneda com a rebost, i a l’interior de la mateixa encara s’hi conserva l’escala per accedir-hi i part de l’edificació. El cas és que, per aquell temps, era molt el mal que causava aquesta fera, motiu pel qual, finalment, el senyor de Malmercat va decidir enfrontar-s’hi en persona. Però deixem que sigui en Joan Amades (1890-1959) qui ens expliqui la versió d’aquesta llegenda:

Drac.

“Es atribuïda al seu senyor (es refereix al senyor de Malmercat) la mort d’un terrible drac que van deixar els alarbs quan, empaitats pel comte de Pallars, hagueren de deixar aquelles terres. La bèstia vivia en una profunda cova dita del Drac, que té dos estanyols al seu interior, situada prop de Sorigueres (Soriguera), en el terme de la casa coneguda per Sa Verneda (Saverneda). La fera era el terror del país: s’havia menjat no poques persones, entre elles més d’un cavaller del temple que des de el seu castell d’Embiny (Enviny) havia tractat d’atacar-la.

El cavaller de Malmercat tingué un enginy, i fou abraonar contra la fera tota una trepa de gossos llebrers que portaven el coll guardat per amples collars de ferro ben cosits de llargues i afinades punxes. En intentar atacar-los es ferí i, si bé en matà molts, d’altres la feriren a mossegades i punxades. Quan ferida, sortí del cau, el cavaller l’esperava i amb la llança la va acabar de matar. Per aquesta gesta tan solemne prengué com a divisa per al seu escut la ferotge figura d’un drac, que encara es pot veure gravada a la portalada del castell de Malmercat.”

La cova o forat del Drac, Saverneda.

Si la figura del drac encara està gravada en la portalada del castell, nosaltres no la vàrem saber trobar.

En una altra versió molt similar d’aquesta llegenda, el senyor de Malmercat no va acompanyat de tot un estol de gossos, sinó només d’un de sol, vestit i recobert de navalles i ganivets, i tots dos junts s’abraonen contra la fera, donant-li fi.

Però segons conta la història, no és aquest l’únic drac de Malmercat, doncs sembla que n’hi va haver un de molt més sinistre, i que va fer molts més morts, no a les rodalies de Malmercat, sinó en el seu mateix castell. Però això ja és una altra llegenda de la qual us explicarem dues versions a continuació.

EL DRAC DEL CASTELL DEL SENYOR DE MALMERCAT

Si bé algunes llegendes ens parlen d’un veritable drac, altres, molt més sinistres ens parlen d’un drac que no era tal, sinó una mena de trampa o enginy que el senyor de Malmercat tenia dins del seu castell, i que feia servir contra els seus propis súbdits, especialment quan el contrariaven o parlaven malament sobre els seus mals usos.

Així, Joan Bellmunt i Figueras, diu que “La veritable llegenda, la conten els temorosos i soferts vassalls d’aquell senyor, del qual es diu que quan tenia alguna cosa contra algú l’enviava a buscar. Els seus vassalls així ho feien i portaven la persona en qüestió fins a la porta de l’estança on ell es trobava. Al obrir-la s’hi veia un llarg i estret passadís que, al fons, donava accés a una sala on hi havia el senyor assegut darrere la taula.

-Acosta’t -deia l’amo- que vull parlar amb tu!

Aleshores, l’infortunat anava avançant, però mai arribaria on es trobava el senyor de Malmercat, ja que en el passadís se li obria una trampa als peus que l’engolia per sempre.

Van ser-ne alguns els que van començar a caminar aquella porta vers la taula del senyor però mai hi van arribar.”


Restes del mur de l'antic castell amb obra nova.

Tot i que similar, molt més extensa és la versió que Pere Català i Roca (1923-2009) recull en el seu llibre Llegendes de castells catalans. Ens explica que en temps antics, en el poble de Malmercat hi havia un senyor que tenia dret a tot, era amo de les persones i de totes les terres del terme. D’aquelles persones que no els hi venien bé o de gust, en feia el que volia. Deien que tenia un drac que tot ho engolia, i quan una persona no volia combregar amb les seves rodes de molí, ja començava a córrer la veu per la comarca que el drac del senyor de Malmercat tenia fam. Quan un home faltava de casa seva, el sortien a buscar, i si als tres dies no trobaven el rastre, deien: “Se l’ha menjat lo drac de Malmercat”. I d’aquesta manera en faltaven molts, d’homes i homes, per aquest país.

Llavors no hi havia llei ni justícia per segons qui. Només hi havia aquesta: l’home que no estès conforme amb les voluntats del senyor del castell de Malmercat, el prenien una nit fosca i el feien acudir davant del senyor , i aquest no feia res més que malmirar-se’l i manava que el fessin passar pel forat del drac.

Aquest forat es trobava a la mateixa casa del senyor de Malmercat. I quan havia manat la seva voluntat, un parell d’homes forçuts, d’aquells que servien al senyor, el prenien i el tancaven en un quartet que portava a un corredor molt llarg i fosc, que en deien la gargamella del drac, i del quartet, la boca del drac. L’empresonat, al veure’s tancat, anava seguint amb desfici aquell corredor buscant una manera de fugir, i el que trobava ben aviat era el ventall del forat de la mort.

I allò era una mena de trampolí que hi havia al final del corredor, afinat com una balança. El pobre confiat marxava confiat en poder escapar, i tot d’una era abalançat i llançat al fons d’un pou per no eixir-ne mai més en vida. Al fons d’aquell pou hi havia una portella que es comunicava amb la panxa del drac, que era un forat que tenia l’eixida per damunt de la masia de Saverneda (es refereix a la cova o forat del Drac). Els homes del senyor s’hi escolaven de negra nit i treien el cos del pobre desgraciat per enterrar-lo per les rodalies del bosc, o bé se’l menjaven les feres saltvagines.

Però la veritable llegenda la conten els temorosos i soferts vassalls d’aquell senyor, del qual es diu que quan tenia alguna cosa contra algú l’enviava a buscar. Els seus vassalls així ho feien i portaven la persona en qüestió fins a la porta de l’estança on ell es trobava. Al obrir-la s’hi veia un llarg i estret passadís que, al fons, donava accés a una sala on hi havia el senyor assegut darrere la taula.

-Acosta’t -deia l’amo- que vull parlar amb tu!

Aleshores, l’infortunat anava avançant, però mai arribaria on es trobava el senyor de Malmercat, ja que en el passadís se li obria una trampa als peus que l’engolia per sempre.

Van ser-ne alguns els que van començar a caminar aquella porta vers la taula del senyor però mai hi van arribar.

I potser això encara seria així, si no fos perquè la nissaga d’aquests senyors finalment es va acabar, el que ens porta a una altra llegenda.

LA FI DEL SENYOR DE MALMERCAT

Joan Lluís i Pallarés (1912-1999), en la seva obra El meu Pallars, ens explica una llegenda que marca la fi del senyor de Malmercat, de la qual aquí en faré una transcripció una mica lliure:

Diuen les veus que d’aquella ronda de senyoriu no en va sortir cap senyor bo. Tots eren uns malvats de caps a peus -si més no, si se’n va salvar algun, va ser aquell cavaller que va acabar amb l’autèntic drac de Malmercat, si és que realment aquest va existir mai, cosa que nosaltres no posarem en dubte-. El cas és que un d’aquests senyors de Malmercat es va assabentar que a Tornafort hi havia un parell de fadrines molt boniques, i rossegat per la lascívia, el gormand del senyor se’n va pescar una idea i va fer acudir al seu casal els pares i germans d’aquelles noies tan formoses, per fer-los seguir el camí del drac i cruspir-se així, sense que ja ningú s’hi oposes, les donzelles.

Part de l'antic castell sobre un dels carrers de Malmercat.

Però sembla ser que entre els homes que va fer cridar i que ja feien camí cap al castell del senyor de Malmercat, hi havia un anomenat Valentí, que tenia la força d’un gegant i que era el germà d’una d’aquelles fadrines, i era prou astut i valent.

Mentre baixaven pel camí que porta de Tornafort a Malmercat, ell va dir als altres:

-Això d’avui no em fa bona espina!

I tots li van preguntar mig esverats:

-Què vols dir, amb això?

I el Valentí de Tornafort digué:

-L’altre dia li vaig veure una acció, amb aquest sòcio, que em va fer recelar. Vaig baixar a portar-li les delmes amb la meva germana, i el diablot del senyor li va fitar una mirada fibladora, mentre tot ell es desfeia a afalacs. Jo no me’l vaig deixar d’ullar. I ell que se n’adona del meu recel, m’engega aquesta per fer-me por: “És veritat, Valentí, que et vas barallar amb l’àliga, dies enllà?” “I amb el llop també m’agarbaria si convingués!” -li vaig contestar amb tota la intenció. Ell va seguir dient: “Però, i si te’n sortien dos a l’encontre, i et prenguessin la cordera, que faries, Valentí?” “Què faria, dieu? Arrencar-li’ls la budellada pestilenta i tenir el ganivet ben apunt per si venia el més gros. Ja ho sabeu, el que faria, senyor!” “Així sí que veig que ets de valent, de nom i de llengua. De totes maneres, els eixerits també ve un dia que tenen un descuit”, em va dir amb una mena de rialla traïdora. “Si no m’agafen adormit, tindran feina”, li vaig respondre amb la febre a les urpes. I no fora res estrany que, precisament avui, el senyor ens parés un parany i ens fes engolir pel drac famèlic, per fer sortir en acabat els seus gossos, que sempre els té a punt, i robar-nos les fadrines de casa nostra.

-Jesús, Ave Maria Puríssima! Vols dir, Valentí, que podria fer això el senyor?

-Pot fer això i tot el que vulgui, si la gent calla!

-Què podem fer nosaltres, per evitar-ho, davant del poder del senyor? -van dir els companys acovardits.

-Què podríem fer, dieu? Escanyar el senyor i els seus llops. El gros, deixeu-me’l per mi.

-I què vindrà després, Valentí?

-Després, Déu dirà...

Els homes de Tornafort van arribar al portal de la casa del senyor, i al moment en que anaven a picar, la porta es va obrir, i al darrera hi havia un home preparat. Un cop van haver passat el llindar, la portalada va ser tancada i barrada pel guardaespatlles del senyor. Però no li va caler anar a buscar a Roma el perdó. Només va fer per veure’l, el Valentí li va clavar la sarpa al coll sense deixar-li dir xerric ni merric. I el va deixar com un porc, estirat darrera la porta. I sense dir paraula, aquells homes s’enfilen escales amunt del gran casalici.

Arribat al replà, troben un altre home que també es comprèn que esperava complir la seva feina; però el Valentí li va voler estalviar i, més ràpid que un llampec, li clava les urpes i el deixa morat i amb un pam de llengua fora de la boca. I escales amunt, s’ha dit, i aquells homes, més valents que mai, entren de dret a dret al saló, i el senyor estava assegut esperant-los. Al veure’ls, els va dir:

-O em doneu les fadrines de tot grat, o bé el drac us ensenyarà el camí etern.

Ni a combregar va ser a temps, i el senyor i dos homes seus van fer la mateixa fi. Un pam de llengua fora la boca, i la pau als pobles.

I així, podríem creure que amb la fi del la nissaga dels senyors de Malmercat, i del seu drac, de carn i óssos o d’estranya arquitectura, les llegendes haurien arribat a la seva fi, però no és el cas, no. Encara ens en queda una més per explicar.

Part de l'antic castell des de la pujada del poble.

EL FUM MISTERIÒS DE MALMERCAT

Ja fa un bon grapat d’anys, a Casa Macareno -que, en temps, fou el castell de Malmercat- un mal dia va començar a sortir fum. La campana de l’església esvalotava tocant foc. Tot el poble va córrer amb galledes per aturar-lo de seguit. I feren un cordó des de la font fins al foc, i llençaven l’aigua damunt les flames. Més allò era un no acabar mai, si l’apagaven d’un costat, sortia de l’altre. Al final semblava que ja ni fumava. Farts de treballar, se’n van anar a descansar. Però a l’endemà tornem-hi, i així va durar més d’un any seguit aquell foc. Era un foc estrany, això es cremava i allò no. Tant i tant es va allargar, que va començar a preocupar a molta gent de la contrada. Tothom parlava del fum misteriós de Malmercat. “Ara vindrà lo fum”, deien alguns... Encara avui en dia es parla del cas: hi ha qui parla de màgica, altres, de càstig diví, i altres de fenomen natural, atribuint-lo als focs follets, que apareixen sense saber com.

"Era un foc estrany, això es cremava i allò no..."

El foc follet és un fenomen natural produït pels gasos -fosfur d’hidrogen- que es desprenen de la matèria orgànica en descomposició, que s’inflamen en posar-se en contacte amb l’aire, i no són gens estranys que apareguin en cementiris o terres pantanoses. Aquests llums, han donat origen a tota mena de llegendes: ànimes en pena, follets, màgica de capellans... i si anem més lluny encara, follets, com el famós Jack’o’Lantern que finalment ha donat origen a les famoses carbasses de Halloween.

DOCUMENTACIÓ FOTOGRÀFICA EXTRA

A continuació us deixem algunes de les fotografies que vàrem prendre del castell i el poble de Malmercat, que espero que us ajudin a submergir-vos en aquest seguit de llegendes que us hem explicat.

Cartell a l'entrada del poble.

Un dels carrers de Malmercat.

Façana d'una de les cases del poble.

Malmercat, detall.

Sortint del poble, dirigint-nos a les fonts...

Vista de Malmercat des de la zona de les fonts.

Podeu trobar més llegendes catalanes clicant aquí.

jueves, 1 de noviembre de 2018

366 DÍAS DE MI VIDA...

Una foto diaria durante un año y un día...

Una foto diaria durante un año y un día de mi vida, una foto en la que participo de algún modo, ya sea porque la he lanzado yo, aparezco en ella o es un momento compartido. Una foto a partir del día 21 de febrero de 2018, la fecha de mi 47º aniversario hasta que alcance los 48 años, y al pie de cada una de ellas un pequeño comentario de mis pensamientos o sentimientos. ¡Ahí va mi propio reto!

