lunes, 24 de marzo de 2014

TENTACIONES DE CHOCOLATE BLANCO Y PISTACHO


Dificultad de preparación: Muy fácil.
Disponibilidad de los ingredientes: Comunes.
Tiempo: 5 minutos de preparación, 20 minutos de reposo para que las tentaciones queden endurecidas y puedan ser comidas en óptimas condiciones.
Precio: Medio.

Más recetas en: Las recetas del cocinillas.

Pulsar en la foto para agrandar la imagen.

INGREDIENTES

  • 300 gramos de chocolate blanco
  • 200 gramos de pistachos pelados salados

PREPARACIÓN

Capricho ideal para la gente golosa que combina magistralmente lo dulce con lo salado.

En un mortero, ir metiendo los pistachos salados, que previamente habremos descascarillado si es el caso, e iremos rompiéndolos en pequeños trozos hasta que casi todos los pistachos queden troceados; si alguno de ellos no queda troceado, dejarlo tal cual, siempre y cuando nos aseguremos que la mayor parte de ellos si se han troceado. Mientras, se hace esta operación, que tendremos que ir repitiendo hasta haber troceado alrededor de 200 gramos de pistachos salados, pondremos un cazo a calentar a una temperatura media, y en él trocearemos 300 gramos de chocolate blanco (equivalentes a 4 tabletas de chocolate blanco de 75 gramos), de manera que se vaya fundiendo, asegurándonos de ir removiéndolo para que no se pegue en la base del cazo ni en sus paderes. Cuando el chocolate blanco esté bien fundido, añadiremos los pistachos troceados y los mezclaremos de modo que queden totalmente cubiertos con el chocolate fundido.

En un papel de plata liso que habremos preparado previamente, iremos formando pequeñas piezas con la mezcla así obtenida utilizando una cuchara. Si vemos que la mezcla o parte d ela mezcla se queda pegada a la cuchara (cosa muy probable), podemos ayudarnos de una cucharilla pequeña para despegarla. Las piezas de chocolate así obtenidas deberían tener un diámetro de 3-5 centímetros aproximadamente, tomando formas irregulares. Obtendremos así alrededor de 24 pequeñas tentaciones de chocolate blanco y pistacho, que ya estarán listas para comer cuando se enfríen y endurezcan. Este proceso puede tardar alrededor de 20 minutos, aunque este proceso de enfriamiento se puede acelerar introduciendo las piezas en la nevera.

Una vez estén endurecidas, éstas tentaciones pueden ser conservadas durante unos días en el frigorífico sin problemas, siendo ideales como postres, acompañamiento en las tomas de café o té, o simplemente como golosina.

Algunos consejos:

  • Si lo deseamos, podemos hacer el mismo postre combinando otros tipos de chocolate o frutos secos. Así, podemos utilizar chocolate negro o chocolate con leche sustituyendo al chocolate blanco, o bien nueces, avellanas, almendras o pipas sustituyendo a los pistachos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario