domingo, 14 de julio de 2013

MONSTRUOS VICTORIANOS

Una lista de algunos de los monstruos victorianos más conocidos, así como de otros personajes terroríficos de la época victoriana, para los aventureros y cazadores de monstruos más osados.

monstruo.
(Del lat. monstrum, con infl. de monstruoso).
1. m. Producción contra el orden regular de la naturaleza.
2. m. Ser fantástico que causa espanto.
3. m. Cosa excesivamente grande o extraordinaria en cualquier línea.
4. m. Persona o cosa muy fea.
5. m. Persona muy cruel y perversa.
6. m. coloq. Persona de extraordinarias cualidades para desempeñar una actividad determinada.
7. m. Versos sin sentido que el maestro compositor escribe para indicar al libretista dónde ha de colocar el acento en los cantables.

victoriano, na.
1. adj. Perteneciente o relativo a la reina Victoria de Inglaterra o a su época.


PRESENTACIÓN

Antes de empezar a enumerar monstruos y personajes victorianos de características monstruosas, a modo de presentación, quiero dejar claro que entedemos por monstruo, que entendemos por victoriano, y que entendemos por monstruo victoriano.

¿QUÉ ENTENDEMOS POR MONSTRUO?

Un monstruo (del latín monstrum) es un concepto muy amplio ligado a la mitología y la ficción. Se aplica a cualquier ser que presente características, por lo general negativas, ajenas al orden regular de la naturaleza. Los monstruos se describen como seres híbridos que pueden combinar elementos humanos, animales, y necrológicos, así como tamaño anormal, y facultades sobrenaturales. El término se reserva para seres que inspiran miedo o repugnancia. También suele utilizarse como descalificativo, para referirse a personas cuyos actos van en contra de los valores morales propios. Asimismo, puede usarse de modo positivo, para referirse a personas que sobresalen en alguna disciplina.


¿QUÉ ENTENDEMOS POR VICTORIANO?

Entendemos por victoriano todo aquello perteneciente o relativo a la reina Victoria de Inglaterra o a su época. La época victoriana del Reino Unido marcó la cúspide de su revolución industrial y el ápice del imperio británico. Aunque esta expresión se usa comúnmente para referirse al extenso reinado de Victoria I (que abarcó del 20 de junio de 1837 al 22 de enero de 1901), algunos académicos anticipan el comienzo del período, caracterizado por los profundos cambios habidos en las sensibilidades culturales y en las preocupaciones políticas, a la promulgación del Acta de Reforma de 1832. Históricamente, esta etapa fue precedida por la Regencia y continuada por el período eduardiano.


¿QUÉ ENTENDEMOS POR MONSTRUOS VICTORIANOS?

Entendemos por monstruos victorianos todos aquellos monstruos ficticios creados durante la época victoriana, o creados anterior o posteriormente, pero situados durante esa época. Sin embargo, a efectos de este artículo, me referiré, básicamente, a las criaturas creadas durante la época victoriana en concreto, salvo unas pocas excepciones anteriores o posteriores sólo en unos pocos años. Del mismo modo, incluiré en la lista no sólo criaturas provenientes de la literatura inglesa de esa época, sino también de otras culturas y tierras, pero siempre englobadas dentro de la época mencionada.



MONSTRUOS VICTORIANOS: DE LA A A LA Z

A continuación sigue un pequeño catálogo de algunos de los monstruos nacidos durante la era victoriana, provenientes de las novelas y relatos de distintos países; algunos de ellos son personajes únicos, otros criaturas más genéricas; unos respiran y beben aún del romanticismo y de la novela gótica, otros son precursores de la ciencia-ficción... Pero todos ellos poseen algo en común, algo que los hace monstruosos, para bien o para mal. Criaturas provenientes del terror, de la fantasía o la ciencia-ficción.

ÁNIMA DEL MONTE DE LAS ÁNIMAS

Fragmento: “… y, sin embargo, esta noche... esta noche. ¿A qué ocultártelo?, tengo miedo. ¿Oyes? Las campanas doblan, la oración ha sonado en San Juan del Duero, las ánimas del monte comenzarán ahora a levantar sus amarillentos cráneos de entre las malezas que cubren sus fosas... ¡las ánimas!, cuya sola vista puede helar de horror la sangre del más valiente, tornar sus cabellos blancos o arrebatarle en el torbellino de su fantástica carrera como una hoja que arrastra el viento sin que se sepa adónde.”