Día 1: 21 de febrero de 2018 (Miércoles)


¡47 años! Todo comienzo es un nuevo reto... y aquí empieza uno de los míos, aunque no es el único. Hay que procurar ser feliz, y ése debiera ser uno de nuestros principales retos cada día... ¡Basta ya! ¡Ahora toca zamparse esta tarta!

Día 2: 22 de febrero de 2018 (Jueves)


Girona by Night, 08.00 PM, Pont de Sant Feliu. Dirección al Casc Antic para reunirme y planear maldades junto a un par de amigos de cara a futuros entrenamientos de Leyendas Medievales y partidas de rol en vivo. La imagen de la Esglèsia de Sant Feliu (o Sant Fèlix), justo al otro lado del puente, con la Catedral de Girona al fondo, es impagable. Esta es una imagen de la ciudad donde yo vivo.

Día 3: 23 de febrero de 2018 (Viernes)


Caminando por una de las calles de Sant Feliu de Guíxols por la que paso habitualmente cuando salgo del trabajo y voy a buscar mi coche. Es un día soleado pero frío, las calles se ven vacías, tristes... Únicamente la vida que se esconde tras este muro, que se manifiesta principalmente con el canto de los pájaros que recorren las ramas de los árboles desnudos, es capaz de darle una nota de alegría a mi cuerpo entumecido por el viento helado.

Día 4: 24 de febrero de 2018 (Sábado)


¡Tantos momentos compartidos contigo! Hoy, aquí, en medio de una feria medieval multitudinaria, mientras nuestros dedos se rozan tomándonos una cerveza, reímos juntos, y disfrutamos de los pequeños placeres que nos brinda la vida. Ya nos preocuparemos por el mañana otro día.

Día 5: 25 de febrero de 2018 (Domingo)


Hoy ha aparecido un pequeño lúgano en nuestro balcón, rebuscando semillas entre los platos de las macetas de la ventana de nuestro estudio. Gorriones, carboneros, herrerillos, currucas, urracas, tórtolas y palomas son otro cantar, porque nos visitan a menudo a causa de los comederos para pájaros que tenemos en el balcón, pero hoy ha sido un lúgano y estamos ilusionados, ya que es la primera vez que vemos un pájaro de este tipo deambulando en los límites de nuestro hogar. ¡Esperamos que vuelva a aparecer pronto!

Día 6: 26 de febrero de 2018 (Lunes)


¡Rincones de casa! A lo largo de estos últimos años he ido acumulando cómics y libros por dóquier que nunca consigo terminar de leer. Calculo que lo que aquí se ve debe ser una cuarta parte de lo que aún me queda pendiente en este momento. Plenamente visibles, de izquierda a derecha, las portadas de Shang-Chi, Maestro del Kung-Fú, El increíble Hulk,  e Historias de las tierras y los lugares legendarios de Umberto Eco.

Día 7: 27 de febrero de 2018 (Martes)


Cena para dos. Lo habitual en casa, ¡claro! Hoy tocaba algo de pescado: emperador a la plancha y calamares fritos que hemos acompañado con un par de Kirin Ichiban. ¡Me encanta esta cerveza!

Día 8: 28 de febrero de 2018 (Miércoles)


¡Nieva! Nieva en toda Cataluña pero aquí sólo nos ha quedado agua, la nieve no ha llegado a cuajar. Agua como lágrimas en mi alma por no haber podido disfrutar de esa nieve que en tantos puntos han disfrutado. Sin embargo el agua es importante, es vida y no me quejo. Me alegro por las plantas y animales que podrán disfrutar de esa agua que los humanos tan frecuentemente, creyéndonos dueños de todo, le robamos.

Día 9: 01 de marzo de 2018 (Jueves)


¿Qué hago cuándo llega el momento del descanso en el trabajo? Algunos salen a tomar un café, otros a pasear o aprovechan para ir de compras... Yo, por mi parte, me dirijo a mi coche, y allí, tranquilo, sentado cómodamente en la parte de atrás, aprovecho para leer algunos de los cómics o libros que tengo acumulados por casa. En esta ocasión le toca el turno a este magnífico tomo de edición limitada que recoge todos los números de Tales of the Zombie de Marvel. Un clásico con las aventuras de Simon Garth, el zombie Marvel por excelencia, así como de otras criaturas de ultratumba, algunos relatos cortos y distintos artículos relacionados con el mundo de los muertos vivientes, el vudú y el mundo sobrenatural.

Día 10: 02 de marzo de 2018 (Viernes)


Hoy he salido del trabajo agobiado, así que, antes de volver a casa, he ido hasta la playa para contemplar el mar. Las aguas estaban especialmente azules y transparentes. Me he acercado hasta el límite marcado por la humedad que deja el oleaje, y me he quedado allí unos minutos admirando los complejos universos formados por el agua, la espuma y las sombras. El tiempo se mide de otro modo cuando uno observa la naturaleza pausadamente, olvidándose de la perversa esclavitud a la que estamos sometidos forjada por la sociedad humana.

Día 11: 03 de marzo de 2018 (Sábado)


¡Girona! La ciudad donde vivo. Aún a día de hoy, después de más de veinticinco años instalado en ella, tiene la capacidad de sorprenderme con su belleza. Su casco antiguo (el Casc Antic), sus edificios monumentales, sus puentes y el colorido intenso de sus edificios colgando sobre el río Onyar, uno de los cuatro ríos que atraviesan la ciudad, junto el Ter, el Güell y el Galligants.

Día 12: 04 de marzo de 2018 (Domingo)


¡Día de entreno! Hoy tocaba reunión con la gente de Leyendas Medievales. Un día especial para mí, porque, aparte del entrenamiento, por fin he dado inicio, también, a un nuevo universo de fantasía situado en un mundo que me ha dado por llamar Los Reinos Devastados, en el que, a lo largo de futuros entrenamientos, iré desarrollando, junto al resto del equipo, una historia mucho más compleja. ¡Lucha, risas, camadarería y tras en el entrenamiento, unas buenas cervezas!

Día 13: 05 de marzo de 2018 (Lunes)


Nuevas pruebas de atrezzo. ¡Por fin me he fabricado ya el tricornio que tanto deseaba tener! Con un simple gorro de fieltro, finalmente he logrado conseguir un cubrecabezas para ir de pirata, justiciero ilustrado (siglo XVIII) o, añadiéndole algunos complementos, estilo steampunk (que siempre deja mucho margen de libertad) o situarme en cualquier otra anacronía que se me ocurra. ¡Hoy tocaba ver el trabajo acabado! Supongo que a partir de este punto, ya iré añadiendo más detalles...

Día 14: 06 de marzo de 2018 (Martes)


Típula desovando entre pequeños helechos de agua. ¿Porqué hoy me he decidido por esta imagen, si durante el paseo que hemos hecho esta tarde, desde nuestro hogar hasta la Vall de Sant Daniel he fotografiado tantas cosas distintas y posiblemente más evocadoras? Ciruelos silvestres en flor, diminutos bosquecillos de musgo aumentados gracias a la lente de una cámara, flexibles ramas de sauce descansando sobre nummulites fósiles, viejas puertas cubiertas de pintura quebradiza, o los verdes campos y el hermoso monasterio de la Vall de Sant Daniel... ¿Porqué entonces una típula? Quizás lo he hecho porque me encantan los animales en general, quizás porque adoro esos micromundos tan cercanos, o quizás es que simplemente quería saltar en defensa de las típulas, estos insectos prácticamente desconocidos que aún a día de hoy muchos toman por gigantescos mosquitos, matándolas sin miramiento alguno, cuando en realidad son una especie beneficiosa en muchos sentidos.

Día 15: 07 de marzo de 2018 (Miércoles)


Una de las ventajas de vivir prácticamente al lado de un río -lo tenemos a unos 100 metros de casa- es que puedes dar largos y agradables paseos junto a su orilla observando todo tipo de vegetación y de fauna, lo que en parte nos conecta un poco con la naturaleza de la que los hombres cada vez están más lejados. Hoy, entre muchas otras aves, hemos observado esta variedad de cormorán grande; se trata de la subespecie phalacrocorax carbo sinensis. Desde luego no es la mejor fotografía que he hecho hoy mientras paseábamos, pero por su especial singularidad es la que he querido publicar.

Día 16: 08 de marzo de 2018 (Jueves)


Dos rebanadas de pan tostado con mermelada de ciruela y un buen vaso de vino rebajado con agua para merendar son un auténtico banquete sensitivo para mí. Los colores y las formas para la vista. El olor del pan recién hecho y el aroma del vino, que aún estando aguado resulta agradable y delicioso. El tacto del pan caliente y la mermelada fría al deshacerse en mi boca o sentir el frescor del líquido espirituoso que cosquillea en el paladar. Escuchar el sonido del pan crujiente al partirse entre mis dientes. Y el sabor... ¡oh, el sabor! Una sencilla merienda puede disfrutarse de muchos modos...

Día 17: 09 de marzo de 2018 (Viernes)


¿Qué es un libro? ¿Un compañero de viaje? ¿La memoria de la memoria del que lo escribió? ¿La fantasía de su autor o la de su lector? ¿Un pedazo de inmortalidad que puede quedar relegado al olvido? ¿Unas páginas de papel que acaban por desintegrarse con el paso del tiempo? ¿Un galimatías de símbolos o palabras que no entendemos? ¿Un trozo del alma de alguien que nos ha sido regalada? Un libro puede ser todo o nada... Como este libro, que desde hace días deambula por el suelo, justo en el lugar dónde suelo aparcar mi vehículo allí donde trabajo. Sin portadas, pero con todas sus páginas, aún guardando su relato completo para quién se atreva a leer sus palabras escritas en francés. Un libro que en sí mismo contiene dos historias: la historia que está escrita en él, y la historia de cómo ha llegado este libro hasta aquí...

Día 18: 10 de marzo de 2018 (Sábado)


Siento la piedra, el hierro, el viento y el tiempo... Siento el cansancio acumulado de un día agotador. Siento el sueño que me atrapa y envuelve frente la puerta milenaria de una iglesia, mientras mi cuerpo y mi alma son mecidos por una tibia brisa tibia que me resulta refrescante y relajante a la vez... Hoy, he tenido que ir a trabajar (¡cosas de la guardia!), y muchos de los planes que tenía en mente simplemente se han esfumado. No he vuelto a casa hasta pasadas ya la cuatro de la tarde, por lo que he comido algo rápidamente y nos hemos escapado a dar una vuelta por las tierras de la comarca del Pla de l’Estany. Extrañas lagunas petrificadas, la caza de espárragos trigueros, visitas a un castillo en ruinas y una vuelta por un pequeño pueblo encantado que parecía estar habitado únicamente por perros y gatos. Tiene cierta magia esta comarca, y hoy me he sentido envuelto en ella mientras reposaba al pie de esa puerta...

Día 19: 11 de marzo de 2018 (Domingo)


¡No hay nada como el calor de la lumbre! Afuera sopla un viento fuerte, frío... pero aquí dentro, observando hipnotizado el fuego del hogar, me siento arrebolado por la calidez de las llamas, que parecen llevarse de mí parte de ese estrés que he ido acumulando a lo largo de la semana. ¡Arde, fuego, arde, y llévate nuestros pesares mientras inflamas de alegría nuestros corazones!

Día 20: 12 de marzo de 2018 (Lunes)


Ese rincón de casa dónde guardo algunos recuerdos...

Día 21: 13 de marzo de 2018 (Martes)


Me sorprende la enorme capacidad de las plantas por arraigar en el más mínimo resquicio de las obras humanas. Una pequeña grieta, algo de polvo, luz y humedad, y germina un poco de vida, una planta capaz de regalarnos oxígenos allí dónde antes sólo había cemento y obra muerta. Para mí, esas plantas, "malas hierbas" que dirían algunos, representan el triunfo de la naturaleza sobre la mano del hombre, el triunfo de la vida sobre la muerte...

Día 22: 14 de marzo de 2018 (Miércoles)


¡Desde que las trajo a casa me tienen fascinado! Son tres pelotas de cuero para hacer malabares que mi pareja trajo de su antiguo hogar hará dos o tres semanas y que ha dejado en nuestro dormitorio para tentarme. A veces, cuando ella no está, las miro, las toco -tienen un tacto muy agradable, la verdad- y, si me animo, intento hacer algo de malabarismos con ellas, pero de momento es algo que se me da muy mal. Pero ahí están, y quién sabe, quizás con tiempo y practica...

Día 23: 15 de marzo de 2018 (Jueves)


¡Cuán misteriosos pueden ser los lugares dónde vivimos! El contraste de las luces y las sombras, del silencio y los espacios estrechos y vacíos, de una altura que bajo un extraño efecto túnel nos sumerge hacia el suelo. Hasta los lugares más comunes pueden tornársenos siniestros cuando estamos solos...

Día 24: 16 de marzo de 2018 (Viernes)


Por fin llega el fin de semana, y hoy he decidido invertir parte de mi tiempo libre haciendo manualidades, recuperando una vieja máscara de gas desechada. Aún me queda mucho trabajo por delante, pero a base de irle pegando pedazos de material, mi idea ya va tomando forma...

Día 25: 17 de marzo de 2018 (Sábado)


La Cala s’Alguer (Palamós). Un lugar idílico de la Costa Brava, atrapado entre las aguas del Mediterráneo y los pinares de l’Empordà, en medio de una naturaleza que rebosa tranquilidad y un lugar que parece transportarnos a tiempos pasados. Una imagen casi mágica que conseguí captar cuando ya se ponía el sol...

