domingo, 31 de julio de 2011

CON SABOR INDÍGENA: EL STEAMPUNK Y OTROS RETROFUTURISMOS FUERA DE LAS FRONTERAS DE OCCIDENTE.

 
Uno de los terrenos más inexplorados dentro de la temática steampunk es el de las culturas indígenas o nativas. Frecuentemente, los universos de estilo steampunk están situados en una era victoriana ficticia en la que los imperios europeos florecen alrededor del mundo, siendo, el más amplio de todos ellos, el Imperio Británico. Por norma general, los personajes y protagonistas de esas historias casi siempre son, claramente, de estilo occidental, con algunas excepciones, pero pocas. Ello no es sorprendente si se tiene en cuenta que la mayoría de esas historias suceden en el corazón de la misma Europa o, en algunos casos, de Norteamérica. Pero ¿qué sucede cuando se sale de esas fronteras?


A lo largo y lo ancho del Imperio Británico, el mayor imperio de esa época, habitaban hindúes, árabes, zulúes, aborígenes australianos y muchas más etnias y culturas. No debería sorprendernos entonces, que, a su manera, estas mismas etnias desarrollasen, en un hipotético universo steampunk o retrofuturista, su propio sello de identidad, haciendo suya parte de la riqueza de la ciencia del vapor, adaptándola a su propia cultura. Así pues, combinaciones de maquinaria steampunk, cuerpos de indígenas semidesnudos, turbantes, chilabas, plumas ornamentales, pieles de animales, goggles, máscaras rituales, kimonos y otro tipo de arreglos y vestimentas pueden dar lugar a sorprendentes caracterizaciones.


Otro aspecto de culturas foráneas que invita a ser explorado es el de los cultos secretos: adoradores de antiguos dioses egipcios, asesinos árabes, estranguladores thuggee, guerreros mongoles, ninjas japoneses, sacerdotes mayas, etc.


Este artículo pretende mostrar, pues, una combinación de lo que podría surgir del encuentro entre un universo steampunk y distintas culturas nativas de los cinco continentes.

ÁFRICA

África, considerado por muchos el más viejo continente, origen de la especie humana, ha sido, desde siempre, cuna de antiguas y misteriosas civilizaciones, destacando entre ellas la egipcia. Precisamente en El Cairo, Egipto, hay una de las actividades más bulliciosas del planeta, juntándose en ella multitud de culturas. Más allá de las tierras de dominio musulmán están los misterios de la África negra, con sus extensas planicies o exhuberantes selvas, donde se esconden misterios milenarios. En estas amplias tierras, no es extraño ver ejécitos negros dirigidos por unos pocos europeos, que combaten contra feroces tribus guerreras índigenas, al estilo de la película "Amanecer zulú" (1979).


En diversas tierras de Asia y África hay un dominio de la cultura árabe y musulmana. No es difícil imaginar a tuaregs envueltos con turbantes y cuyos ojos van protegidos con goggles de gruesos cristales, armados con mosquetes accionados con energía del vapor, ni exóticas danzarinas con misteriosos velos y joyas con engranajes. En estas tierras bajo dominio religioso musulmán, aunque políticamente divididas, repartidas y bajo la vigilancia y supervisión de algún país, ejército o administración europeos, es fácil imaginarse a sabios y ladrones llevando los pequeños gorros cónicos con una borla conocidos como feces (fez, en singular), mientras fuman no ya una pipa de agua, sino una pipa de vapor, consultando los pergaminos de antiguas tumbas desaparecidas, o extraños ejércitos del desierto cubiertos con extrañas máscaras antigas que los protegen contra las más poderosas tormentas de arena.


Adentrándonos ya dentro de lo que se ha dado en llamar la África Negra, encontramos numerosas tribus semisalvajes y guerreras que, sin embargo, han sido capaces de adaptarse a los nuevos tiempos, vistiendo, junto a sus ropajes indígenas, ropajes europeos, como levitas y sombreros de copa. Lo mismo puede suceder con ciertos europeos que, a su vez, pueden haber adoptado características indígenas, no siendo extraño que algunos porten máscaras rituales que a la vez pueden usar como máscaras antiguas o goggles.


África, al menos en la literatura decimonónica, fue cuna de grandes culturas y civilizaciones olvidadas, algunas de ellas muy avanzadas tecnológica y espiritualmente, como las que nos mostraba H. Rider Haggard en sus novelas “Las minas del rey Salomón” o “Ella”, algunas de las novelas de Emilio Salgari o Edgar Rice Burroughs con las novelas de su más famoso personaje, Tarzán.

ÁMERICA

El universo steampunk americano puede ser muy rico en matices debido a la gran diversidad de países y culturas que existen en él, nativas o foráneas, existiendo marcadas diferencias entre las culturas norteamericanas, las latinoamericanas y las indígenas. En Norteamérica, y más concretamente en Estados Unidos, y más allá de las fronteras de la costa este de este país, que es bastante semejante, en cuanto a cultura y estética steampunk, a la corriente europea, la colonización del hombre blanco ha dado origen a lo que se llamó la conquista del salvaje oeste, por otro lado ya explotada en su corriente steampunk, en películas como “Wild Wild West” (1999). Sin embargo, pese a que la estética de los colonos americanos en el salvaje oeste tiene una marcada diferencia respecto a la tendencia steampunk normalizada, no deja de ser una estética puramente occidental.


Más allá de la cultura del “hombre blanco”, tanto en Estados Unidos como en Canadá, las tribus nativas podrían adaptarse, a su modo peculiar, a un universo de estilo steampunk o retrofuturista, conservando algunos rasgos propios de su cultura e identidad, a la vez que absorberían y añadirían parte de la cultura, ciencia y técnica steampunk, así como su vestuario, a su vida cotidiana, del mismo modo que las tribus nativas norteamericanas adquirieron ciertos rasgos occidentales en sus vestimentas, armas y estilos. Así, del mismo modo que no era infrecuente ver a un indio norteamericano llevando un sombrero de copa y un reloj de bolsillo, o portando un fusil, no sería sorprendente ver a un indio norteamericano llevando unas goggles o gafas protectoras emplumadas, un arco accionado por la ciencia del vapor, o un esquimal con una pistola-cañón que disparase arpones con ciencia hidráulica.


Saliendo de los territorios norteamericanos de Estados Unidos y Canadá, y dirigiéndonos hacia el sur, entramos ya en lo que algunos llaman la América Latina, cuna de grandes culturas e imperios amerindios de antaño (Mayas, aztecas, incas...), y formado por diversos países de idiosincrasia propia, nacida de la mezcla de culturas, climas, ideas, y mestizaje, y cuna de revoluciones varias. El primero de ellos es México, que cercano a Estados Unidos, ha entrado dentro de la corriente de lo que se llama el salvaje oeste, pero, sin embargo, tiene su propia estética, marcada por su clásico sombrero mexicano de ala ancha, y sus bandidos y revolucionarios cargados de bandoleras y cartucheras de munición, así como su mestizaje con diversos nativos de la zona, cosa que en Estados Unidos era mucho más infrecuente.


En el hemisferio sur, en las selvas amazónicas habitan diversas tribus aborígenes, incluyendo tribus reductoras de cabezas y caníbales, mientras que en la pampa argentina deambulan los gauchos, que a su modo tienen una cultura propia, semejante a la de los cowboys norteamericanos, que también dan pie a ser reinterpretados dentro de un universo steampunk.


Más interesante, podría ser el cruce nacido de las antiguas culturas americanas, como los mayas, aztecas e incas, mezclando sus características estéticas propias con las de un universo steampunk.

ASIA

Asia plantea una gran variedad de culturas, muchas de ellas bajo el dominio o protectorado británico o alemán, lo que permitiría que la ciencia steampunk penetrase ampliamente en ellas. Aparte de las diversas culturas de origen árabe o bajo dominio árabe o musulmán, ya mencionadas en el apartado de África, está la riqueza de la cultura hindú, del milenario imperio de China, de las islas de Japón, y las populosas tierras e islas de los mares del sur, cuna de comercio y piratería varia.


Uno de los personajes literarios más emblemáticos de lo que podría ser un mestizaje entre la cultura india y europea es el Capitán Nemo, protagonista de dos de las novelas más famosas escrita por Julio Verne, “Veinte mil leguas de viaje submarino” y “La isla misteriosa”, creador del Nautilus. No en vano, y ya metido de lleno dentro de lo que sería un universo steampunk, este personaje fue recogido y reinterpretado por Alan Moore y Kevin O´Neill en “La Liga de los Hombres Extraordinarios”, uno de los cómics de estilo steampunk más emblemáticos que existen, del cual se hizo una adaptación cinematográfica, “La liga de los hombres extraordinarios” (2003).


Por otro lado las tierras orientales de China y Japón siempre han poseído una cultura propia que fácilmente se adaptaría al estilo propio de un universo steampunk. No en vano, a uno le puede venir a la memoria un personaje tan temible y el misterioso como el diabólico Fu Manchú. No es difícil imaginar kimonos de estilo oriental combinados con misteriosos anillos proyectores de energía  mística activados por la ciencia, cinturones con cápsulas de vapor junto a katanas, y armas de estilo oriental accionadas por la energía del vapor. Mandarines, geishas, samuráis y ninjas reconvertidos al steampunk no son descabellados.