Nombre original: Ánima.
Otros nombres: -. 
Tipo: Ánima (espíritu difunto).
Zona: Monte de las Ánimas, Soria, España.
Historia: “El Monte de las Ánimas” (“El Monte de las Ánimas”).
Autor: Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870). España.
Publicación: 1861.

ASESINO DE LA CALLE MORGUE

Fragmento: “Desesperado, el francés se precipitó en su seguimiento. Navaja en mano, el mono se detenía para mirar y hacer muecas a su perseguidor, dejándolo acercarse casi hasta su lado. Entonces echaba a correr otra vez. Siguió así la caza durante largo tiempo. Las calles estaban profundamente tranquilas, pues eran casi las tres de la madrugada. Al atravesar el pasaje de los fondos de la rue Morgue, la atención del fugitivo se vio atraída por la luz que salía de la ventana abierta del aposento de madame L’Espanaye, en el cuarto piso de su casa.”

Nombre original: Murder of the Rue Morgue.
Otros nombres: -. 
Tipo: Animal (Orangután).
Zona: Rue Morgue, París.
Historia: “Los crímenes de la calle Morgue” (“The Murders in the Rue Morgue”).
Autor: Edgar Allan Poe (1809-1849). Estados Unidos.
Publicación: Abril/1841.

CALAMAR GIGANTE
 
Fragmento: “Era un calamar de colosales dimensiones, de ocho metros de largo, que marchaba hacia atrás con gran rapidez, en dirección del Nautilus. Tenía unos enormes ojos fijos de tonos glaucos. Sus ocho brazos, o por mejor decir sus ocho pies, implantados en la cabeza, lo que les ha valido a estos animales el nombre de cefalópodos, tenían una longitud doble que la del cuerpo y se retorcían como la cabellera de las Furias. Se veían claramente las doscientas cincuenta ventosas dispuestas sobre la faz interna de los tentáculos bajo forma de cápsulas semiesféricas. De vez en cuando el animal aplicaba sus ventosas al cristal del salón haciendo en él el vacío. La boca del monstruo -un pico córneo como el de un loro -se abría y cerraba verticalmente. Su lengua, también de sustancia córnea armada de varias hileras de agudos dientes, salía agitada de esa verdadera cizalla. ¡Qué fantasía de la naturaleza un pico de pájaro en un molusco! Su cuerpo, fusiforme e hinchado en su parte media, formaba una masa carnosa que debía pesar de veinte a veinticinco mil kilos. Su color inconstante, cambiante con una extrema rapidez según la irritación del animal, pasaba sucesivamente del gris lívido al marrón rojizo.”

Nombre original: -.
Otros nombres: Kraken. Pulpo gigante.
Tipo: Animal (Calamar gigante).
Zona: Alguna zona cercana a las islas Lucayas, Océano Atlántico. Se menciona que se hallaron especímenes cerca de la isla de Tenerife, y que otros fueron vistos en los mares de la India.
Historia: “Veinte mil leguas de viaje submarino” (“Vingt millies lieues sous les mers”).
Autor: Jules Verne (1828-1905). Francia.
Publicación: Marzo/1869 – Junio/1870.

CARMILLA

Fragmento: “No sé cuál de las dos debería asustarse —dijo Carmilla, sonriendo de nuevo—. Si no fueras tan bonita, pienso que me habrías asustado mucho. Mas, siendo como eres tan hermosa, y ambas tan jóvenes, únicamente tengo la impresión de que te he conocido hace doce años, y que ya tengo derecho a tu intimidad. En todo caso, parece como si, desde nuestra más tierna infancia, estuviéramos destinadas a ser amigas. Me pregunto si te sientes tan extrañamente atraída hacia mí como yo hacia ti. Nunca tuve una amiga. ¿Encontraré una ahora? (...) Y por fin las tinieblas fueron tan espesas que sólo se veían visibles los ojos del animal. Percibí que saltaba ágilmente sobre mi lecho. Dos grandes ojos se aproximaron a mi cara y de repente sentí un dolor punzante, como si dos grandes agujas se clavaran hondamente en mi pecho.”