Día 26: 18 de marzo de 2018 (Domingo)


Les Basses d’en Coll (Pals), con el Massís del Montgrí al fondo. Hoy ha sido un día intenso, de contrastes, que hemos decidido rematar dando un largo paseo por las Basses d’en Coll, un lugar de marismas, lagunas y pequeños canales y riachuelos atravesados por caminos de tierra prensada y senderos enfangados. Un lugar ideal para observar aves acuáticas, contemplar el cielo y ver una puesta de sol. Un lugar de paz y calma, aunque hacía mucho viento y frío, antes de que se acabe el fin de semana y tengamos que volver al insensible trajín de la civilización.

Día 27: 19 de marzo de 2018 (Lunes)


¡Pues nada! Hoy me apetecía meterme en la cocina para hacer pan y experimentar un poquito, y éste es el resultado: una amalgama de pan con zanahoria, cebolla, ajo, romero y tomillo. Soy consciente que su aspecto no es demasiado estético, pero puedo juraros que sabe de maravilla.

Día 28: 20 de marzo de 2018 (Martes)


Parte de mi caos: un pequeño detalle de mi estudio, donde se amontonan toda una serie de objetos que tienen una razón de ser o de estar ahí, aunque únicamente sea porque el desorden alimenta mi creatividad.

Día 29: 21 de marzo de 2018 (Miércoles) 


Hoy hemos salido a pasear caminando desde casa y, después de salir de la ciudad y atravesar un bosque, se nos ha ofrecido esta imagen que se me antoja casi idílica. ¡Cómo me gustaría vivir en medio del campo, a tan solo un paso de la naturaleza!

Día 30: 22 de marzo de 2018 (Jueves) 


Reconozco que sin el sabor picante, mi vida no sería la misma. Mi debilidad por todo lo picante me puede, y como muestra, he aquí algunos de los imprescindibles que nunca deben faltar en casa... ¡Eso, sin contar la multitud de especias de las que disponemos!

Día 31: 23 de marzo de 2018 (Viernes) 


Una de las mejores cosas de salir a pasear por la naturaleza es buscar esos pequeños detalles que nos fascinan. En este caso, un simple tocón de un àrbol cortado sobre el que han crecido esta multitud de setas de singular belleza...

Día 32: 24 de marzo de 2018 (Sábado) 


Día de lluvia pero, en nuestro balcón, las aves siempre tienen un refugio y comida. Ésta es una de las razones por las que, además de disfrutar de su constante compañía a diario, además podemos conseguir algunas fotos como ésta.

Día 33: 25 de marzo de 2018 (Domingo) 


A veces observo el mundo creyendo que yo soy el observador para, cuando levanto la cabeza, descubrir que en realidad soy el observado...

Día 34: 26 de marzo de 2018 (Lunes) 


Estos últimos días son días grises, de aquellos que poco a poco van socavándote el ánimo. Pero por otro lado, tienen algo bueno: la contemplación de los maravillosos contrastes de luces y sombras que se forman en las nubes cambiantes de formas caprichosas.

Día 35: 27 de marzo de 2018 (Martes) 


La Plaça dels Jurats, Girona. Una de las zonas más bellas y tranquilas del Casc Antic de la ciudad, atrapada entre el río Galligants, las murallas y la catedral, donde la naturaleza se mezcla con la arquitectura de corte medieval.

Día 36: 28 de marzo de 2018 (Miércoles)


Hoy, paseando alrededor del río Ter, que pasa a pocos metros de casa, íbamos observando la naturaleza que nos envolvía a la vez que veíamos parte de la basura humana que se acumula en el mismo. Ha sido entonces cuando hemos encontrado este pequeño pegaso arcoíris (uno de los ponis de My Little Pony) entre las piedras, la arena y el lodo. Una pequeña excusa para hacer una fotografía donde lo natural, lo artificial y lo fantasioso se juntasen para formar una extraña composición de colores y hallar cierta belleza y armonía. Pero a pesar de todo, no se me olvida que esta figurita era una pieza más de toda la basura que hemos visto contaminando las aguas del río o sus orillas: botellas de plástico y cristal, botes de desodorantes roll on, guantes de plástico, latas de aluminio y tetrabriks vacíos, trozos de tela, una bala nerf, restos de obras y etiquetas de papel, entre muchas otras cosas difíciles de clasificar, pero claramente de facturación humana. ¿Hasta cuándo? ¿Cuándo dejaremos de destruir nuestros ríos, nuestro entorno, con toda la basura que producimos y no reciclamos, contaminando las aguas de todos? No sólo de todos los seres humanos, sino de todos los seres vivos... ¡Somos monstruos sin conciencia!

Día 37: 29 de marzo de 2018 (Jueves)


¿Y qué le voy hacer? Una vez más, publico una fotografía de nubes, porque hace días que el cielo tiene esa luminosidad especial que combina los colores azules, grises y dorados para formar fotos de gran belleza incluso en el corazón de las ciudades...

Día 38: 30 de marzo de 2018 (Viernes)


La belleza de una flor de diente de león siempre atrae mi mirada. Ver una abeja en ella, despierta mi esperanza...

Día 39: 31 de marzo de 2018 (Sábado)


Tienda de antigüedades en Cervera (en la comarca de la Segarra). ¡Y no es sólo la tienda! Toda la ciudad tiene un “no sé qué” mágico, de encantamiento, que parece transportarnos a otro mundo, especialmente si la visitas después de la caída del sol, con la fabulosa arquitectura de sus edificios, o el inacabable, estrecho y enigmático Carreró de les Bruixes (que se podría traducir como la Callejuela de las Brujas), que sumido en las penumbras nos regala los sentidos con extrañas visiones y sonidos que parecen transportarnos a otro mundo a lo largo de su recorrido.

Día 40: 01 de abril de 2018 (Domingo) 


¡Un año más en la Fira Medieval d’Hostalric! No hace falta decir más...

Día 41: 02 de abril de 2018 (Lunes) 


Costillas de cerdo con mostaza y miel con guarnición. ¡Me han quedado absolutamente deliciosas! Y más que lo estaban hoy, después de haberse macerado durante dos días en su propia salsa. Tendré que publicar la receta... Aunque reconozco que casi siempre que como carne me pregunto que vida habrá tenido el pobre animal sacrificado. No estoy en contra de comer carne -¡es evidente que como!-, pero tengo claro que hay que cambiar el modo en que se trata a los animales que nos sirven de alimento, convertidos en un negocio donde a menudo son vistos como meros productos, como "cosas", y no como los son, seres vivos capaces de pensar y de sentir. Creo que aunque nos alimentemos de ellos, antes de llegar a nuestra mesa todos ellos merecerían tener una vida digna y disfrutar de cierta paz y libertad que se les niega, aunque sabemos perfectamente que es posible. Y eso por no hablar de los hábitos de consumo...

Día 42: 03 de abril de 2018 (Martes) 


El muérdago reseco que tenemos colgado en la mirilla de la puerta de la entrada. ¡Me encanta su aspecto y el juego de luces y sombras que hacen sus pequeñas ramas sobre el fondo blanco de madera!

Día 43: 04 de abril de 2018 (Miércoles)


Los tres microacuarios que tenemos en la cocina: tres pequeños ecosistemas que comparten unas pocas plantas acuáticas, algunas algas, caracoles, copépodos, ostrócodos y algunas planarias.

Día 44: 05 de abril de 2018 (Jueves) 


Detalle de una flor de romero. Pero no un romero cualquiera, ¡no! Es una de las muchas flores de uno de los romeros de nuestro balcón.

Día 45: 06 de abril de 2018 (Viernes)


En Cataluña se ha creado una corriente de solidaridad que va más allá de la política y las leyes rancias. Desobediencia pacifista que ha pasado a convertirse en símbolo, arte urbano, rebelión creativa, pero, ante todo, una demanda a la Libertad. Pero ante todo, se ha creado fuerza a un movimiento que ha hecho caer máscaras y destapado la realidad hipócrita de la falsa democracia en que aún vive España, y de la que tantos y tantos españoles, al igual que los catalanes, quieren escapar... Porque se intenta apresar a las personas por sus ideas, y someterlas con sus miedos, con la amenaza de una ley que sólo sirve a los intereses de corruptos, y que el nacimiento de algo nuevo sólo puede ser peor, con tal de evitar un cambio que los mostrará como lo que realmente son.

Día 46: 07 de abril de 2018 (Sábado)


Me distraigo con facilidad, ¡lo sé! Tengo tendencia a ir mirando las nubes y las musarañas, voy por el mundo pensando en la luna, mundos lejanos y civilizaciones fantásticas. Así, es normal que empiece muchas cosas, pero acabe dejándolas siempre a medias, porque pronto mi atención se dirige a otra parte...

Día 47: 08 de abril de 2018 (Domingo)


La entrada de una casa de Sant Vicenç de Calders (en la comarca del Baix Penedès). ¡Nos dejó enamorados!

Día 48: 09 de abril de 2018 (Lunes)


Hay libros que llegan a marcarte la vida. Éste es, en mi caso personal, uno de ellos: Mitología general de Félix Guirand. Y desde ayer, después de una búsqueda de muchos años, obra en mi poder. Tengo un sentimiento de felicidad que no sabría explicar...

Día 49: 10 de abril de 2018 (Martes)


¡Tenemos un pequeño Totoro en casa!

Día 50: 11 de abril de 2018 (Miércoles)


Repartidos por distintos lugares de casa guardo, a modo de "decoración", diferentes objetos de fabricación propia que he utilizado en alguna ocasión con alguno de mis disfraces, como este brazal que utilicé en una convención steampunk.

Día 51: 12 de abril de 2018 (Jueves)


Hay tardes grises, como hoy, en que simplemente me siento en mi estudio, frente a mi ordenador y, mientras voy escribiendo, de vez en cuando voy echando una mirada nostálgica al cielo a través de las macetas con romero, tomillo y orégano que descansan en el alféizar de la ventana.

Día 52: 13 de abril de 2018 (Viernes)


La compra del viernes: la edición integral de 13 Rue del Pércebe, un nuevo tomo de Marvel Limited Edition (el sexto de siete) que recoge parte de colección clásica de Shang-Chi -el héroe de las artes marciales de Marvel por excelencia-, la edición integral de Reino de Reyes (una muy buena saga de la Marvel más cósmica), un cómic de grapa de Inhumanos (por aquello de ir siguiendo aún alguna colección mensual) y dos libros de leyendas, Llegendes de l'Anoia y Barcelona màgica.

Día 53: 14 de abril de 2018 (Sábado)


Después de las lluvias, ¿qué mejor que salir de casa y, a doscientos metros de ella, comprobar la crecida del río Ter entre la explosión de verdor primaveral?

Día 54: 15 de abril de 2018 (Domingo)


Un detalle de una de las 13 ocas que, debido a una tradición y una leyenda, viven permanentemente dentro del claustro de la Catedral de Barcelona. Nos enamoró su mirada...

Día 55: 16 de abril de 2018 (Lunes)


Pues nada, como hoy iba apurado y no me he acordado de hacer ninguna foto relevante, a última hora de la noche, y antes de irme a dormir, decidí fotografiar parte de los estantes de mi estudio, donde hay algunos de los cómics, libros y DVDs que tengo diseminados por casa y el trastero. Pero lo reconozco, lo que aquí se ve es nada comparado con el total de lo que atesoro. ¡A veces me da miedo!

Día 56: 17 de abril de 2018 (Martes)


Un paseo por el Barri Vell de Girona nos regala con el color de las frutas de una de esas tiendas que aún despiden esa esencia de pequeño comercio que entre todos deberíamos conservar...

Día 57: 18 de abril de 2018 (Miércoles)


Limonadas en el balcón: con el buen tiempo, ha llegado el momento de disfrutar de nuestro pequeño oasis casero tomando el refrescante zumo de unos limones recién exprimidos, con agua, azúcar y hielo. ¡Qué bien se está tomando el fresquito en casa!

Día 58: 19 de abril de 2018 (Jueves)


¡La charca de nuestro balcón! Una gran maceta en la que hay plantado un gandul -que no puede observarse en la foto, aunque en la misma aparece parte de su tronco-, donde hay metido un cubo de plástico repleto de agua, con una base de tierra y grava y algunas plantas acuáticas en su interior. Una pequeña charca que provee constantemente de agua a los pajaritos y aves que pueden agarrarse a los troncos que hemos dispuesto sobre el agua. Un lugar muy concurrido por los gorriones, comunes y molineros, y las tórtolas turcas, aunque también visitado por algunas currucas cabecinegras y capirotadas, petirrojos, carboneros y herrerillos comunes, palomas y urracas... Y alrededor de este pequeño oasis han ido creciendo multitud de plantas que le dan un toque de verdor y un aire natural. Más de tres años funcionando y aún a veces me quedo perplejo observándola.

Día 59: 20 de abril de 2018 (Viernes)


En cualquier grieta se esconde la esperanza, o la capacidad de la naturaleza de sobrevivir a cualquier obra humana...

Día 60: 21 de abril de 2018 (Sábado)


Cabanelles (comarca del Alt Empordà). Un pueblo diminuto pero con mucho encanto...

Día 61: 22 de abril de 2018 (Domingo)


En un pequeño rincón idílico de la comarca del Moianès se esconde el roure de Giol (roble de Giol), un árbol monumental legendario.

Día 62: 23 de abril de 2018 (Lunes)


Hoy es Sant Jordi, uno de los días más grandes de Catalunya. Libros, flores y dragones... Un día laborable pero que en espíritu es uno de los más representativos y festivos...

Día 63: 24 de abril de 2018 (Martes)


Mamá pato. Hasta ocho patitos contamos...

Día 64: 25 de abril de 2018 (Miércoles)


Pues nada, parece que las tórtolas que nos visitan a diario en el balcón han tenido un pichón (el pequeñín de la derecha), y han venido a presentárnoslo... ¡o más bien han venido a presentarle la mesa de la comida para pájaros!

Día 65: 26 de abril de 2018 (Jueves)


En jurisprudencia hay dos tipos de violencia: la física y la moral. ¿Si no te agrieden físicamente lo consideran abuso, pero no agresión? ¿Si no te resistes por miedo a ser dañado no es agresión por parte de quién ejerce su presunta superioridad, ya sea con un arma, su fuerza física o su número? ¿No hay violencia moral, entonces? Eres mujer (aunque para el caso tyambién podrías ser un niño, o un hombre), vienen cinco individuos (por llamarlos de algún modo) hacia ti, cada uno de ellos por si solo físicamente más fuerte que tú, te arrinconan en un lugar cerrado, te obligan a hacer lo que ellos quieren, ¿y si no gritas o no te resistes, eso no es agresión? Cinco individuos, estando tú sola, y tienes que gritar y oponerte, resistirte, para que corras el riesgo de que, además de la violación, te mutilen la cara, te destrocen las costillas, te pateen o te maten, ¿simplemente para que entonces unos "magistrados" puedan considerar que ha habido agresión? ¿No cuenta para nada la humillación, la vergüenza o la degradación a la que te someten en contra de tu voluntad? No te dejas penetrar, ni practicas felaciones porque tú lo desees o quieras, se trata de mera supervivencia.

Día 66: 27 de abril de 2018 (Viernes)


Apenas unos 200 metros de mi trabajo y a menos de 200 metros del mar tengo este imponente edificio: el castell (castillo) o monestir (monasterio) de Sant Feliu de Guíxols.

Día 67: 28 de abril de 2018 (Sábado)


Ésta es "Gatina" -la llamamos así por ponerle un nombre-, una gata muy simpática, sociable y mimosa a la que conocimos hace algo más de dos años en la Vall de Sant Daniel, un lugar al que vamos frecuentemente a caminar. Cuando vamos a pasear por esa zona siempre la pasamos a saludar, y ella siempre nos recibe con un pequeño maullido, su cola bien erguida, su avispada mirada y, cuando jugamos con ella, sus cálidos ronroneos. En cierto modo ha llegado a formar parte de nuestras vidas, del mismo modo en que lo hacen algunas personas...

Día 68: 29 de abril de 2018 (Domingo)


Paseando por el campo al atardecer, recogimos esta imagen de lo que nos pareció un lugar idílico donde vivir...

Día 69: 30 de abril de 2018 (Lunes)


A veces -y sólo a veces- recogemos plantas y flores de nuestros paseos por el campo, algunas más exóticas que otras. Me fascina la belleza y variedad de sus formas y colores, sus aromas, y el toque de vida y esplendor que regalan a nuestros sentidos...

Día 70: 01 de mayo de 2018 (Martes)


¡Todos los animales merecen una vida digna! Soy consciente que muchas animales se crían para servir de alimento, pero ¿tan difícil sería que hasta que llegue la fatídica hora de su sacrificio vivieran en paz, libres, en medio de la naturaleza? Disfrutar de una vida apacible dentro de lo posible...

Día 71: 02 de mayo de 2018 (Miércoles)


Un par de plantas carnosas que son a la vez una pequeña compañía y el recuerdo de que una pequeña parte de la naturaleza también puede descansar sobre la pequeña mesa de nuestro balcón.

Día 72: 03 de mayo de 2018 (Jueves)


Linda. Linda, éste es el nombre que figura a los pies de una pequeña escultura de una perra que veo a menudo cuando trabajo por las calles de Sant Feliu de Guíxols. Hace tiempo que descubrí su efigie y me llamó poderosamente la atención. ¿Quién fue Linda?, me pregunto. ¿Porqué erigirían esta escultura en su honor? En la placa dorada que hay adosada en el pedestal sobre el que descansa esta estatua únicamente consta que esta escultura fue una donación hecha por Joan Llobet i Gispert el 31 de octubre de 2014. ¿Quién fue Joan Llobet i Gispert? ¿Qué significó Linda para él? ¿Porqué quiso dedicarle este monumento? Es poco lo que he averiguado hasta ahora: Joan Llobet i Gispert falleció en Sant Feliu de Guíxols el 24 de noviembre de 2017, a los 87 años de edad, su esposa también falleció, y dejó detrás de sí dos hijas. Y sin embargo, contemplo el recuerdo grabado en piedra de Linda, y creo entrever una historia de devoción y amor, no ya de una perra hacia un hombre, sino de un hombre hacia un animal que fue su amigo y compañero. Una historia que, si la escuchase, quizás me llegaría directa al corazón.

Día 73: 04 de mayo de 2018 (Viernes)


Ya lo he dico un montón de veces y nunca me cansaré de repetirlo: ¡me encantan los micromundos! Las formas y colores de un líquen sobre un viejo poste de madera seco y resquebrajado me evoca extraños mundos y microecosistemas que se me antojan casi alienígenas, aunque forman parte de nuestro propio mundo. ¡Es la complejidad de la naturaleza en sus cosas más simples!

Día 74: 05 de mayo de 2018 (Sábado)


A veces -¡de hecho, casi siempre!- improvisamos lo que haremos durante el fin de semana sobre la marcha. Hoy, después de una mañana algo gris donde nuestros planes se han torcido a causa de la lluvia, hemos decidido improvisar una sesión fotográfica en un paraje ideal para ello...

Día 75: 06 de mayo de 2018 (Domingo)


Una pequeña parte de mi trastero, un lugar mágico entre luces y sombras donde, entre bolsas, cajas y armarios, se esconden buena parte de mis sueños, aficiones y objetos inútiles a los que algún día espero darles un uso.

Día 76: 07 de mayo de 2018 (Lunes)


"Hadas", de Brian Froud y Alan Lee. Sin duda uno de los libros que marcó mi vida. Y recuerdo perfectamente el día en que me lo regalaron. Fue mi tiet (tío) Ton, durante las fiestas de la Patum de Berga, allá en los años 80. Entramos en una librería (no recuerdo exactamente porque razón), y allí vi el libro, y al instante me quedé prendado de él. Algo debió notárseme en la mirada o quizás cambió la expresión de mi rostro cuando lo contemplé, porque mi tío me preguntó si me gustaba, y al contestarle afirmativamente, simplemente me lo compró. No era dado a hacer regalos de ese tipo (sí, en cambio, a pagarnos refrescos, helados y opíparas comidas en cualquier bar o restaurante), pero ese día simplemente me preguntó si me gustaba ese libro y me lo compró, sin más. Es uno de mis libros más queridos, y uno de mis regalos más preciados. La primera edición de este libro que se hizo en España, y un recuerdo imperecedero de la persona que me lo regaló.

Día 77: 08 de mayo de 2018 (Martes)


Una abeja, una espiga, una flor... El verde y el agua impregnan este paseo por el campo que, de alguna manera, nos libera del peso de la turba humana, de las obligaciones, de la coacción a la libertad natural. Un espacio para nosotros, un espacio para escapar, para vivir y sentir la vida.

Día 78: 09 de mayo de 2018 (Miércoles)


Hace ya un par de días que llueve por la tarde. Cuando sales a la calle los olores son más intensos, la ciudad huele más a ciudad, y el campo, a campo. Vamos a pasear y el agua impregna las plantas, la tierra, el aire...

Día 79: 10 de mayo de 2018 (Jueves)


Hay días en que la rutina de lo cotidiano nos absorbe y pesa mucho más que las vivencias diarias. El trabajo, el sueño, la casa... Llega la noche, ha pasado todo el día, lavas los platos, y cuando estás a punto de acostarte te das cuenta que hoy has hecho poco para escapar de la prisión del día a día que tan a menudo nos atrapa.

Día 80: 11 de mayo de 2018 (Viernes)


Fuente en els Jardins de la Devesa, apenas a unos diez minutos de casa. Solemos venir a esta zona para observar a los pájaros o peces...

Día 81: 12 de mayo de 2018 (Sábado)


Poco hay que decir de esta foto. Simplemente vi una mariposa sobre la flor de un cardo, y quise retener su imagen porque me llamó la atención lo vivido de sus colores.

Día 82: 13 de mayo de 2018 (Domingo)


Un pequeño troll noruego que tengo en casa desde... desde... ¡Bien, no recuerdo desde cuándo! Pero hace ya muchos años, ¡décadas! Es un recuerdo de mi tieta Teresa, que me trajo de sus vacaciones en Noruega, y que atesoro con mucho cariño, como si de nuestro pequeño follet (especie de duende catalán) de la casa se tratase.

Día 83: 14 de mayo de 2018 (Lunes)


A medida que voy publicando fotos de esos pequeños detalles de mi día a día, veo que el color verde predomina sobre el resto de colores. No sé que tiene este color que tanto me atrae: paz, armonía, vida, conexión con naturaleza...

Día 84: 15 de mayo de 2018 (Martes)


Girona, temps de flors. Como cada año la ciudad de Girona se viste de flores, de arte, de imaginación y creatividad. Y lo cierto es que este año no iré a visitar toda la parafernalia que se monta con esta celebración porque las aglomeraciones de humanidad me molestan. Pero eso no quita que, cuando camino por mi ciudad, vea pequeños detalles de esta celebración o exposición que celebra el esplendor de los colores de las flores y el deseo humano de crear. Y sin duda, de lo que he ido viendo estos días, este rincón es uno de los que más me ha llamado la atención. No el más creativo o imaginativo, pero sí el que me ha hecho sentir, sólo de mirarlo, un gran bienestar, como un rincón de remanso y de paz.

Día 85: 16 de mayo de 2018 (Miércoles)


Detalle de una chumbera. ¡Simplemente me ha fascinado! ¡Y toda la planta estaba igual!

Día 86: 17 de mayo de 2018 (Jueves)


Diccionario ilustrado de los monstruos, de Massimo Izzi. Uno de mis libros de referencia, y que ahora estoy usando para preparar un nuevo artículo sobre mitología.

Día 87: 18 de mayo de 2018 (Viernes)


¡Qué gran idea! Hoy, a lo largo de toda una carretera que cruza campos y bosques he ido encontrando carteles de este tipo. Y parece que han dado resultado, pues prácticamente no he visto basura en ninguna parte de los arcenes del camino. Ojalá se vieran más iniciativas así, y la gente respetase más la limpieza y el reciclaje, independientemente de que sea en la naturaleza o las ciudades. Simplemente se trata de ser cívicos, y respetar el planeta y la vida.

Día 88: 19 de mayo de 2018 (Sábado)


Día nublado y de lluvia. Teníamos planes para hoy, pero la amenaza constante de tormenta nos ha hecho tirar atrás. Sin embargo, hemos decidido ir a pasear por los campos de Sant Gregori, a pocos kilómetros de casa, y disfrutar de un paseo más a través de la naturaleza y respirar aire puro.

Día 89: 20 de mayo de 2018 (Domingo)


Guimerà, en comarca de l'Urgell, Lleida. Una de las muchas visitas que hemos hecho hoy por algunas de las comarcas de Lleida y Tarragona. Sin duda uno de los pueblos medievales más bellos de Cataluña.

Día 90: 21 de mayo de 2018 (Lunes)


Uno de los libros imprescindibles de nuestro hogar, y una guía que nos acompaña en casi todos nuestros viajes.

Día 91: 22 de mayo de 2018 (Martes)


En casa tenemos un par de balcones y queremos llenar los rincones de cada uno de ellos con el verdor de la vida: plantas que con sus hojas y sus flores atraigan a pequeños insectos y arañas, y estos, a su vez, atraigan a pequeños pájaros o salamanquesas. Un pequeño ecosistema en casa. Ojalá todo el mundo llenará sus casas de verdor y regalase vida.

Día 92: 23 de mayo de 2018 (Miércoles)


¡Una de mis triologías preferidas! A saber las veces que he visto ya estas películas...

Día 93: 24 de mayo de 2018 (Jueves)


Sobre mis aventuras oníricas: desde mi adolescencia, me he dedicado a tomar nota de buena parte de los seres y monstruos con los que sueño cuando duermo; muchas de estas criaturas son producto de cómics y libros que he leído, o de series y películas que he visto, pero otra gran cantidad de ellos han nacido de mi imaginación. Este esbozo a color, hecho hoy por mi pareja basándose en un boceto previo mío a bolígrafo, es una de estas últimas criaturas oníricas que pueblan mi mundo. Era una especie de extraña semidivinidad de las tormentas... El caso es que su interpretación me ha hecho gracia y por eso he querido publicarla aquí.

Día 94: 25 de mayo de 2018 (Viernes)


Cuando llegas a casa dispuesto a hacer dieta a base de zumos, yogur y piña durante el fin de semana y descubres que tu pareja ha hecho lazos sorianos. ¡Oh, diablos! Creo que dejaré la dieta para un poco más adelante...

Día 95: 26 de mayo de 2018 (Sábado)


Visita a un campamento vikingo. La promesa de nuevas aventuras por llegar...

Día 96: 27 de mayo de 2018 (Domingo)


La ermita de Sant Quirze i Santa Julita de Merlant, en la comarca del Pla de l'Estany. Un lugar mágico escondido entre la frondosidad del bosque...

Día 97: 28 de mayo de 2018 (Lunes)


Un arrendajo común (Garrulus glandarius) en el parque de la Devesa de Girona. No puedo evitarlo, como todos los córvidos, estos pájaros me caen muy bien.

Día 98: 29 de mayo de 2018 (Martes)


Paseando por los caminos de Estanyol, en el municipio de Bescanó, comarca del Gironès, mientras el sol va cayendo lentamente hacia su ocaso.

Día 99: 30 de mayo de 2018 (Miércoles)


¡A veces una buena cena es todo lo que el cuerpo necesita! Algo sencillo, pero con sabor, como puré de patatas cargado de finas hierbas y dos trozos de chorizo bien frito, que al comer poca carne habitualmente, quizás se agradece más.

Día 100: 31 de mayo de 2018 (Jueves)


Hoy mi día ha venido marcado por una inmensa caravana volviendo del trabajo. ¿La causa? Un pequeño incendio probablemente provocado por la colilla de un conductor fumador desaprensivo. ¿No aprenderemos nunca? ¿Hasta cuándo incendios causados por personas estúpidas que con su asqueroso hábito de fumar y de lanzar su basura por una ventanilla destrozan bosques, campos, naturaleza, belleza, y las miles y miles de vidas de plantas y animales sólo por su gesto despreocupado de egocentrismo mental? Hace tiempo que creo que fumar dentro de un coche o lanzar las colillas de tabaco al suelo, aunque estén apagadas, debería estar penado por la ley con multas millonarias...

Día 101: 01 de junio de 2018 (Viernes)


Que la mitología es una de mis debilidades no es un secreto. Me encanta la mitología universal, pero también la mitología local o, si alguno lo prefiere, el folklore regional, con sus duendes, hadas, demonios y toda su miríada de seres fantásticos. En ese sentido, la mitología catalana es mi debilidad, porque llevo años estudiándola, pero siempre tengo espacio para más, y un lugar tan mágico como Galicia tiene mucho que aportar.

Día 102: 02 de junio de 2018 (Sábado)


Hoy he salido a pasear con un viejo amigo al que no veía desde hacía tiempo, que me ha llevado a visitae algunos de esos caminos escondidos que hay alrededor de su casa mientras charlábamos de nuestros problemas y de la vida. Caminar entre campos, bosques de ribera y charcas... ¡Necesitaba desconectar!

Día 103: 03 de junio de 2018 (Domingo)


Me encantaría tener unos vastos conocimientos de biología y entomología para poder conocer cada uno de los insectos y otros invertebrados que viven o nos visitan en el balcón. Algunos de estos animales los conozco, pero otros no. ¿Qué especie de escarabajo es ésta que nos ha visitado hoy en nuestro balcón?

Día 104: 04 de junio de 2018 (Lunes)


Uno de esos pequeños detalles que atraen mi mirada durante mis paseos. En este caso, simplemente una grieta en la baranda de madera de un pequeño puente de madera...

Día 105: 05 de junio de 2018 (Martes)


The Young Ones (Els joves, en catalán), fue una de las series que marcó mi juventud, con su humor loco y absurdo. Quizás por eso, cuando salió en DVD tuvo que pasar a formar parte de mi colección...

Día 106: 06 de junio de 2018 (Miércoles)


Después de la lluvia, nada como dar un pequeño paseo para observar como salen los caracoles...

Día 107: 07 de junio de 2018 (Jueves)


Un día más ha llovido aquí, en Girona. Pero tras la lluvia, nos toca dar un largo paseo, sintiendo el aire más limpio, más puro...

Día 108: 08 de junio de 2018 (Viernes)


El río Onyar en su paso por Girona. ¡Me encanta esta visión!

Día 109: 09 de junio de 2018 (Sábado)


El Pedraforca, una de las montañas mágicas catalanas por excelencia. Y a sus pies, descansan una multitud de pequeños pueblecitos cargados de historias y leyendas. Hoy hemos ido a cazar algunas de esas leyendas.

Día 110: 10 de junio de 2018 (Domingo)


¡Son ya muchos los días continuos de lluvia! Y sin embargo, tras cada aguacero, al salir a caminar, la naturaleza nos regala una gran multitud de estímulos para los sentidos: los olores, los colores, los cantos, el frescor en el aire...

Día 111: 11 de junio de 2018 (Lunes)


Gon, de Tanaka. Uno de mis cómics favoritos. Sus páginas en blanco y negro rebosan de una espectacularidad y belleza increíbles, siempre entre impresionantes paisajes naturales donde el mundo animal se vuelve en el protagonista. Un cómic donde no hay palabras, ni letras, tan sólo imágenes que narran las peripecias de su protagonista, una especie de Godzilla en miniatura capaz de arrasar con todo aunque no exento de ternura. Uno de esos cómics que no se olvidan.

Día 112: 12 de junio de 2018 (Martes)


Can Clarà. Hay lugares que frecuentemente nos pasan desapercibidos, aunque realmente están cargados de historia, una historia a menudo olvidada, a veces violenta. Éste es el caso de Can Clarà, los restos de una pequeña masía escondida entre los bosques de las montañas que separan Girona y Banyoles. Sus restos pueden parecer las ruinas de una vieja masía abandonada, pero lo cierto es que sus paredes aún guardan muchos recuerdos: Can Clarà es el lugar donde se hospedó y pasó su última noche, Quico Sabaté, el último anarquista, el que fuera considerado por los medios de comunicación españoles de su época el Enemigo Público Número Uno. El año 1959, durante su exilio en Francia, Quico Sabaté recibió la carta de un viejo compañero suyo que había sido arrestado en Barcelona y condenado a 30 años de prisión. Como hombre de acción, leal a sus amistades, decidió realizar una incursión de rescate en territorio español junto a los hombres de su partida de maquis. Del 17 de diciembre de 1959 al 3 de enero de 1960, Quico y sus hombres consiguieron evadir las patrullas de la policía francesa y de la Guardia Civil apostadas por el Pirineo, pero, finalmente, el 4 de enero de 1960, encontrándose refugiados en la masía de Can Clarà, fueron sorprendidos y acorralados por la Guardia Civil. Tras un intenso tiroteo, todos los hombres de la partida de Quico murieron, excepto él, que consiguió huir gravemente malherido en una nalga, un muslo y el cuello. Casi milagrosamente, considerando su estado, cruzó el río Ter y llegó a Fornells de la Selva, donde subió a un tren con la intención de llegar a Barcelona. Descubierto por el maquinista, saltó a otro ferrocarril, pero la Guardia Civil ya seguía de cerca su pista a causa del aviso de los ferroviarios. Ya en las cercanías de Sant Celoni saltó del tren en marcha y, una vez en el pueblo, cuando buscaba un médico para que le atendiera, cayó muerto tras un tiroteo con el somatén Abel Rocha. Eran las 8 de la mañana del 5 de enero de 1960 y Quico tenía 44 años. Su vida inspiraría dos películas: Y llegó el día de la Venganza, (Behold A Pale Horse, 1964), de Fred Zinnemann. con Gregory Peck interpretando a Quico Sabaté, y Metralleta Stein (1974), de José Antonio de la Loma. Estos son algunos de los secretos que puede esconder las ruinas de una simple casa: estos son algunos de los secretos de can Clarà.

Día 113: 13 de junio de 2018 (Miércoles)


¡Dos centímetros de sapito común! Un pequeño sapo común (Bufo bufo) que encontramos paseando por las orillas del río Onyar, cerca de la pequeña población de Sant Dalmai.

Día 114: 14 de junio de 2018 (Jueves)


Hay caminos que necesitan ser explorados. Y ninguno de ellos me atraen más que esos senderos de tierra que se pierden entre los campos o los bosques...

Día 115: 15 de junio de 2018 (Viernes)


El poder de la naturaleza es capaz de engullir la mano destructora del hombre. Quizás no hoy, ni mañana, pero algún día, todo el mal que el hombre ha hecho a la naturaleza desaparecerá y nacerá un mundo nuevo.

Día 116: 16 de junio de 2018 (Sábado)


Pequeño grillo sobre una flor. Un grillo de pocos días, que apenas tenía el tamaño de un pulgón (alrededor de 2mm), resposando sobre los pétalos de una flor. Esta imagen es tan solo un pequeño detalle de una fotografía mucho más grande que tomé de una flor a los pies del Pedraforca (en la comarca del Bergadà), al que volvimos después de que la visita de la semana anterior alrededor de los pueblos de dicha montaña se nos hizo corta.

Día 117: 17 de junio de 2018 (Domingo)


La Font del Bisbe es uno de esos rincones mágicos que se esconden en la Vall de Sant Daniel, en Girona, uno de los lugares a los que vamos frecuentemente a pasear.

Día 118: 18 de junio de 2018 (Lunes)


A veces me conformaría con tener un pequeño jardín como éste...

Día 119: 19 de junio de 2018 (Martes)


Hoy hemos ido a dar una vuelta por el Estany de Sils. Era todo verdor...

Día 120: 20 de junio de 2018 (Miércoles)


En medio del verdor y la calma, el metal y la mano del hombre...

Día 121: 21 de junio de 2018 (Jueves)


La pequeña gárgola que reposa en uno de los estantes de mi estudio.

Día 122: 22 de junio de 2018 (Viernes)


Ayer empezó el verano, y aunque esta fotografía la tomé mientras estaba trabajando, ya se respiran los aires estivales de la mar.

Día 123: 23 de junio de 2018 (Sábado)


Noche de fiesta pagana. Este año hemos querido celebrar una noche de Sant Joan diferente a todas las anteriores, y por eso hemos decidido organizar nuestra primera fiesta pagana. Y para ello, nada mejor que muchos elementos naturales, luz de velas (aunque la foto la tomamos antes de apagar las luces), cerveza, música pagana y la indumentaria adecuada. Y, ¡cómo no!, sobretodo mucha, mucha ilusión y magia para la más mágica de las noches.

Día 124: 24 de junio de 2018 (Domingo)


Paseando por el Estany de Banyoles. Después de la noche de fuego de la verbena de Sant Joan, nada mejor que un poco de paz y tranquilidad junto a unas aguas apaciguadas...

Día 125: 25 de junio de 2018 (Lunes)


H.P. Lovecraft, uno de los autores que marcó mi modo de ver la literatura. Hoy he estado haciendo un revisionado de algunos de los libros que tengo de este autor, así como de otros autores (que aquí no muestro) relacionados con los mitos de Cthulhu.

Día 126: 26 de junio de 2018 (Martes)


Hoy he rescatado este vencejo común joven que aún no es capaz de volar. Para llevarlo a un centro de recuperación de aves -ya que ni Seprona, ni los Agentes Rurales podían recogerlo-, he tenido que hacer nada menos que 130 kilómetros entre viaje de ida y de vuelta. Pero, ¿sabéis qué? ¡Ha valido la pena! Puede que más adelante haga un pequeño artículo sobre ello...

Día 127: 27 de junio de 2018 (Miércoles)


13, Rue del Percebe. Realmente un cómic que ha valido la pena añadir a mi colección. ¡Anda que no llevo días sonriendo a medida que voy leyendo sus páginas!

Día 128: 28 de junio de 2018 (Jueves)


¡El largo camino a casa! Salir del trabajo, caminar esta larga calle para ir a buscar el coche un kilómetro más allá y después cuarenta kilómetros más de carretera... Llega un momento en el que lo peor del trabajo no es tanto el trabajo en sí mismo como el camino diario para ir y volver de él.

Día 129: 29 de junio de 2018 (Viernes)


¡Viernes de tapeo y cervecita!

Día 130: 30 de junio de 2018 (Sábado)


Puesta de sol en la Reserva Natural de Fauna Salvatge Illa del Fluvià. Este es el punto secreto desde el que podemos contemplar nutrias en estado salvaje...

Día 131: 01 de julio de 2018 (Domingo)


En el interior de Sant Miquel de la Roca, una iglesia edificada en el interior de una cueva enclavada en la pared de un precipicio...

Día 132: 02 de julio de 2018 (Lunes)


Grafiti bajo el puente (Girona). La libertad de un pez y su prisión...

Día 133: 03 de julio de 2018 (Martes)


Uno de los rincones de casa: un lugar donde se juntan la naturaleza muerta -piedras, conchas, ramilletes, frutos y ramas secos...- con cajas de madera, pistolas piratas y un extraño artilugio steampunk de fabricación propia.

Día 134: 04 de julio de 2018 (Miércoles)


Grietas en el asfalto. La naturaleza siempre acaba por imponerse sobre nefasta intervención de la mano del hombre. El asfalto agrietado por la fuerza de unas raíces y algunas pequeñas plantas aflorando a través de esas grietas, son solo un pequeño recordatorio de ese pequeño triunfo sobre el hombre.

Día 135: 05 de julio de 2018 (Jueves)


¡Planificando maldades! Hoy, reunión y cervecitas con un par de colegas para empezar a desarrollar historias a través de un mundo... ¡Hay que rolear más, campeones!

Día 136: 06 de julio de 2018 (Viernes)


¡Ya tengo mi propia Festiagenda! Una pequeña agenda comprada en un bazar chino para empezar a controlar eventos y fechas de los próximos proyectos en los que me quiero involucrar o participar. La festiagenda es una idea del terrible BerThor DragonFlame que está demostrando ser mucho más útil de lo que imaginaba, y por eso le he copiado la idea.

Día 137: 07 de julio de 2018 (Sábado)


Salamanquesa común (Tarentola mauritanica). Y no una salamanquesa común cualquiera, ¡no! Ésta es una de las pequeñas salamanquesas que viven en nuestro balcón desde hace tiempo, por lo que le tenemos un especial cariño.

Día 138: 08 de julio de 2018 (Domingo)


Detalles del estudio de mi pareja. Hay que reconocer que tiene mucho más gusto que yo y es mucho más ordenada. Con una simple mirada a su estudio ya siento placer visual...

Día 139: 09 de julio de 2018 (Lunes)


Visitantes nocturnos. Como tantas veces, hoy, ha aparecido un visitante nocturno en casa. Mariposas, polillas, mosquitos, escarabajos, efímeras, crisopas... Una multitud de insectos aparecen en nuestro hogar (especialmente en la cocina) atraídos por la luz... ¡Cómo me encantaría conocer cada una de estas especies, muchas de las cuales me resultan totalmente desconocidas! Pero agradezco esas pequeñas visitas, que me recuerdan que pese a vivir en una ciudad, el mundo natural aún forma parte de nosotros.

Día 140: 10 de julio de 2018 (Martes)


Los muros siempre me han fascinado. No cualquier muro, sino ese tipo de muros tras los cuales se intuye que detrás de los mismos hay un jardín o solar abandonado cubierto de árboles, maleza, vegetación y vida. Muros largos, viejos, con cierta solera... Recorrer esos largos muros por su parte exterior, intuyendo que detrás bien pudiera esconderse un mundo totalmente desconocido para nosotros.

Día 141: 11 de julio de 2018 (Miércoles)


Anocheciendo, después de una tormenta de verano junto al río... (El Pasteral, La Cellera de Ter). Una imagen que nos ha cautivado por lo idílico y misterioso, mientras escuchábamos el canto de diversas aves junto al río, escondidas entre el vapor y la niebla.

Día 142: 12 de julio de 2018 (Jueves)


Hay grafitis que, simplemente, me alucinan. Éste en concreto está en el pequeño pueblo de Medinyà...

Día 143: 13 de julio de 2018 (Viernes)


Cosas de casa. En este caso, un par de esculturas de resina de pistolas steampunk apoyadas sobre su pedestal que tengo en mi estudio. Reconozco que las compré por error creyendo que eran objetos funcionales.

Día 144: 14 de julio de 2018 (Sábado)


Ratas en el parque. Me encanta ver a estos pequeños mamíferos por los jardines botánicos de cierto parque cercano a casa, correteando de un lado al otro, nadando o dando alegres chapuzones en el agua del estanque. Son tímidas, pero fáciles de ver. ¡Me encantan!

Día 145: 15 de julio de 2018 (Domingo)


¡Cenas en la terracita! Normal, con este calor y sin aire acoondicionado en casa, ¿qué mejor lugar para cenar que en uno de los balcones de nuestra casa, sintiendo el viento sobre la piel, y con una buena jarra de cerveza fresca y buena compañía?

Día 146: 16 de julio de 2018 (Lunes)


Un par de escarabajos apareándose fotografiados por Montjuïc (Girona). ¿Amor interespecies o simplemente un marcado dimorfismo sexual?

Día 147: 17 de julio de 2018 (Martes)


Hoy necesitaba desestresarme después de una nefasta semana en el trabajo, y una de los mejores remedios para hacerlo es amasar pan. Pero no quería sólo hacer pan, sino también darle alguna forma... Al final he optado por hacer un delicioso pan de cebolla con tomillo y chorizo, y le he intentado dar forma de dragón. Sé que no es una maravilla, pero hay algo que sí puedo decir: ¡Hoy hemos cenado dragón! ¡Pandragón!

Día 148: 18 de julio de 2018 (Miércoles)


Uno de los rincones de nuestro huerto balconero. Parece que con el verano las plantas están ganando en frescor y verdor. Amo las plantas de nuestro balcón que cada día nos acercan a la naturaleza y atraen a más naturaleza a nuestro pequeño oasis, en forma de pájaros, salamanquesas, arañas e insectos...

Día 149: 19 de julio de 2018 (Jueves)


Una imagen tomada durante nuestro paseo nocturno de hoy. Dos gatos junto a una pequeña farola del cercado de una casa, que parecen confabular bajo su luz...

Día 150: 20 de julio de 2018 (Viernes)


El Pont de Pedra de Girona. Poco después de pasarme por mi librería de cómics habitual...

Día 151: 21 de julio de 2018 (Sábado)


Abadía de Santa María de Arles de Tec, en los Pirineos franceses. Ha valido la pena visitar este sitio ni que sea para olvidar los calores de verano. ¡Qué paz! ¡Qué tranquilidad! ¡Qué temperatura más agradable! Y de paso hemos aprovechado para cazar algunas fotografías para publicar algunas de las leyendas que nos dedicamos a cazar...

Día 152: 22 de julio de 2018 (Domingo)


Uno de los lugares más maravillosos -aunque no el único- que he descubierto visitando y yendo a cazar leyendas populares: Les Roques Encantades. Justo después de la lluvia...

Día 153: 23 de julio de 2018 (Lunes)


SOLEDAD... o cuando subes a tu trastero a las tantas de la noche.

Día 154: 24 de julio de 2018 (Martes)


La foto de hoy la dedico a la terrible tormenta y granizada que ha caído sobre Girona. Una de esas tormentas de verano que me gustan, para recordar, aunque soy consciente del gran mal que pueden ocasionar. Las dos piezas de granizo que muestro en la foto no hacen del todo justicia a lo que ha caído. Piedras de granizo de todos los tamaños, pero algunas mucho mayores que las que aquí se ven, que por otra parte ya estaban medio desheladas. Ahora el ambiente es más fresco y agradable, eso sí.

Día 155: 25 de julio de 2018 (Miércoles)


¡Nuevas lecturas! Fantasmes de Barcelona, de Sylvia Lagarda-Mata. Un libro que tenía pendiente de leer desde hace tiempo, y que he empezado justo hoy. Promete, ¡y promete mucho! Me dará una excusa genial para volver a visitar en un futuro la Ciutat Comtal para cazar lugares repletos de historia y de leyendas...

Día 156: 26 de julio de 2018 (Jueves)


Una cuarta parte de mi colección de DVDs... Creo que ya va siendo hora de que un día me ponga manos a la obra y los ripee todos, antes de que algunos de ellos queden inutilizables por el paso del tiempo. Ya me ha pasado con un par de ellos, ¡y eso que los cuido bien!

Día 157: 27 de julio de 2018 (Viernes)


La platja de Espolla, en la comarca del Pla de l’Estany. Incluso sin una gota de agua, este lugar me fascina...

Día 158: 28 de julio de 2018 (Sábado)


¡Salida legendaria! Algunos de los miembros de Leyendas Medievales hoy hemos salido de excursión para caminar, descubrir nuevos parajes, algunas leyendas y pasarlo bien. Somos gente seria, como se ve.

Día 159: 29 de julio de 2018 (Domingo)


Hoy he visitado el castell de Sant Miquel, un sitio al que antes iba frecuentemente a caminar, llegando a hacer esta ruta hasta tres veces por semana (durante una temporada llegé a hacerla hasta cinco veces por semana, ¡y de noche!). La distancia de mi casa hasta este castillo, ida y vuelta, aproximadamente es de unos 14 kilómetros. Será cuestión de volver a ponerse en marcha si quiero ponerme en forma...

Día 160: 30 de julio de 2018 (Lunes)


Noche en el hospital, en la Unidad del Sueño...

Día 161: 31 de julio de 2018 (Martes)


Pan tomàquet amb pernil! ¡Pan con tomate y jamón! Típica cena fría de verano, cuando en casa no tenemos ganas de cocinar.

Día 162: 01 de agosto de 2018 (Miércoles)


Desde el patio de mi edificio, el nuestro resulta ser el balcón más verde y más plantado (aunque en la imagen resulte difícil de apreciar). No me extraña que, en esas condiciones, el nuestro sea el más visitado por multitud de pequeños invertebrados, reptiles y pájaros que lo han convertido en su pequeño oasis particular.

Día 163: 02 de agosto de 2018 (Jueves)


De visita en casa de mis padres...

Día 164: 03 de agosto de 2018 (Viernes)


Uno de esos jardines con los que me cruzo cada día de verano cuando voy a trabajar... ¡Ya me gustaría tener uno de éstos!

Día 165: 04 de agosto de 2018 (Sábado)


Una hembra de cabra montés (capra pyrenaica) con su cabritillo, en el Parc Animalier des Angles (Capcir, Francia). Una breve escapada a los Pirineos franceses para huir de la ola de calor que asola estos días la península. ¡Y qué fresquitoS que hemos estado!

Día 166: 05 de agosto de 2018 (Domingo)


¡Hace ya un par de días que el girasol que tenemos en nuestro balcón luce así de hermoso!

Día 167: 06 de agosto de 2018 (Lunes)


¡Así me he presentado hoy al trabajo, con una zapatilla distinta en cada pie! ¡Y no me he dado ni cuenta hasta llegar allí, 45 minutos después de salir de casa! Por suerte los colores de una y otra no se diferencian demasiado porque sino, y trabajando de cara al público, no sé yo...

Día 168: 07 de agosto de 2018 (Martes)


Tempus fugit... El reloj de péndulo de mis padres que durante tantos años me sobresaltó cuando me quedaba solo en casa mirando películas de terror. ¡Ningún otro reloj me ha dado más sustos o me ha inquietado más cuando estaba ahí, con las luces apagadas, escuchando su inquietante tic-tac, tic-tac o picaba los cuattos y las horas con el reverberante sonido de su martillo!

Día 169: 08 de agosto de 2018 (Miércoles)


Paseando por el estany de Banyoles, uno de nuestros lugares favoritos, especialmente cuando se pone el sol...

Día 170: 09 de agosto de 2018 (Jueves)


Amaneciendo, de camino al trabajo...

Día 171: 10 de agosto de 2018 (Viernes)


¡Éste ha sido durante años uno de los peores instrumentos que nos ha convertido en esclavos! ¡Éste, que hoy en día ha sido sustituido por el teléfono móvil! Nos marca un horario, una pauta, nos hace ir con prisas... Pero hoy me he liberado de él por unos días. ¡Jajajajaja! ¡V-A-C-A-C-I-O-N-E-S!

Día 172: 11 de agosto de 2018 (Sábado)


Una esfinge colibrí (Macroglossum stellatarum) libando néctar de una flor. Su vuelo es rápido, ágil y, a veces, ruidoso. Hoy, por fin, pese a ser una mariposa que veo frecuentemente, he conseguido echarle una foto decente en pleno vuelo. Con algo tan sencillo, me siento muy feliz.

Día 173: 12 de agosto de 2018 (Domingo)


Una fotografía de un pequeño mito (Aegithalos caudatus) frente a nuestro balcón. ¡Adoro estos pájaros tan diminutos y algodonosos! Aunque es raro verlos delante de casa, últimamente aparece una pequeña bandada de estos simpáticos pajarillos visitando las moreras y ciruelos chinos que hay frente nuestra casa.

Día 174: 13 de agosto de 2018 (Lunes)


¡Un encuentro extraordinario! Hoy, mientras visitábamos la zona de Malniu (en la comarca de la Cerdanya), nos hemos tropezado con este zorro rojo que nos ha acompañado, precediéndonos siempre unos metros por delante, una parte del camino. Le he podido echar una buena cantidad de fotos, aunque la mayor parte del tiempo lo he empleado, simplemente, observando este bello y magnífico animal. No hay nada como la sensación de ver una criatura así en su medio natural.

Día 175: 14 de agosto de 2018 (Martes)


Tres amigos. Después de meses sin coincidir, hoy hemos quedado para celebrar noche de pizzas, charla y filosofadas.

Día 176: 15 de agosto de 2018 (Miércoles)


Cariño...

Día 177: 16 de agosto de 2018 (Jueves)


Abeja europea (Apis mellifera) sobre una flor de romero (Rosmarinus officinalis). La foto la he tomado en el pequeño huerto urbano que tenemos repartido entre los dos balcones de casa, en el que últimamente vienen a visitarnos una gran cantidad de insectos. De todos ellos, las abejas es una de las especies más estimadas.

Día 178: 17 de agosto de 2018 (Viernes)


Sírfido (de una especie que me resulta desconocida) sobre una flor de hinojo. Últimamente me ha dado por fotografiar insectos con mi cámara de bolsillo, y no salen malas fotos, teniendo en cuenta lo sencilla que es.

Día 179: 18 de agosto de 2018 Sábado)


Coipú (Myocastor coypus) joven. Pocas veces he tenido ocasión de fotografiar un mamífero en libertad desde una distancia tan corta (apenas me encontraba a 1,5 metros de él, y aunque me observaba, continuaba comiendo tranquilamente). Proveniente de Sudamérica, actualmente es considerado una especie invasora debido a que llegó desde Francia introducido por el hombre y se ha propagado con relativa rapidez. Sin embargo, aunque se están haciendo intentos por erradicarlo, es evidente que ha venido aquí para quedarse, y únicamente con el tiempo podrá decirse si este animal resulta realmente dañino para el ecosistema donde vive (Básicamente zonas húmedas y marismas), o simplemente ha venido a ocupar un nicho ecológico que desde hacía tiempo había quedado vacío. Sea como sea, me encantó tenerlo cerca durante unos minutos, dejándose fotografiar con toda la tranquilidad del mundo.

Día 180: 19 de agosto de 2018 (Domingo)


Me encantan las puertas de las viejas iglesias de pueblo, con sus ajadas puertas de madera requemadas por el sol cubiertas de refuerzos de hierro forjado y labrado en sinuosas formas.

Día 181: 20 de agosto de 2018 (Lunes)


El pequeño cementerio de Sant Daniel (Girona). Situado en las afueras de la ciudad de Girona, está en el camino que conduce al pie del inmenso paraje natural del Massís de les Gavarres, marcando el límite de la zona rural y el inmenso bosque mediterráneo que aún hay en esta zona.

Día 182: 21 de agosto de 2018 (Martes)


Inflorescencia en umbela madura de una zanahoria silvestre (Daucus carota) mostrando sus semillas de tonos violáceos. Si nos fijamos, en la parte izquierda superior de la fotografía también se aprecia una pequeña chinche rayada (Graphosoma lineatum) paseándose por un costado de la misma; este insecto es un visitante habitual todas las plantas pertenecientes a la familia de las apiaceae, como la que se muestra en esta imagen.

Día 183: 22 de agosto de 2018 (Miércoles)


La espera. Un par de perros atados a un aparcabicicletas de un supermercado esperando pacientemente a su dueño. Simplemente me han llamado la atención y los he querido fotografiar.

Día 184: 23 de agosto de 2018 (Jueves)


Camino. Un largo camino para pasear, para perderse entre arboledas y marismas. Un paseo para ver pájaros -aunque realmente pocos son los que he visto-, pero también para desconectar del trabajo y de la rutina diaria. Sólo por eso ya vale la pena caminar...

Día 185: 24 de agosto de 2018 (Viernes)


Paseando por el parque. Flores dels Jardins de la Devesa, Girona.

Día 186: 25 de agosto de 2018 (Sábado)


"Los pájaros", o cuando un millar de ojos de palomas te observan fijamente...

Día 187: 26 de agosto de 2018 (Domingo)


Después de haber estado parados casi todo el verano, por fin un nuevo entreno de Leyendas Medievales, esta vez como invitados. Fue un gran día, ¡y eso que fui el único que se perdió la comilona que le siguió!