Más allá de estas tierras, y ya en los mares del sur, en dirección a Oceanía, encontramos diversos puertos e islas mezcla de culturas orientales y occidentales, donde la piratería abunda debido al abundante comercio, contrabando y riquezas que por estas aguas corren. Personaje famoso entre ellos es Sandokán, apodado el Tigre de Malasia, nacido de la pluma del popular escritor italiano Emilio Salgari, de las que existen numerosas novelas que pueden inspirarnos, añadiendo, fácilmente, algunos elementos steampunk si lo deseamos.


Y de las islas asiáticas pasamos a las islas de Oceanía...

OCEANÍA

Oceanía, con el gran continente de Australia, las islas de Nueva Zelanda, Nueva Guinea y buena parte del océano Pacífico, constituye un amasijo de culturas insulares o de poblaciones aborígenes tribales que apenas han salido de la edad de piedra, pero que, poco a poco, debido a su contacto con los colonos europeos, han ido introduciendo cambios en ellos. Sumidas en cierto misticismo, estas culturas “salvajes” han sido capaces a adoptar elementos propios del universo steampunk, aunque conservando plenamente sus tradiciones. Así, no sería extraño encontrar a un aborigen prácticamente desnudo, llevando su lanza junto a unas gafas o goggles de visión nocturna.



Si te ha gustado este artículo, puede que también te interese leer alguno de los siguientes escritos:


miércoles, 27 de julio de 2011

ACEITES AROMÁTICOS MACERADOS PARA LA COCINA

Dificultad de preparación: Muy fácil.
Disponibilidad de los ingredientes: Comunes.
Tiempo: Variable. Preparar un aceite aromático puede llevarnos sólo un par de minutos, pero el proceso de maceración de los aceites aromáticos puede durar entre un par de semanas a dos o tres meses.
Precio: Medio.

Más recetas en: Las recetas del cocinillas.

Pulsar en la foto para agrandar la imagen.

INGREDIENTES

  • Aceite de oliva
  • Plantas y hierbas aromáticas varias: ajo, albahaca, canela, corteza de limón, guindilla, laurel, romero, etc.

PREPARACIÓN

Si una persona disfruta de los sabores variados y el aceite forma una parte importante de su dieta, no es mala idea que uno mismo se cree sus propios aceites aromáticos para cocinar o aliñar ensaladas y otros platos. Para ello, sólo necesitaremos algunas botellas de cristal, que pueden variar de forma y tamaño, según el uso que le demos al aceite en cuestión, y tapones de corcho (no recomiendo utilizar tapones de rosca, ya que si se da algún tipo de proceso de fermentación, la botella podría llegar a estallar). El tipo de botella que utilicemos puede ser importante si, al aceite, además de un uso culinario, le queremos dar un uso ornamental.

Del mismo modo, hay que tener en cuenta que  a la hora de preparar aceites aromáticos, el hecho de que utilicemos ingredientes secos y deshidratados, o bien frescos y verdes, puede cambiar mucho el sabor y el modo de preparación del aceite en cuestión. Por norma general se suelen utilizar más ingredientes secos, ya que éstos absorben mejor el aceite. Por otro lado, los ingredientes frescos, a veces potencian el sabor de la base aromática que se utiliza, haciendo que se pierda parte del sabor del aceite. Por el contrario, la utilización de productos frescos en la maceración de aceites tienen un par de puntos que hay que tener en cuenta: se pueden formar procesos de fermentación (¡Atención a este punto!) y se pueden crear sedimentos o ciertas capas viscosas, que aunque comestibles como el mismo aceite, puede desagradar o molestar a algunas personas por su aspecto antiestético.

¡Atención! Sobre los posibles procesos de fermentación, especialmente si se utilizan productos frescos, como guindillas o chiles, y especialmente si están enteros, hay que tener en cuenta que puede darse un proceso de dilatación de los frutos y creación de gases en el interior de éstos. Esto puede conllevar a que, si la botella de aceite está muy llena, el aceite se expanda hasta hacer saltar el tapón, saliendo entonces el aceite a presión, hasta el punto de poderse vaciar prácticamente toda la botella, o bien que la botella estalle o se rompa, si se da el caso de que se utilice un tapón de rosca. Lamentablemente puedo dejar constancia de esto por experiencia propia, y puedo afirmar que el aceite puede salir con tal presión, en estos casos, que una cocina grande puede quedar salpicada de pared a pared, y del suelo al techo. O sea que ahí queda eso. Ante eso, aconsejaría tapar las botellas, pero sin llenarlas demasiado (sólo a ¾ de su capacidad de volumen), y no meter el tapón a presión, de modo que el aire pueda salir un poco, llegado el caso.