Nombre original: Carmilla.
Otros nombres: Condesa Mircalla.
Tipo: Vampiro.
Zona: En un antiguo castillo en las lejanías de Estiria, Austria.
Historia: “Carmilla” (“Carmilla”).
Autor: Sheridan Le Fanu (1814-1873). Irlanda.
Publicación: 1872.

DRÁCULA

Fragmento: “La boca estaba más roja que nunca; sobre sus labios había gotas de sangre fresca que caían en hilillos desde las esquinas de su boca y corrían sobre su barbilla y su cuello. Hasta sus ojos, profundos y centellantes, parecían estar hundidos en medio de la carne hinchada, pues los párpados y las bolsas debajo de ellos estaban abotagados. Parecía como si la horrorosa criatura simplemente estuviese saciada con sangre. Yacía como una horripilante sanguijuela, exhausta por el hartazgo. Temblé al inclinarme para tocarlo, y cada sentido en mí se rebeló al contacto; pero tenía que hurgar en sus bolsillos, o estaba perdido. La noche siguiente podía ver mi propio cuerpo servir de banquete de una manera similar para aquellas horrorosas tres. Caí sobre el cuerpo, pero no pude encontrar señales de la llave. Entonces me detuve y miré al conde. Había una sonrisa burlona en su rostro hinchado que pareció volverme loco. Aquél era el ser al que yo estaba ayudando a trasladarse a Londres, donde, quizá, en los siglos venideros podría saciar su sed de sangre entre sus prolíficos millones, y crear un nuevo y siempre más amplio círculo de semidemonios para que se cebaran entre los indefensos. El mero hecho de pensar aquello me volvía loco. Sentí un terrible deseo de salvar al mundo de semejante monstruo.”

Nombre original: Dracula.
Otros nombres: Conde Drácula. Vlad Tepes. Vlad, el Empalador. El Azote de los Cárpatos.
Tipo: Vampiro.
Zona: Montes Cárpatos, Transilvania. Londres y condado de Essex, Inglaterra, Reino Unido.
Historia: “Drácula” (“Dracula”).
Autor: Bram Stoker (1847-1912). Irlanda (nacionalidad británica).
Publicación: 1897.

ELOI

Fragmento: “Era una ligera criatura -de una estatura quizá de cuatro pies- vestida con una túnica púrpura, ceñida al talle por un cinturón de cuero. Unas sandalias o coturnos -no pude distinguir claramente lo que eran- calzaban sus pies; sus piernas estaban desnudas hasta las rodillas, y su cabeza al aire. Al observar esto, me di cuenta por primera vez de lo cálido que era el aire. (...) Me impresionaron la belleza y la gracia de aquel ser, aunque me chocó también su fragilidad indescriptible. Su cara sonrosada me recordó mucho la clase de belleza de los tísicos, esa belleza hética de la que tanto hemos oído hablar. Al verle recobré de pronto la confianza. Aparté mis manos de la máquina. (...) Acudieron otros más, y pronto tuve a mi alrededor un pequeño grupo de unos ocho o diez de aquellos exquisitos seres. Uno de ellos se dirigió a mí. Se me ocurrió, de un modo bastante singular, que mi voz era demasiado áspera y profunda para ellos. Por eso moví la cabeza y, señalando mis oídos, la volví a mover. (...) Entonces, viendo más de cerca sus rasgos, percibí nuevas particularidades en su tipo de belleza, muy de porcelana de Desde. Su pelo, que estaba rizado por igual, terminaba en punta sobre el cuello y las mejillas; no se veía el más leve indicio de vello en su cara, y sus orejas eran singularmente menudas. Las bocas, pequeñas, de un rojo brillante, de labios más bien delgados, y las barbillas reducidas, acababan en punta. Los ojos grandes y apacibles, y -esto puede parecer egoísmo por mi parte- me imaginé entonces que les faltaba cierta parte del interés que había yo esperado encontrar en ellos.”

Nombre original: Eloi.
Otros nombres: -.
Tipo: Eloi.
Zona: Tierra del futuro, año 802.000.
Historia: “La máquina del tiempo” (“The Time Machine”).
Autor: H.G. Wells (1866-1946). Reino Unido.
Publicación: 1895.

FANTASMA DE CANTERVILLE

Fragmento: “Y vio frente a él, en el pálido claro de luna, a un viejo de aspecto terrible.  Sus ojos parecían carbones encendidos. Una larga cabellera gris caía en mechones revueltos sobre sus hombros. Sus ropas, de corte anticuado, estaban manchadas y en jirones. De sus muñecas y de sus tobillos colgaban unas pesadas cadenas y unos grilletes herrumbrosos.”

Nombre original: Canterville Ghost.
Otros nombres: Simón de Canterville. Rubén el Rojo. El rorro estrangulado , el vampiro flaco del páramo de Bevley.
Tipo: Fantasma.
Zona: Canterville, a siete millas de Ascot, Inglaterra, Reino Unido.
Historia: “El fantasma de Canterville” (“The Canterville Ghost”).
Autor: Oscar Wilde (1854-1900). Irlanda.
Publicación: 1887.

FANTASMA DE LAS NAVIDADES FUTURAS

Fragmento: “Scrooge miró a su alrededor en busca del Espectro, y ya no le vio. Cuando la última campanada dejó de vibrar, recordó la predicción del viejo Jacob Marley, y, alzando los ojos, vio un fantasma de aspecto solemne, vestido con una túnica con capucha y que iba hacia él deslizándose sobre la tierra como se desliza la bruma. (...) El Fantasma se aproximaba con paso lento, grave y silencioso. Cuando llegó a Scrooge, éste dobló la rodilla, pues el Espíritu parecía esparcir a su alrededor, en el aire que atravesaba, tristeza y misterio. (...) Le envolvía una vestidura negra, que le ocultaba la cabeza, la cara y todo el cuerpo, dejando solamente visible una de sus manos extendida. Pero, además de esto, hubiera sido difícil distinguir su figura en medio de la noche y hacerla destacar de la completa obscuridad que la rodeaba.”

Nombre original: Ghost of Christmas Yet to Come.
Otros nombres: Espíritu de las Navidades futuras. Espectro de las Navidades futuras.
Tipo: Fantasma.
Zona: Londres, Inglaterra, Reino Unido.
Historia: “Un cuento de Navidad” o “Canción de Navidad” (“A Christmas Carol”).
Autor: Charles Dickens (1812-1870). Reino Unido.
Publicación: 1843.

FANTASMA DE LAS NAVIDADES PASADAS

Fragmento: “Era una figura extraña..., como un niño; aunque, más que un niño, parecía un anciano, visto a través de un medio sobrenatural, que le daba la apariencia de haberse alejado de la vista y disminuido hasta las proporciones de un niño. Su cabello, que le colgaba alrededor del cuello y por la espalda, era blanco como el de los ancianos: pero la cara no tenía ni una arruga, y la piel era delicadísima. Los brazos eran muy largos y musculosos, y lo mismo las manos, como si fueran extraordinariamente fuertes. Las piernas y los pies, que eran perfectos, los llevaba desnudos, como los miembros superiores. Vestía una túnica del blanco más puro y le ceñía la cintura una luciente faja de hermoso brillo. Empuñaba una rama fresca de verde acebo y, contrastando singularmente con este emblema del invierno, llevaba el vestido salpicado de flores estivales. Pero lo más extraño de él era que de lo alto de su cabeza brotaba un surtidor de brillante luz clara, que todo lo hacía visible; y para ciertos momentos en que no fuese oportuno hacer uso de él, llevaba un gran apagador en forma de gorro, que entonces tenía bajo el brazo.”

Nombre original: Ghost of Christmas Past.
Otros nombres: Espíritu de las Navidades pasadas. Espectro de las Navidades pasadas.
Tipo: Fantasma.
Zona: Londres, Inglaterra, Reino Unido.
Historia: “Un cuento de Navidad” o “Canción de Navidad” (“A Christmas Carol”).
Autor: Charles Dickens (1812-1870). Reino Unido.
Publicación: 1843.

FANTASMA DE LAS NAVIDADES PRESENTES

Fragmento: “Scrooge le miró con todo respeto. Estaba vestido con una sencilla y larga túnica o manto verde, con vueltas de piel blanca. Esta vestidura colgaba sobre su figura con tal negligencia, que se veía el robusto pecho desnudo como si no se cuidara de mostrarlo ni de ocultarlo con ningún artificio. Sus pies, que se veían por debajo de los amplios pliegues de la vestidura, también estaban desnudos, y sobre la cabeza no llevaba otra cosa que una corona de acebo, sembrada de pedacitos de hielo. Sus negros rizos eran abundantes y sueltos, tan agradables como su rostro alegre, su mirada viva, su mano abierta, su armoniosa voz, su desenvoltura y su simpático aspecto. Ceñida a la cintura llevaba una antigua vaina de espada; pero en ella no había arma ninguna y la antigua vaina se hallaba mohosa.”