Día 188: 27 de agosto de 2018 (Lunes)


¡Por fin ya son míos! Los dos tomos de Marvel Limited Edition dedicados a Ka-Zar, el "Tarzán" de Marvel que vive en la inhóspita Tierra Salvaje -localizada en algún lugar bajo los hielos de la Antártida- en un mundo poblado por criaturas prehistóricas, monstruos y extrañas razas humanas y no humanas. Siempre me gustó este personaje, sin ningún poder, salvo su habilidad natural, y su fiel compañero Zabú, un enorme tigre dientes de sable.

Día 189: 28 de agosto de 2018 (Martes)


Volviendo cargado del supermercado con las típicas bolsas de rafia para evitar las bolsas de plástico. Aún así, ¿cómo es que, siguiendo la política contra las bolsas de plástico, no se ha hecho lo mismo con los envases de plástico de tantos y tantos productos? Como siempre, los humanos haciendo las cosas a medias y mal...

Día 190: 29 de agosto de 2018 (Miércoles)


Aunque no sé exactamente si estas pegatinas tienen un carácter reivindicativo, la verdad es que verlas sobre una vieja tubería me ha llamado poderosamente la atención. Tienen un toque entre lo pop y lo punky, entre lo anarquista y lo ilegal...

Día 191: 30 de agosto de 2018 (Jueves)


¡Qué buenas están las tortas de aceite Inés Rosales! Maldición, si sólo con olerlas ya se me hace la boca agua...

Día 192: 31 de agosto de 2018 (Viernes)


Ésta es la plaza donde, durante el verano, suelo ir a leer algún cómic o libro en mi hora de descanso en el trabajo. No es sólo el lugar donde me relajo durante un breve rato, donde desayuno o echo comido a las palomas, sino también el lugar donde ya he llegado a conocer a algunas personas del mismo barrio. No es la mejor de las plazas, lo reconozco, pero para mí este pequeño rincón tiene un significado.

Día 193: 01 de septiembre de 2018 (Sábado)


Esperando que empiece el torneo de la Fira Medieval de Besalú...

Día 194: 02 de septiembre de 2018 (Domingo)


Ya se ponía el sol cuando, paseando por el pequeño pueblo de Vilaür, en la comarca del Alt Empordà, me he encontrado con un enorme y majestuoso gallo reposando tumbado sobre la pared de un jardín de una vieja casa. Naturalmente, no podía dejar la oportunidad de echarle una buena fotografía...

Día 195: 03 de septiembre de 2018 (Lunes)


Leyendo El gran llibre de les criatures fantàstiques de Catalunya, de Joan de Déu Prats y Maria Padilla. No és exactamente el libro que esperaba, pero es realmente entretenido.

Día 196: 04 de septiembre de 2018 (Martes)


¿Qué puedo fotografiar cuándo no he fotografiado nada? ¡Exacto! Parte de mi colección de cómics, que tengo repartidos entre mi estudio, el dormitorio y el trastero.

Día 197: 05 de septiembre de 2018 (Miércoles)


Tener este paisaje prácticamente al lado de casa siempre me recuerda que vivo en una zona privilegiada, en una de las zonas más verdes de la ciudad. Y aún así, ¡qué no daría yo para poder vivir en un pequeño pueblecito o en una casa en medio de la naturaleza!

Día 198: 06 de septiembre de 2018 (Jueves)


Observando la lluvia desde la ventana...

Día 199: 07 de septiembre de 2018 (Viernes)


¡Nuevos inquilinos en nuestro huerto balconero! En uno de nuestros romeros hemos encontrado una gran cantidad de chinches verdes (Nezara viridula) en su fase juvenil de tercer estadio, de los que aquí sólo se muestra una ínfima parte. De momento, mientras no hagan estropicios, dejaremos que evolucionen libremente hasta su fase adulta, y luego ya se verá.

Día 200: 08 de septiembre de 2018 (Sábado)


En el XVIII Festival Terra de Trobadors de Castelló d'Empúries, poco antes del concierto de Corvus Corax.

Día 201: 09 de septiembre de 2018 (Domingo)


Corteza de un pino. Siempre me han gustado los árboles, y sus cortezas siempre me han llamado la atención, con sus dibujos, sus rugosidades y sus oquedades. Se me antojan la piel del árbol, y a la vez escondite de todo tipo de criaturas: insectos, arañas, milpiés y pequeños reptiles que se alimentan de ellos, o pájaros que trepan por las mismas buscando su pequeño aperitivo. Pero más allá de eso, las cortezas se me antojan también como relieves imposibles de mundos desconocidos, con sus montañas y sus valles, y cuando tienen musgo o líquen encima, sus bosques y sus selvas. Las cortezas de los árboles forman parte de la vida, de la muerte y también de la imaginación.

Día 202: 10 de septiembre de 2018 (Lunes)


El baño. Como cada día, veo a las palomas venir a esta fuente a beber, a tomarse un baño o simplemente a descansar poniendo sus pies en remojo. Ésta es una fuente que pierde agua, dirán algunos. Yo creo, simplemente, que esta fuente devuelve parte del agua que nosotros los hombres robamos a los otros seres vivos...

Día 203: 11 de septiembre de 2018 (Martes)


El otoño se acerca... y con él, las setas.

Día 204: 12 de septiembre de 2018 (Miércoles)


Pues nada, hoy me apetecía cocinar un buen bizcocho -así ya tengo desayuno para mañana-, pero ha sido salir del horno que ya le he pegado un bocado, razón por la cual, en esta foto, ya está empezado. La gula me ha podido más que el tiempo que necesitaba para ir a buscar la cámara...

Día 205: 13 de septiembre de 2018 (Jueves)


¡Escapa! Rozando ya el día en que voy a coger vacaciones, este cartel parece reforzar esa terrible sensación que últimamente me embarga de querer huir de todo. Simplemente me siento identificado con el tipo del dibujo, huyendo por una puerta que lo conducirá lejos de algo que no desea. ¡Demasiado trabajo!

Día 206: 14 de septiembre de 2018 (Viernes)


A veces, cuando estoy agotado y el calor aprieta, relleno de hielo hasta los topes un gran vaso de cristal y entonces vierto dentro de él el líquido revivificante que me ha de confortar. Por norma general, esto lo hago con Coca-Cola (como es el caso de la foto), pero frecuentemente también lo hago con zumo de naranja natural. éste es, para mí, uno de esos pequeños placeres que me regalo de tanto en tanto en esta vida.

Día 207: 15 de septiembre de 2018 (Sábado)


De cenita de tapas en el Txalaka, uno de nuestros lugares más habituales. Siempre que voy lo disfruto.

Día 208: 16 de septiembre de 2018 (Domingo)


Grupo de setas que ya parecen anunciar la llegada de otoño...

Día 209: 17 de septiembre de 2018 (Lunes)


Algunas de las lecturas que me llevo para pasar estas vacaciones, donde aprovecharemos para visitar algunos lugares con leyenda.

Día 210: 18 de septiembre de 2018 (Martes)


Comiols. Un pequeño pueblo abandonado situado en la cima de una gran roca, en las tierras de la comarca de la Noguera.

Día 211: 19 de septiembre de 2018 (Miércoles)


Frente el lago de Montcortés, en la comarca del Pallars Sobirà, poco antes de la puesta del sol.

Día 212: 20 de septiembre de 2018 (Jueves)


Haciendo amigos durante nuestra visita al pueblecito de Tornafort, en la comarca del Pallars Sobirà. Creo que su mirada ya lo dice todo...

Día 213: 21 de septiembre de 2018 (Viernes)


Leyendas Medievales Larp Weekend. Partida de rol en vivo de Vampiro: La Mascarada. Fotografía de una escena en la que algunos de los miembros de los diferentes clanes -la mitad de los invitados- permanecían reunidos antes de que todo acabase en una masacre vampírica para hacerse con el poder de un Príncipe asesinado.

Día 214: 22 de septiembre de 2018 (Sábado)


Leyendas Medievales Larp Weekend. Murder Party en el que, durante la celebración de una boda la novia muere asesinada. ¿Quién es el asesino y cual fue el motivo que le implulsó a cometer el asesinato? Eso es algo que teníamos que averiguar durante esta sesión de juego de este rol en vivo en el que yo era uno de los miembros familiares de la familia Montenegro (en la foto)... aunque, por supuesto, había otros invitados en la trágica boda.

Día 215: 23 de septiembre de 2018 (Domingo)


Leyendas Medievales Larp Weekend. Can Falgars, la casa donde hemos celebrado una serie de partidas de rol en vivo, con barbacoa, cervezas, piscina y charlas diversas con los amigos de la asociación.

Día 216: 24 de septiembre de 2018 (Lunes)


Fin de vacaciones. Hoy me toca volver a la dura realidad y programar los despertadores para mañana...

Día 217: 25 de septiembre de 2018 (Martes)


Murallas de Girona. Forman parte de la historia de esta ciudad desde la época de los romanos, y entre sus muros, desde entonces, han pasado multitud de culturas. Es un buen sitio para pasear y tener unas buenas vistas de la ciudad.

Día 218: 26 de septiembre de 2018 (Miércoles)


Cuando llega la deseada hora de salir del trabajo, coges el coche que tienes aparcado y, por un día, haces una fotografía poco antes de poner en marcha el motor. Me esperan por delante 40 kilómetros de camino hasta casa...

Día 219: 27 de septiembre de 2018 (Jueves)


Contemplando las orillas del río Ter en su paso por Girona, mientras voy a visitar al médico. Hoy van a empezar algunos pequeños cambios en mi vida...

Día 220: 28 de septiembre de 2018 (Viernes)


Contemplándote mientras fijas tu mirada hacia los pequeños pajarillos que se mueven entre los cañizares que hay en las orillas del río Onyar frente al Pont de Pedra de Girona. Me gusta verte feliz, pensativa, con ese brillo tan especial en tus ojos...

Día 221: 29 de septiembre de 2018 (Sábado)


En la I Convenció "Sóc friki, sóc cultura" de Figueres. Aquí, como parte del equipo de Leyendas Medievales, posando con algunos miembros de la asociación Club Star Trek España. ¡Cuando el pasado y futuro colisionan en el presente!

Día 222: 30 de septiembre de 2018 (Domingo)


Hoy era la V Feria Steampunk de Barcelona y, un año más -¡y ya van dos!-, no he podido asistir a este evento que siempre me emociona. Un espacio a la fantasía y creatividad en el que he conocido a mucha gente a lo largo de estos años. El caso es que este fin de semana me sentía mas que dispuesto a ir, pero con el compromiso del sábado con los organizadores de la I Convenció "Sóc friki, sóc cultura" de Figueres, una salida que tenía programada para esta misma mañana para ir a ver unos edificios abandonados y fotografiar murciélagos, y la manifestación de la tarde en la ciudad de Girona para protestar contra la violencia del estado español durante la fecha del 1 de octubre del año pasado, poco margen me quedaba. En fin, aunque no me había preparado mi atuendo steampunk para esta ocasión, lo cierto es que mi idea era presentarme de una guisa similar a la que muestro en esta foto, aunque posiblemente añadiendo algún detalle o complemento más. ¡Supongo que tendré que volver a esperar hasta el año que viene y esperar que en esta ocasión no se me crucen las fechas con las de ningún otro evento ni con ninguna guardia del trabajo!

Día 223: 01 de octubre de 2018 (Lunes)


En la manifestación por el 01 de octubre. Hoy hace justo un año, aconteció en Cataluña uno de los hechos más vergonzosos de la democracia española, cuando las fuerzas del estado maltrataron indiscriminadamente a toda aquella gente que quería votar o participar en en un referéndum de autodeterminación. Poco importa que algunos digan que fue un referéndum "ilegal". El derecho a decidir -a votar en este caso-, y hacerlo de una manera pacífica, dio más fuerza a nivel internacional al pueblo catalán, que el "derecho" a reprimir y castigar del estado español. Ha pasado sólo un año, pero en ese año ha nivel político y social han pasado muchas cosas: presos políticos, políticos exiliados, judilización de la política, represión, la caída de un gobierno, manipulación de la prensa nacional a niveles vergonzosos... Y el deseo de ser libres. ¡El deseo de ser libres no ha hecho más que aumentar!

Día 224: 02 de octubre de 2018 (Martes)


Noche de cocinillas, para tener comida de reserva para el trabajo. He empleado laurel, ese condimento nunca bastante valorado que da sabor a tantos y tantos platos de nuestra cocina: arroz, pasta, cocidos, potajes, carne estofada... ¡Y el enorme placer que uno obtiene al chupar esas hojas impregnadas con todo el sabor de lo cocinado! Mañana continuaremos cocinando a lo grande para que no falte nada a lo largo de estos duros días de trabajo...

Día 225: 03 de octubre de 2018 (Miércoles)


Y continúamos cocinando a lo grande, y sano. Zanahoria, patatas y judías verdes al vapor. A ver si de este modo logró bajar algo de peso...

Día 226: 04 de octubre de 2018 (Jueves)


Paseos nocturnos. Tengo que recuperar de nuevo esa sana costumbre que es ir a caminar durante una o dos horas para perder algo de peso y recuperar la calidad de mi sueño. Con estas temperaturas otoñales, resulta mucho más agradable salir a pasear cuando ya cae la noche.

Día 227: 05 de octubre de 2018 (Viernes)


Paseando por el parque del Jardins de la Devesa me parece entrever paisajes que se me antojan de otro mundo. El color y la textura de las hojas de algunas plantas me sugieren extrañas tierras desconocidas de fantásticas floraciones habitadas por todo tipo de fauna y seres fantásticos inimaginados aún por descubrir.

Día 228: 06 de octubre de 2018 (Sábado)


¡Hora de probar nuevos vestuarios para futuras ferias de fantasía! Más allá de crear un mero personaje con aspecto pirata, corsario o héroe puritano, he querido mezclar ropajes de estética de los siglos XVII-XVIII con algunos elementos fantásticos steampunk para crear un cazador de monstruos o cazador de brujas. Y el resultado final me ha gustado bastante.