El proceso de maceración para conseguir un buen aceite aromático suele ser de ir desde un par de semanas a dos o tres meses. Por norma general yo suelo dejar pasar entre uno o dos meses desde que embotello un aceite aromático hasta que lo empiezo a consumir.Luego, dependiendo del sabor (por ejemplo, si es un aceite muy picante), voy rebajando el sabor añadiendo aceite nuevo ha medida que vou consumiendo el que ya tengo. Sin embargo, cuando uno ya tiene tomada las medidas a la intensidad y sabor del aceite aromático que se quiere lograer, es mejor no añadir más aceite, ya que de otro modo perderá su sabor más auténtico (o sea, aquel que nosotros consideremos un sabor óptimo).

Éstos son algunos de los aceites que se pueden preparar:
·        Aceite de albahaca: Ideal para ensaladas. Pueden usarse ramitas de albahaca fresca o seca, entera o picada. Si la albahaca es fresca, con el tiempo puede volverse negra y quedar recubierta de una sustancia viscosa, que aunque comestible, puede resultar desagradable a la vista o al tacto.
·        Aceite de canela: Ideal para hacer postres dulces donde se emplee aceite y se quiera añadir el aroma de la canela. Bastará con añadir dos o tres ramitas o bastoncitos de canela por litro.
·        Aceite de menta: Un extraño contraste para ensaladas frescas. Pueden usarse ramitas de menta fresca o seca, entera o picada. Si la menta es fresca, con el tiempo puede volverse negra y quedar recubierta de una sustancia viscosa, que aunque comestible, puede resultar desagradable a la vista o al tacto.
·        Aceite de orégano: Ideal para ensaladas o pizzas. Pueden usarse ramitas de orégano fresco o seco, entero o picado. Si el orégano es fresco, con el tiempo puede volverse negro y quedar recubierto de una sustancia viscosa, que aunque comestible, puede resultar desagradable a la vista o al tacto.
·        Aceite con corteza o ralladura de limón: Este aceite tiene un peculiar sabor con un ligero contraste entre el sabor del aceite y el limón. Indicado para pescado. Basta con meter la piel de un limón pequeño o medio limón grande, o su equivalente en ralladura de limón.
·        Aceite con laurel: Basta con tres hojas de laurel por litro. Si se añaden más, el sabor del laurel será más intenso, pero demasiadas hojas pueden darle al aceite un sabor demasiado fuerte y desagradable.
·        Aceite con romero: Uno de los mejores aceites para dar sabor a los asados. Se puede usar más o menos ramas de romero según la intensidad del sabor de romero que queramos conseguir.
·        Aceite picante: Se hace, básicamente, con pimienta en grano o entera. Puede experimentarse con las distintas variedades de pimienta: blanca, roja y negra. Combinan bien con otro tipo de especias o plantas aromáticas. Ideal para carne y pescado.
·        Aceite picante con guindillas: Se pueden utilizar guindillas frescas o secas, enteras o picadas. Según la cantidad, el sabor picante se intensificará más o menos. Hay que tener en cuenta que la mayor parte del sabor picante de las guindillas proviene de sus semillas; por lo tanto, la inclusión de éstas o no es opcional según la intensidad picante que queramos conseguir. Ideal para carne, pizzas o comidas picantes.
·        Aceite picante de ajo: Los dientes de ajo pueden echarse enteros y sin pelar, machacados o no, o bien molidos. Con dos o tres dientes de ajo enteros, el sabor ya puede ser intenso. A veces, con el tiempo, si el ajo está molido, puede tomar un tono marrón oscuro.
·        … y muchos más, pudiéndose combinar varios ingredientes, si se desea.

En algunos casos yo he macerado aceite de oliva con ciertas flores o sus pétalos, obteniendo agradables gustos exóticos: rosas, claveles, geranios, tulipanes, violetas, dientes de león…. En caso de hacer esto, hay que saber  lo que se hace y que flores se utilizan, ya que algunas flores o plantas pueden resultar tóxicas.

Algunos consejos:

  • No es una mala idea etiquetar las botellas que preparemos, ya que a veces, algunos aceites, especialmente los elaborados con finas hierbas, pueden llegar a confundirse, tal como pudiera ser el caso de la albahaca, orégano o menta, entre otras.
  • A veces, algunos aceites macerados crean una capa viscosa sobre algunos de los ingredientes macerados, especialmente si éstos aún estaban verdes, y no secos. Aparte de lo puramente estético, esto no estropea el sabor del aceite, pero puede resultar desagradable a la vista, o en caso de que esa sustancia caiga sobre una comida fría, puede ofender al tacto de algunas personas al sentirla en el paladar. Con el calor esa sustancia suele desaparecer, diluyéndose o fundiéndose en el aceite. De todos modos, si se da el caso de que esta sustancia aparezca y resulta desagradable, podemos colar el aceite con un colador fino, y ésta quedará retenida en él.
  • Las botellas con aceites aromáticos macerados de distinto tipo pueden resultar enormemente decorativas, y pueden fabricarse sólo con ese fin. Hay que tener en cuenta que si queremos dar un uso culinario a esos aceites, lo mejor es evitar que éstas reciban la luz directa del sol para que no pierdan parte de sus propiedades y sabor.