Nombre original: Ghost of Christmas Present.
Otros nombres: Espíritu de las Navidades presentes. Espectro de las Navidades presentes.
Tipo: Fantasma.
Zona: Londres, Inglaterra, Reino Unido.
Historia: “Un cuento de Navidad” o “Canción de Navidad” (“A Christmas Carol”).
Autor: Charles Dickens (1812-1870). Reino Unido.
Publicación: 1843.

GATO DE CHESHIRE

Fragmento: “El Gato, cuando vio a Alicia, se limitó a sonreír. Parecía tener buen carácter, pero también tenía unas uñas muy largas Y muchísimos dientes, de modo que sería mejor tratarlo con respeto. (...) —Minino de Cheshire —empezó Alicia tímidamente, pues no estaba del todo segura de si le gustaría este tratamiento: pero el Gato no hizo más que ensanchar su sonrisa, por lo que Alicia decidió que sí le gustaba—. Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí? (...) —Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar —dijo el Gato. (...) — No me importa mucho el sitio... —dijo Alicia. (...) —Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes —dijo el Gato. (...) — ... siempre que llegue a alguna parte — añadió Alicia como explicación. (...) —¡Oh, siempre llegarás a alguna parte —aseguró el Gato—, si caminas lo suficiente!”

Nombre original: Chesire Cat.
Otros nombres: Mínino de Cheshire.
Tipo: Animal (gato mágico).
Zona: País de las Maravillas.
Historia: “Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas” o “Alicia en el País de las Maravillas” (“Alice’s Adventures in Wonderland ”).
Autor: Lewis Carroll (1832-1898). Reino Unido.
Publicación: 1865.

GIGANTE EGOÍSTA

Fragmento: “Todas las tardes, según salían de la escuela, los niños iban a jugar al jardín del Gigante. Era un jardín grande, precioso, de suave hierba verde. Flores hermosas como estrellas salpicaban la hierba y doce melocotoneros florecían en primavera en delicados tonos rosa y perla, y daban sabrosa fruta en el otoño. Los pájaros se posaban en los árboles y cantaban con tanta dulzura que los niños detenían sus juegos para escucharlos. (...) —¡Qué bien lo pasamos aquí! —se decían unos a otros. (...) Un día regresó el Gigante. Había ido a visitar a su amigo el Ogro de Cornualles, y allí se había quedado siete años. Cuando transcurrieron lo siete años ya había dicho todo lo que tenía que decir, porque no era muy hablador, y decidió regresar a su castillo. Al llegar vio a los niños que jugaban en el jardín. (...) —¿Qué hacéis aquí? —gritó con tono malhumorado, y los niños echaron a correr. (...) —Mi jardín es sólo mío —dijo el Gigante—; y eso lo entiende todo el mundo. (…) Levantó, pues, un muro alto todo alrededor y puso un aviso: PROHIBIDO EL PASO. (...) Era un Gigante muy egoísta.”

Nombre original: Selfish Giant.
Otros nombres: El Gigante.
Tipo: Gigante.
Zona: En alguna zona del Reino Unido.
Historia: “El gigante egoísta” (“The Selfish Giant”).
Autor: Oscar Wilde (1854-1900). Irlanda.
Publicación: Mayo/1888.

GORCHA, EL VURDALAK

Fragmento: “Es oportuno decir, señoras mías, que los vourdalaks o vampiros de los pueblos eslavos no son otra cosa que cuerpos muertos, salidos de sus tumbas para succionar la sangre de los vivos. Hasta ahí sus costumbres son las mismas de todos los vampiros, pero tienen otra que los hace más temibles. Los vurdalaks, señoras mías, prefieren succionar la sangre de sus familiares más cercanos y de sus amigos más íntimos, quienes al morir se convierten en vampiros a su vez, de manera que se afirma haber visto en Bosnia y en Hungría poblaciones enteras convertidas en vurdalaks. El abad Agustín Calmet, en su curiosa obra sobre aparecidos, cita ejemplos escalofriantes. Los emperadores de Alemania en varias ocasiones han nombrado comisiones encargadas de esclarecer casos de vampirismo. Se levantan actas, se exhuman cadáveres encontrados ahítos de sangre y se les quema en las plazas públicas luego de perforárseles el corazón. Magistrados que son testigos de esas ejecuciones afirman haber escuchado a los cadáveres emitir alaridos al momento en que el verdugo hendía la estaca en sus pechos. Los mismos magistrados han hecho la deposición formal y lo corroboran sus juramentos y sus firmas.”