Día 229: 07 de octubre de 2018 (Domingo)


Una imagen del espectáculo final protagonizado por los Senyors del Foc en la Fira de l'All de Cornellà de Terri. Un vuelo a la imaginación donde el fuego y la pirotecnia fueron los protagonistas.

Día 230: 08 de octubre de 2018 (Lunes)


¡Tantos senderos por recorrer! Una de las muchas rutas que seguimos a pie cuando salimos de Girona para internarnos en el interior de los frondosos campos y bosques de las Gavarres.

Día 231: 09 de octubre de 2018 (Martes)


Hay grafitis que simplemente me llaman la atención por su sencillez; donde algunos grafitis estropean, otros dan una nota de vida y color.

Día 232: 10 de octubre de 2018 (Miércoles)


Paisajes misteriosos que se me antojan casi alienígenas. Una pequeña foto que he hecho a unos de mis microacuarios mientras descansaba en la oscuridad bajo la luz de una vela...

Día 233: 11 de octubre de 2018 (Jueves)


Noche de tapas con la peña de Leyendas Medievales. Nos pusimos las botas, aunque en este caso tomé poca cerveza: me tocaba conducir. ¡Así empiezo mis vacaciones!

Día 234: 12 de octubre de 2018 (Viernes)


Paseando por mi ciudad... Librerías de viejo o de libros de segunda mano. Siempre tienen algo mágico. Dan esa sensación de que, entre esas estanterías abarrotadas y esas columnas de libros, puedes encontrar algún título olvidado hace tiempo, o aquel libro que leíste de pequeño y nunca más has sido capaz de encontrar por ningún lado. Son sitios que merecen ser investigados, capaces de abrirte puertas a lugares inexplorados...

Día 235: 13 de octubre de 2018 (Sábado)


¡Hoy nos ha visitado un nuevo huésped inesperado! Un insecto más a la enorme lista de insectos (y otros invertebrados) desconocidos que vienen a vivir o posarse entre las plantas de nuestro pequeño jardín urbano balconero. No dudo que, de poderlos detallarlos a todos, ahora ya tendría una extensa guía sobre estos diminutos moradores de nuestro balcón.

Día 236: 14 de octubre de 2018 (Domingo)


¡Nueva adquisición para futuros eventos! Aún no tengo demasiado claro si la tunearé o la dejaré tal cómo está. Ya veremos...

Día 237: 15 de octubre de 2018 (Lunes)


Hoy empezamos nuestra pequeña ruta por tierras aragonesas, nuestras pequeñas vacaciones fuera del hogar, para lograr desconectar. De todas las imágenes que he tomado hoy, he elegido ésta: el imponente castillo medieval de Abizancha, en la comarca de Sobrarbe, Aragón.

Día 238: 16 de octubre de 2018 (Martes)


Caminando en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. ¡Qué paisaje! ¡Qué montañas! ¡Qué árboles! ¡Qué ríos! Imágenes constantes que me han devorado los sentidos, lugares de naturaleza, paz, colores, magia y viejos dioses. Veintidós kilómetros de camino, pero ha valido la pena y he desconectado de todo como hacía tiempo que no conseguía...

Día 239: 17 de octubre de 2018 (Miércoles)


Imágenes del Pirineo francés. Un paisaje idílico que me ha enamorado. Una vieja cabaña frente a una enorme montaña de vegetación multicolor en la que me encantaría poder pernoctar durante mucho tiempo con tal de disfrutar de estos bellos paisajes que parecen olvidados en el tiempo.

Día 240: 18 de octubre de 2018 (Jueves)


Entre bosques de boj y musgo, en el Cañón de Añisclo, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Misterio y magia donde uno esperaría hallar duendes o hadas de todo tipo...

Día 241: 19 de octubre de 2018 (Viernes)


En la casa de mi tieta Teresa. El contraste del color vivo de las flores luce contra una vieja pared desgastada. Me encanta esta fotografía. Cuantos recuerdos entre las piedras y plantas de este jardín. Hoy he venido, junto a mi padre, a hacer una visita a mi tía, y abrir un espacio a los recuerdos.

Día 242: 20 de octubre de 2018 (Sábado)


Rincones de casa. Parte de las estanterías del estudio de mi pareja... Elementos naturales combinados con notas de color.

Día 243: 21 de octubre de 2018 (Domingo)


El sol gris. Un pequeño mural en relieve que cubre parte de los muros exteriores de una casa de campo cercana a la ciudad donde vivo. Tiempo atrás este astro petrificado lucía esplendorosos colores, pero las inclemencias atmosféricas y la falta de cuidado lo han convertido en un sol gris de color ceniza. Y aún así, continúa fascinándome.

Día 244: 22 de octubre de 2018 (Lunes)


Hoy es mi último día de vacaciones, y me apetecía cocinar algo único y especial: blat de moro escairat, acompañado de panceta de cerdo para darle mejor sabor. Este plato está elaborado con un tipo único de maíz de la comarca del Berguedà, que aunque muy sencillo  resulta exquisito.

Día 245: 23 de octubre de 2018 (Martes)


Hoy he vuelto de nuevo a la terrible rutina del trabajo. Y después de trabajar y volver a casa, ¿qué mejor que salir a desintoxicarse dando una vuelta por el campo? Paseando por la zona de Sant Martí de la Mota, mientras el sol se va poniendo lentamente en el horizonte.

Día 246: 24 de octubre de 2018 (Miércoles)


Leyéndome el último volúmen de Bermudillo (Douwe Dabbert) publicado por Dolmen Editorial. La verdad es que estoy gozando de lo lindo con la bella edición de este cómic que cuida tanto los detalles de cada una de sus viñetas, y en cuyas historias, además de su amor por el detalle, puede apreciarse el amor de su autor, Piet Wijn, por la naturaleza.

Día 247: 25 de octubre de 2018 (Jueves)


Lámpara de sal. ¡Me encanta la luz que produce! En nuestro dormitorio, claro.

Día 248: 26 de octubre de 2018 (Viernes)


¡Nuevas adquisiciones! Hay que ir completando el kit del buen nigromante... Y la verdad es que el esqueleto de sapo nos enamoró, para que engañarnos.

Día 249: 27 de octubre de 2018 (Sábado)


¡Me encantan los tenderetes de las ferias que venden hierbas, especias o golosinas; son un contraste de colores y olores! Y me gustan más, especialmente, cuando éstas tienen una distribución y un aspecto que es capaz de transportarnos a otro tiempo, cuando todo estaba a mano, conservado de una manera natural, sin tanto plástico ni tanta lata ni tanto residuo, y cuando uno podía ir a una tienda y comprar a granel, pidiendo lo justo y necesario, sin tener que comprar nada de más ni nada de menos. Pero con todo, como digo, están esos colores y olores que nos regalan los sentidos...

Día 250: 28 de octubre de 2018 (Domingo)


Detalle de una tillandsia -conocida popularmente como la planta del aire- en el jardín de mis suegros. Parece imposible que algo tan sencillo pueda esconder tanta belleza, aunque supongo que ese es, en parte, su secreto: la sencillez de su forma y sus colores.

Día 251: 29 de octubre de 2018 (Lunes)


Detalle del monasterio de Sant Feliu de Guíxols. Soy consciente que a lo larg de este año ya publiqué una fotografía del mismo, pero es que hoy, con el tiempo algo nublado, al pasar delante de él no he podido resistirme a fotografiarlo de nuevo.

Día 252: 30 de octubre de 2018 (Martes)


¡Empezamos a hacer limpieza en casa! Ya va siendo hora de seleccionar aquello de lo que, a falta de espacio en casa, me quiero desprender. Sólo he dedicado veinte minutos a la tarea, y encima de la mesa del comedor ya tengo recopilado todo esto. Ahora será cuestión de fotografiar y poner precios...

Día 253: 31 de octubre de 2018 (Miércoles)


Samhain, Noche de Todos los Santos o Halloween. Antaño una noche mágica para permanecer recogido en casa alrededor de una hoguera, escuchando historias de muertos, aparecidos y espíritus. Ha falta de una chimenea, nada nos ha impedido poner un montón de velas y un buen fuego en el televisor para que nos acompañara durante esta noche...

Día 254: 01 de noviembre de 2018 (Jueves)


Uno de los escaparates de Colmados Moriscot, en la ciudad de Girona. Una de las tiendas más coloridas y llamativas del centro de nuestra ciudad, donde uno puede esperar encontrar de todo, y que respira ese aire sobrecargado, rancio y llamativo de las viejas tiendas de antaño. Es una tienda que desde siempre me ha encantado... y a la que algún día tendría que entrar para llevarme algunas de sus prometidas delicias.

Día 255: 02 de noviembre de 2018 (Viernes)


Cae la noche en mi barrio, una noche oscura y gris, pero mi cámara todavía es capaz de encontrar una curiosa y alegre nota de multicolor entre las persianas de un viejo edificio...

Día 256: 03 de noviembre de 2018 (Sábado)


Fin de semana en casa, y ¿qué mejor modo de celebrarlo que dedicarme a hacer arroz con leche para darle un gusto al paladar? Realmente ha quedado tan delicioso como aparenta, y más.

Día 257: 04 de noviembre de 2018 (Domingo)


Nuevo intento de poner algo de orden y vaciar el trastero. En estos momentos -y los días que vendrán- estoy sacando libros, cómics y ciertos objetos variados que ya no uso, y la idea es irlos poniendo a la venta para desprenderse de ellos y ganar algo de espacio y, si es posible, algo de movilidad. No dudo que es una tarea que me va llevar semanas, sino ya meses.

Día 258: 05 de noviembre de 2018 (Lunes)


Naturaleza muerta en un bote de cristal. Mi pareja adora hacer este tipo de cosas, trayendo pedazos de naturaleza a casa, para embellecerla y, a la vez, sosegar el espíritu.

Día 259: 06 de noviembre de 2018 (Martes)

 

Hoy ha sido un día duro. He salido del trabajo dos horas más tarde de lo que me había propuesto salir -por la mañana no he tenido tiempo de desayunar siquiera-, y a las cinco de la tarde, cuando aún tenía que llegar a casa para prepararme la comida, me he visto atrapado en medio de una larga y lenta caravana. Y sin embargo... Sin embargo, mientras esperaba atrapado en esa larga cola de vehículos formada a causa de que estaban podando algunos árboles junto a la carretera, me he podido recrear durante unos minutos con el paisaje que me rodeaba y una lenta puesta de sol, que aquí he retratado. De algún modo, después del duro día, ver esta escena me ha relajado.

Día 260: 07 de noviembre de 2018 (Miécoles)


Daimon Hellstrom es... "El Hijo de Satán". Hoy he empezado la lectura de este nuevo tomo de Marvel Limited Edition que, a lo largo de 488 páginas, recoge buena parte de las primeras historias que se publicaron de este singular personaje. De momento, me está gustando.

Día 261: 08 de noviembre de 2018 (Jueves)


Observando desde una de las ventanas del lugar donde trabajo, justo enfrente de cierta casa que tiene fama de estar encantada... entre otras historias que se cuentan.

Día 262: 09 de noviembre de 2018 (Viernes)


¡Viernes noche! Ha sido una semana de puro estrés en el trabajo, no me encuentro muy fino y sin ganas de hacer demasiado durante todo el fin de semana, salvo descansar en casa. Tiempo de apalanque totalm y aprovechar para hacer unos mahjongs en el ordenador...

Día 263: 10 de noviembre de 2018 (Sábado)


Ahora que estoy haciendo un breve repaso de todos los libros y cómics que quiero venderme para tener más espacio en casa, desempolvo algunas pequeñas maravillas, como son los libros de "El pequeño Nicolás", de René Goscinny y Jean-Jacques Sempé. Una obra maestra de la literatura infantil moderna, escrita en primera persona, que es capaz de submergirnos en la mentalidad de un niño, y el modo en que un niño experimenta y percibe el mundo en contra de la interpretación que hacen del mismo los adultos.

Día 264: 11 de noviembre de 2018 (Domingo)


Focha común (Fulica atra), en el Estany de Banyoles (en la comarca del Pla de l’Estany). Hoy tocaba paseo y, como casi siempre que vamos a pasear por esta zona, cargo la cámara conmigo sabiendo que aquí siempre pueden obtenerse fotos maravillosas, ya sean del lago, la vegetación o sus aves...

Día 265: 12 de noviembre de 2018 (Lunes)


Hoy ya me he sacado la foto que me acompañará en mi nuevo DNI los próximos diez años...

Día 266: 13 de noviembre de 2018 (Martes)


Hoy es uno de esos días en que he abierto la nevera varias veces sin tener muy claro que es lo que estoy buscando. ¿Quién no ha tenido días así?

Día 267: 14 de noviembre de 2018 (Miércoles)


Me gustan los muros viejos, desgastados por la intemperie, que con el tiempo van cobrando personalidad propia, ganando texturas y colores que sólo llegan con la edad, la exposición al sol y la lluvia. Muros con historia...

Día 268: 15 de noviembre de 2018 (Jueves)


Mucho antes de descubrir los juegos de rol, estuvieron estos libros: la colección Aventura sin fin de "Dungeons & Dragons", publicada por Timun Mas, a mediados de la década de los 80. Gracias a estos libros supe, por primera vez, de la existencia de algo llamado role-playing, que te permitía interpretar a diferentes personajes surgidos de tu imaginación, ser un héroe y descubrir nuevos mundos... Pero no sería hasta años después de leer estos libros que conseguiría, por primera vez, descubrir y comprar mi primer juego de rol. Eso, por si solo, ya fue toda una aventura.

Día 269: 16 de noviembre de 2018 (Viernes)


El acuario de casa, con sus troncos muertos recubiertos de plantas naturales, es una pequeña jungla acuática en la que se mueven los peces, caracoles y algún que otro invertebrado acuático. Al caer la noche, generalmente apagamos la luz del comedor y este acuario nos da la luz ambiental que necesitamos. Y poco a poco nos vamos relajando observando las idas y venidas de los peces mientras descansamos en el sofá... ¿Cuántas veces nos habremos quedado dormidos así?