SALTEADO DE SETAS CON QUESO DE CABRA CUBIERTO DE CARAMELO Y VINAGRE DE MÓDENA

Dificultad de preparación: Fácil.
Disponibilidad de los ingredientes: Comunes.
Tiempo: 12-15 minutos.
Precio: Medio.

Más recetas en: Las recetas del cocinillas.

Pulsar en la foto para agrandar la imagen.

INGREDIENTES

  • Surtido de setas frescas
  • Queso de cabra
  • Vinagre de Módena
  • Caramelo líquido
  • ½ vaso de caldo de pollo
  • ¼ de vaso de brandy de Jerez
  • Ajo molido o picado
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Especias aromáticas: perejil, y pimentón picante o guindilla

PREPARACIÓN

Se prepara una sartén con un poco de aceite de oliva para saltear las setas. Si se desea, el aceite utilizado para tal fin puede ser algún tipo de aceite aromático o picante, al gusto de cada uno. Cuando el aceite está caliente, se vierten las setas en la sartén y se empiezan a freír, añadiéndoles una pizca de sal. Si las setas son muy grandes, se cortan en tiras finas, de 1 o 2 centímetros de grosor, aproximadamente. Cuando cogen un poco de color y empiezan a dorarse, se les añade un poco de ajo molido o picado y una pizca de pimentón picante o guindilla molida. Al rato, se vacía sobre las setas medio vaso de caldo de pollo y un cuarto de vaso de brandy de Jerez, removiendo las setas hasta que todo el líquido se absorba o evapore. Entonces se le añade un poco de perejil picado, removiéndolo para que se mezcle bien con las setas, y se apaga el fuego o la cocina.

Se ponen las setas en el centro de un plato, haciendo un círculo, y se coloca el queso de cabra en el centro de él. Si se desea, se coloca el plato en el microondas para que el queso se funda un poco, durante 1 ó 2 minutos.

Se saca el plato, y se pone un chorrito de vinagre de Módena por encima de las setas, y se cubre el queso de cabra con un poco de caramelo líquido. El plato ya está listo para ser comido.


Algunos consejos:

  • Si se desea, alrededor de las setas se puede poner un poco de lechuga o ensalada variada, de modo que pueda combinarse con el salteado de setas, o pueda ser comido por separado. De este modo el plato gana en matices, sabores y colores.

sábado, 23 de julio de 2011

RECONVERSIÓN STEAMPUNK - Objetos steampunk de diseño propio (o no) que voy creando en mis horas muertas.


Presentando a mi personaje principal: Sobrenatural, el cazador de lo oculto, y mostrado algunos objetos de manufactura artesana propia, otros de manufactura ajena, y algunos añadidos de vestuario y atrezzo steampunk.

SOBRENATURAL, EL CAZADOR DE LO OCULTO

El héroe y aventurero conocido como Sobrenatural, el cazador de lo oculto, es un aventurero especializado en la búsqueda de reliquias sagradas, artefactos místicos, volúmenes y grimorios malditos, y la caza de monstruos y criaturas sobrenaturales, tales como vampiros, licántropos, brujas y fantasmas, entre otras. Para ello, Sobrenatural se vale tanto de la ciencia como de la magia, y se apoya en los conocimientos místicos, arcanos, ocultistas e históricos de varios sabios y especialistas en las materias que le ocupan. Se cree que a veces actúa junto a otros aventureros que comparten intereses semejantes con el mundo de lo oculto.


Entre su equipo, Sobrenatural lleva un martillo y una estaca de madera de tipo ritual para matar vampiros, una daga forjada con aleación de plata y hierro frío, útil contra licántropos y criaturas de naturaleza feérica, una lupa, pipa, y probetas con diversos líquidos que combinan en difernetes proporciones nitrato de plata, agua bendita, esencia de ajo y muérdago, y extrañas sustancias químicas volátiles, que puede utilizar contra diversas criaturas de tipo sobrenatural.


Entre otras petenencias, obra en su poder la caja del Cráneo de Merlín, una flauta mística de la ciudad perdida de El Dorado, la estatuilla de la Reina de Saba, tallada en madera, y unas defensas de ano forjadas con una aleación de plata y hierro frío. En la foto también aparecen unas goggles y una pistola de tipo "Vaporizer".


Otros añadidos a su colección son la estatuilla de madera del Rey Salomón (que hace pareja con la de la Reina de Saba, mencionada anteriormente) y el grimorio maldito conocido como "Llibre de la Sang". Junto a éstos, en la foto aparecen unos pequeños anteojos, un par de goggles, una daga ritual plateada y un revólver "Big Daddy". 


ARMAS DE FUEGO Y ARMAS DE RAYOS

Este trabuco es un arma de un solo disparo, y sólo útil en disparos de corta distancia, ya que cuando se dispara, la carga se expande hacia todas direcciones a partir de la salida del cañón. A largas y medias distancias pocas veces resulta mortal, aunque si se disparan perdigones de plata o otro tipo de metralla hechas con este metal, resulta enormemente eficaz contra licántropos y brujas.


El revólver "Big Daddy", que funciona con cápsulas de energía de vapor capaces de impulsar sus proyectiles con diferentes fuerza de presión, es una de las armas más populares por su potencia, pero más impopulares por su volumen y peso. Sin embargo, si uno quiere asegurarse de tener la suficiente potencia de fuego como para atravesar el blindaje de un rinoceronte a corta distancia, ésta es su arma.


Alimentada con una batería de la misteriosa “sustancia-X”, este revólver ha sido modificado en una pistola de rayos que se alimenta, a su vez, con una parte de la sangre de Cristo que Sobrenatural obtuvo, en una de sus aventuras, del Santo Grial. Este hecho convierte el arma en un objeto bendito, cuyo rayo resulta fatal, o al menos extremadamente doloroso y molesto, para la mayoría de criaturas, tanto naturales como sobrenaturales.


La pistola de rayos "Vaporizer" es una de las armas de energía más populares de los últimos tiempos, al ser una pistola de tipo medio, ni muy pesada, ni muy ligera, y ser de fácil transporte, al contrario que algunos revólveres (como el "Big Daddy") o algunos cañones de rayo o de plasma.


BASTONES

Cualquier caballero que se precie llevará consigo un bastón en sus agradables y tranquilos paseos por el campo y ciudad. Adornados con una cabeza de plata, estos bastones podrán ser usados como arma de defensa en caso de ser atacado por algún desaprensivo rufián que crea que el caballero, por no ir armado, está indefenso. Ya se percatará del error cometido, el bribón de aviesas intenciones, cuando el pomo del bastón del caballero impacte sobre su cráneo.


BRAZALETE DE ENERGÍA

Este brazalete de energía es un cargador de pilas líquidas de la misteriosa “Sustancia-X”, que se utilizan para alimentar tanto pistolas de rayos, como visores nocturnos o baterías energéticas. Los cronometros, relojes y medidores de presión permiten reconocer fácilmente la capacidad de carga en el que se hallan las pilas conectadas a él. Este cargador es altamente práctico gracias al tamaño de sus piezas fabricadas con transistores miniturizados.


El brazalete de energía está fabricado con diferentes aleaciones de cobre, bronce, plata y oro, lo que garantiza una conductibilidad energética óptima de sus microcircuitos de carga.


Como muestra la imagen siguiente, el brazalete se adapta fácilmente a la muñeca, y, si se desea, puede conectarse con cualquier arma de energía, aumentando así la capacidad de carga de ésta.


CAJA DEL CRÁNEO DE MERLÍN, LA

La caja del Cráneo de Merlín es un artefacto que combina ciencia y magia. Se trata de localizador telemétrico de energías y fuerzas sobrenaturales, que emplea los residuos místicos de las dotes adivinatorias del cráneo del famoso mago de la antigüedad, junto a otra serie de energías de carácter más científico, como el magnetismo, la electricidad y una variante de la misteriosa “sustancia-X”. Actualmente está en poder de Sobrenatural, el cazador de lo oculto.


Según cuenta cierto rumor, la caja ha sido fabricada con madera obtenida de la arca de Noé, la cruz de Cristo, o del ataúd de cierto mago egipcio de la antigüedad. No se ha demostrado que ninguno de los tres rumores sea cierto.


CINTURONES Y CARTUCHERAS

Ningún aventurero que se precie, ya sea soldado, cazador, explorador, pirata aéreo o héroe independiente, debe prescindir de un buen cinturón con sus respectivas cartucheras o bolsos contenedores, útiles para guardar pequeños objetos o munición.


GAFAS PROTECTORAS Y TELESCÓPICAS

Las gafas protectoras, teléscópicas y reforzadas, popularmente conocidas como goggles, son uno de los objetos más cotidianos entre el amplio grupo de aventureros del vapor; desde pilotos, ingenieros, militares de carrera, exploradores, marinos, detectives, científicos y ladrones de éxito, este objeto ha demostrado ser de gran utilidad para diversos menesteres.


Algunas de estas gafas son sencillas y estilizadas, y tienen su utilidad como medidores de distintas longitudes de onda o de energía. En el caso de las gafas que se muestras a continuación, ayudado por una pequeña palanca que tiene grabada un antiguo sello místico egipcio, ésta puede calibrar ciertas pautas de energías mágicas residuales.