Nombre original: Gorcha.
Otros nombres: -.
Tipo: Vurdalak (una variedad de vampiro serbio). Vampiro. No muerto.
Zona: En un pequeño pueblo de Serbia de nombre desconocido.
Historia: “La familia del vurdalak” (“Sem'ya Vurdalaka”).
Autor: Alexei K. Tolstoi (1817-1875). Rusia.
Publicación: 1839.

GRAY, DORIAN

Fragmento: “Cuando estaba fuera, el temor de que otros ojos que los suyos pudieran verlo, te llenaba de espanto. Él había teñido de hipocondría sus pasiones. Su simple recuerdo le había echado a perder muchos momentos de alegría. Había sido para él algo semejante a la conciencia. Sí; la conciencia realmente. Pero él la destruiría. Mirando en torno suyo vio el cuchillo con que habla apuñalado a Basil Hallward. Lo había limpiado tantas veces, que no quedaba en él la menor huella de sangre. Estaba bruñido y resplandeciente. Del mismo modo que matara al pintor, así mataría su obra y todo lo que significaba. ¡Mataría el pasado; y cuando éste estuviera muerto, él se vería libre! ¡Mataría aquella imagen monstruosa del alma, y lejos de sus odiosas advertencias, recobraría el sosiego! Levantando el brazo, armado con el cuchillo, lo descargó sobre el lienzo.”

Nombre original: Dorian Gray.
Otros nombres: -.
Tipo: Humano (inmortal).
Zona: Londres, Inglaterra, Reino Unido.
Historia: “El retrato de Dorian Gray” (“The Picture of Dorian Gray”).
Autor: Oscar Wilde (1854-1900). Irlanda.
Publicación: Junio/1890.

HOMBRE INVISIBLE

Fragmento: “Te has mostrado extraordinariamente enérgico y astuto, aunque no consigo imaginar qué piensas salir ganando con ello. Te has vuelto en contra mía. Durante todo un día me has perseguido, has intentado robarme mi descanso nocturno. Pero, a pesar de todo, he comido, he dormido, y el juego no ha hecho más que empezar. El juego está empezado. No hay más remedio que dar comienzo al Terror. Esto anuncia el primer día de Terror. Port Burdock ya no obedecerá a la reina, díselo así al coronel y a todos los demás; me obedecerá a mí…, ¡el Terror! Este es el día primero, del año I, de la nueva era, la Era del Hombre Invisible. Yo soy el Hombre Invisible Primero. El principio será muy sencillo. El primer día habrá una ejecución para que sirva de escarmiento…, la de un hombre llamado Kemp. La muerte le llegará hoy. Podrá encerrarse con llave, esconderse, rodearse de guardias, ponerse una armadura si lo desea… La Muerte, la Muerte Invisible se cierne sobre él. Que tome precauciones; pero no conseguirá con ello más que impresionar al pueblo con mi poder. La Muerte surgirá del buzón de correspondencia al mediodía. La carta caerá en su interior cuando se acerque el cartero. El juego comienza. La Muerte llega. No lo ayuden, pueblo, si no quieren que la Muerte caiga también sobre ustedes. En el día de hoy Kemp ha de morir.”

Nombre original: Invisible Man.
Otros nombres: Griffin.
Tipo: Humano (científico loco).
Zona: Inglaterra, Reino Unido.
Historia: “El hombre invisible” (“The Invisible Man”).
Autor: H.G. Wells (1866-1946). Reino Unido.
Publicación: 1897.