Las goggles de visión estrobocópica, que van accionadas con tres pequeños fuelles que funcionan con pequeñas cápsulas de vapor comprimido, permiten retener una imagen en movimiento como si de una imagen congelada se tratase, al mismo tiempo que es una herramienta bastante eficaz contra destellos continuos, permitiendo a su portador protegerse contra los brillos cegadores de explosiones continuas, flashes eléctricos, o fuegos crepitantes. Sus cristales reforzados son extremadamente resistentes contra impactos y el calor.


Las gafas de visión estroboscópica son usadas frecuentemente por militares de alta graduación en los campos de batalla, debido a la alta protección que otorgan contra brillos cegadores. Una pequeña antena incorporada, permite recibir mensajes telegráficos emitidos magnéticamente o a través de ondas eléctricas.


No es raro que los ingenieros e investigadores empleen goggles de varios tipos, según la utlidad de cada uno de estos objetos.


Las goggles para francotiradores permite calibrar distancias de disparo según distintas condiciones adversas, sean viento, lluvia o niebla. Un pequeño calibrador central permite graduar éstas goggles con el tipo de arma que se use, aumentando así la capacidad de acierto en un disparo.


¡No dejéis que vuestro investigador se quede sin unas útiles goggles nocturnas con un objetivo de varios aumentos incorporado y visión de rastros infrarrojos o ultravioletas!


GORROS Y SOMBREROS

Una buena gorra o sombrero siempre nos protegerá del sol, no guarecerá del frío, y nos resultará útil para marcar el rango, oficio o categoría del que la lleva, si se da el caso. Del mismo modo, puede resultar extremadamente útil para llevar las gafas reforzadas, protectoras o telescópicas encima, sin que dejen marcas en la piel de nuestra frente.


Con pequeñas baterías incorporadas, algunos sombreros pueden alimentar con una fuente de energía extra pequeñas goggles u otros objetos, como armas, transmisores o aparatos de audición.



Si te ha gustado este artículo, puede que también te interese leer alguno de los siguientes escritos:



viernes, 22 de julio de 2011

EL LIBRO DE "LA VIDA DE..."


Pasan las páginas, las lineas escritas, y a medida que las hojas pasan, aparecen otras nuevas que ocupan su lugar. Fue en la primera de estas hojas donde se hablaba de mi concepción y unas páginas más allá, de mi nacimiento. Así, el volumen de este libro fue creciendo, con las aventuras, imaginarias o no, de mi infancia, y las experiencias que me permitieron ir madurando. El recuerdo de mis padres y profesores en aquella época en que no podía valerme por mí mismo, y que me ayudaron a ser el que soy.

Las palabras de mi primer beso de amor están señaladas en tinta roja, lo mismo que las palabras que hablan del vacío que anegó mi corazón el día que murió mi padre.

Tinta roja para los momentos importantes que marcaron y conformaron mi vida: aquella vez que recogí un pájaro que había caído de su nido y volví a colocarlo en él; la traición de un amigo; el nacimiento de los mellizos y, años más tarde, la pequeña Elisabeth; mi perro de tres patas, que adopté en una perrera, agitando el rabo ante mí al recibirme cada día en la puerta de casa; contemplar la puesta de sol en Nicaragua tras salvar una vida; el accidente de coche al cual, milagrosamente sobreviví, contemplar las nubes en el cielo de la cabaña del lago...

Pasan las páginas en mi libro, como las estaciones. Pasan las páginas y, hoy, se cierra el último capítulo de mi historia, cuando, rodeado por mi familia, expiro en esta cama, en silencio, sin poder pronunciar palabra alguna, sintiendo la cálida mano de mi mujer acariciándome la mejilla, mientras con su otro puño sujeta firmemente mi mano. Te amo, esposa mía. Y si en algún lugar remoto he de inicar un nuevo volumen de la historia de mi vida, te esperaré. Os quiero. Te quiero, mi amor. Ahora, ya puedo morir, partir, y navegar libremente... (Aquí se cierra el Libro de "La Vida de...")

jueves, 21 de julio de 2011

TÚ, EN EL SILENCIO.



Siento tu cálido abrazo y en él me pierdo.
Ante ti, exhausto, desfallezco.
Nadie, salvo tú y yo, en el silencioso momento.
Dándote, al amanecer, el primer beso.
Risas y brillos en tu mirada.
Ahora, en la calma, te observo.


EN ESTAS HORAS PERDIDAS...


En estas horas perdidas, en los que la soledad me acompaña con su agradable silencio, pienso en algunos momentos que quedaron atrás, pero sobretodo en esos instantes que espero que lleguen. Son parte de mis sueños y esperanzas, de cosas que creo que debería realizar antes de morir. Nadie es eterno.

En estas horas perdidas, en los que pienso en como el tiempo pasa y los años se lanzan contra uno, quedan aún un montón de cosas por hacer. No me importa el trabajo, que para mí sólo es un medio que no llena mi corazón. Son las personas, los lugares, los holas y los adioses, mis aficiones y mis gustos e intereses lo que conforman esa parte de mí que no tiene nombre: mi ser.

En momentos en los que, como ahora, no hago nada, cojo el ordenador y escribo, o quizás rescato un lapicero olvidado y dibujo algo sobre una hoja de papel. Puede que, sin saber muy bien que hacer, me decida a construir algún invento sin ninguna otra utilidad que formar parte de un disfraz o, simplemente, ser parte de un experimento estético.

Es tiempo para dedicar a pasear bajo las sombra de algún bosque, caminando junto la orilla de algún río, recorriendo los márgenes de un campo recién segado, mientras siento los suaves rayos de un sol que lentamente empieza a ponerse.

Así se van mis horas muertas. Y algunos creerán y me dirán que así se pierden, mientras que ellos se preocupan por ganar dinero, o aprender de forma fría y académica.

Sin embargo, pasa el tiempo, y puedo decir que son esas horas perdidas las que a mí me llenan. En la felicidad o la tristeza, siempre ha sido así.

En estas horas perdidas... es cuando más me parece que aprovecho mi tiempo y menos se pierde. Así es como vivo.

lunes, 18 de julio de 2011

CAYENDO HACIA ARRIBA

Dicen que fantasear y soñar es como caer, atrapado en un engaño, en una ilusión. Si ese es el caso, yo sólo puedo contestar que siempre estoy cayendo hacia arriba.

Caer hacia arriba. Sentirme atrapado por la gravedad de ese otro mundo que me conduce hacia sitios lejanos, más elevados. Sueños que me libran del peso de la realidad y me permiten volar, cayendo hacia arriba, de las cadenas con las que la humanidad pretende atraparme.

Caer hacia arriba. Caer elevándome con una velocidad imparable. Viajar a esas dimensiones donde vivo con mis sueños, esperanzas, fortalezas y debilidades.

Mundos de ensueño, fantasías. Lejos de los tristes sueños mediocres creados por una publicidad engañosa creada por el hombre, que nos pretende vender que los sueños que se crean como producto de consumo masivo son algo a lo que debemos aspirar.

Es en los sueños personales donde se marca la diferencia del individuo.

Soñar con la aventura, la libertad y la justicia que existe más allá de cualquier ley escrita.

El mundo del hombre, vuelto del revés.

Cayendo hacia arriba.

martes, 12 de julio de 2011

EL FARO


A veces me imagino en una remota isla solitaria, viviendo en un faro.

Es una isla reciente, desierta, formada de pura roca, donde la vida aún no ha llegado. Puede que sea un pedazo de tierra que haya surgido recientemente del mar, al alzarse el parte del lecho oceánico, o puede que haya surgido a causa de una profusión de lava, que hace tiempo que ya se ha enfriado. Pero no hay rastro de vida. Ni una araña, ni un insecto...

Es como un sueño, porque la isla es algo reciente, pero el faro ya está allí, dispuesto para mí. Un lugar apartado donde huir y vivir. Es un faro grande, enorme, que dispone de una inmensa biblioteca donde puedo guardar mis libros, y de algunas estancias donde se hallan la cocina, una pequeña mesa donde comer, un estudio en el que trabajar y una cama donde descansar cómodamente.

Hay un pequeño almacén donde tengo víveres, herramientas y material para sembrar la tierra y plantar un pequeño huerto con el que subsistir durante un tiempo, y una máquina para depurar el agua.

La isla tiene un tamaño lo suficiente grande para que en ella se formen algunos ríos, pero no es muy grande. Puede que, desde la cúspide más alta de la isla contemple toda la costa de ésta, rodeada de agua. Es una tierra que nunca pisará ningún otro hombre. Dar un rodeo a toda ella quizás solo me lleve dos o tres días.

Con el tiempo llega la vida: poco a poco nacen líquenes, aparecen pequeñas hierbas y arbustos sobre la roca. Mis propios deshechos orgánicos y mis heces sirven de fertilizante para la tierra. Hay insectos, arañas y una gran cantidad de seres invertebrados. Con el tiempo llegan las primeras aves marinas y puede que algún otro animal fortuito. Por mi parte, yo introduzco algunos animales en la isla. Puede que algunos sean para alimentarme, pero también busco a algunos animales en peligro de extinción, que aquí pueden hallar su refugio.

No necesito la compañía de los hombres; tan sólo encontrar un lugar donde pensar, una escapatoria de todas las leyes y normas sociales de la humanidad. Necesito descanso, soledad.

Únicamente me gustaría ser inmortal para, con el transcurrir de las eras, ver como aquí evoluciona la vida. Pasear por los bosques intocados que aquí se han formado.

Así quisiera poder vivir.

En mi faro solitario, dejándome caer en tierra firme sólo una vez cada tanto tiempo...

Yo, el faro y mi isla sin nombre...