HORLA

Fragmento: “Pero después de dormir unos cuarenta minutos, abrí los ojos sin hacer un movimiento, despertado por no sé qué emoción confusa y extraña. En un principio no vi nada, pero de pronto me pareció que una de las páginas del libro que había dejado abierto sobre la mesa acababa de darse vuelta sola. No entraba ninguna corriente de aire por la ventana. Esperé, sorprendido. Al cabo de cuatro minutos, vi, sí, vi con mis propios ojos, que una nueva página se levantaba y caía sobre la otra, como movida por un dedo. Mi sillón estaba vacío, aparentemente estaba vacío, pero comprendí que él estaba leyendo allí, sentado en mi lugar. ¡Con un furioso salto, un salto de fiera irritada que se rebela contra el domador, atravesé la habitación para atraparlo, estrangularlo y matarlo! Pero antes de que llegara, el sillón cayó delante de mí como si él hubiera huido. . . la mesa osciló, la lámpara rodó por el suelo y se apagó, y la ventana se cerró como si un malhechor sorprendido hubiese escapado por la oscuridad, tomando con ambas manos los batientes.”

Nombre original: Horla.
Otros nombres: -.
Tipo: Horla (entidad psíquica).
Zona: En una zona del Sena comprendida entre el tramo que hay entre Ruán y El Havre, Francia.
Historia: “El Horla” o “La Horla” (“Le Horla”).
Autor: Guy de Maupassant (1850-1893). Francia.
Publicación: Octubre/1887.

HYDE, EDWARD

Fragmento: “Aquella noche llegué al fatal cruce de caminos. Si me hubiera enfrentado con mi descubrimiento con un espíritu más noble, si me hubiera arriesgado al experimento impulsado por aspiraciones piadosas o generosas todo habría sido distinto, y de esas agonías de nacimiento y muerte habría surgido un ángel y no un demonio. Aquella poción no tenía poder discriminatorio. No era diabólica ni divina. Sólo abría las puertas de una prisión y, como los cautivos de Philippi, el que estaba encerrado huía al exterior. Bajo su influencia mi virtud se adormecía, mientras que mi perfidia, mantenida alerta por mi ambición, aprovechaba rápidamente la oportunidad y lo que afloraba a la superficie era Edward Hyde, y así, aunque yo ahora tenía dos personalidades con sus respectivas apariencias, una estaba formada integralmente por el mal, mientras que la otra continuaba siendo Henry Jekyll, ese compuesto incongruente de cuya reforma y mejora yo desesperaba hacía mucho tiempo. El paso que había dado era, pues, decididamente a favor de lo peor que había en mí.”

Nombre original: Edward Hyde.
Otros nombres: Míster Hyde. Señor Hyde. En su verdadero yo, es Henry Jekyll (Doctor Jekyll).
Tipo: Humano (Creación artificial).
Zona: Londres, Inglaterra, Reino Unido.
Historia: “El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde” o “El Dr. Jekyll y Mr. Hyde” (“Strange Case of Dr Jekyll and Mr Hyde”).
Autor: Robert Louis Stevenson (1850-1894). Escocia, Reino Unido.
Publicación: 1883.

JACK EL DESTRIPADOR

Fragmento: “Querido Jefe, desde hace días no dejo de oír que la policía me ha atrapado, pero en realidad todavía no me ha pillado. En mi próximo trabajo le cortaré la oreja a la dama y se la enviaré a la policía para divertirme. No soporto a cierto tipo de mujeres y no dejaré de destriparlas hasta que haya terminado con ellas. El último es un magnífico trabajo, a la dama en cuestión no le dio tiempo de gritar. Mi cuchillo está tan bien afilado que quiero ponerme manos a la obra ahora mismo. Me gusta mi trabajo y estoy ansioso de empezar de nuevo, pronto tendrá noticias mías y de mi gracioso jueguecito. Atentamente, Jack el Destripador.”

Nombre original: Jack the Ripper.
Otros nombres: El asesino de Whitechapel. Mandil de Cuero.
Tipo: Humano (Asesino).
Zona: Distrito de Whitechapel y alrededores, Londres, Inglaterra, Reino Unido.
Historia: “Querido Jefe” (“Dear Boss”). En este caso no se trata del título de un relato o una novela, si no del nombre que se le dio a la primera carta de Jack el Destripador.
Autor: Jack el Destripador (Fecha de nacimiento y muerte desconocidos). Reino Unido (supuestamente).
Publicación: La supuesta primera carta de Jack el Destripador estaba fechada en 25 de septiembre de 1888.

JACK EL SALTARÍN

Fragmento: “Jack el Saltarín era descrito por las personas que afirmaban haberlo visto como con una apariencia espantosa y aterradora, una fisiognomía diabólica que incluía garras metálicas afiladas en sus dedos y ojos que parecían bolas de fuego rojo. Un informe afirmaba que, bajo una capa negra, llevaba un casco y una prenda ajustada blanca como hule. Muchas historias mencionan también un aspecto demoníaco. Se decía que Jack el Saltarín era alto y delgado, añadiendo algunos informes que podía exhalar llamas azules y blancas. Al menos dos personas afirmaron que podía hablar un inglés comprensible.”

Nombre original: Spring Heeled Jack, Spring-Heeled Jack, Spring-Heel Jack, Springheel Jack.
Otros nombres: Jack Piedemuelle, Jack Talones de Resorte.
Tipo: Desconocido.
Zona: Londres, Inglaterra, Reino Unido.
Historia: (“Spring-Heeled Jack, The Terror of London”).
Autor: Anónimo.
Publicación: 1840. Casi desde el momento en que se hicieron públicos los primeros avistamientos de Jack el Saltarín, éste pasó a convertirse en el protagonista de muchos penny dreadfuls (nombre con el que se conocía un tipo de publicación de ficción terrorífica que se vendía en Inglaterra durante el siglo XIX , a modo de fascículos, al precio de un penique) entre 1840 y 1904.

JACOB MARLEY

Fragmento: “La misma cara, exactamente la misma. Marley, con sus cabellos erizados, su chaleco habitual, sus estrechos calzones y sus botas, y con su casaca ribeteada. La cadena que arrastraba llevábala alrededor de la cintura; era larga y estaba sujeta a él como una cola, y se componía (pues Scrooge la observó muy de cerca) de cajas de caudales, llaves, candados, libros comerciales, documentos y fuertes bolsillos de acero. Su cuerpo era transparente, de modo que Scrooge, observándole y mirando, a través de su chaleco, pudo ver los dos botones de la parte posterior de la casaca.”

Nombre original: Jacob Marley.
Otros nombres: -.
Tipo: Fantasma (espíritu difunto).
Zona: Londres, Reino Unido.
Historia: “Canción de Navidad”, “Cuento de Navidad” o “Un cuento de Navidad” (“A Christmas Carol”).
Autor: Charles Dickens (1812-1870). Reino Unido.
Publicación: 1843.

JINETE SIN CABEZA DE SLEEPY HOLLOW

Fragmento: “Sin embargo, el espíritu dominante que aparece en estas regiones encantadas es un jinete sin cabeza. Se dice que es el espíritu de un soldado de las tropas del gran duque de Hesse al que una bala de cañón le arrancó la cabeza, en una batalla sin nombre, durante una revolución; los campesinos lo ven siempre corriendo por las noches, como si viajara en alas del viento. Sus excursiones no se limitan al valle, sino que a veces se extienden por los caminos adyacentes, especialmente hasta cerca de una iglesia cercana. Algunos de los más fidedignos historiadores de estas region es, que han coleccionado y examinado cuidadosamente las versiones acerca de este espectro, afirman que el cuerpo del soldado fue enterrado en la iglesia, que su espíritu vuelve a caballo al escenario de la batalla en busca de su cabeza y que la fantástica velocidad con que atraviesa el valle se debe a que ha perdido mucho tiempo y tiene que apresurarse para entrar en el cementerio antes de la aurora.”

Nombre original: Headless Horseman.
Otros nombres: Jinete de Hesse.
Tipo: Humano o fantasma (por determinar).
Zona: Área de Sleepy Hollow, Nueva York.
Historia: “La leyenda de Sleepy Hollow” o “La leyenda del jinete sin cabeza” (“The Legend of Sleepy Hollow”).
Autor: Washington Irving (1783-1859). Estados Unidos.
Publicación: 1820.

MELMOTH EL ERRABUNDO

Fragmento: “P oco importa lo que se haya dicho o creído de mí. El secreto de mi destino descansa en mí mismo. ¿Qué más da lo que el miedo ha inventado, y la credulidad ha tenido por cierto? Si mis crímenes han excedido a los de la mortalidad, lo mismo ocurrirá a mi castigo. He sido un terror en la tierra, pero no un mal para sus habitantes. Nadie puede compartir mi destino sino mediante su consentimiento... y nadie ha consentido; nadie puede sufrir mis tremendos castigos sino por participación. Yo sólo debo soportar el castigo. Si he alargado la mano, y he comido del fruto prohibido, ¿no he sido desterrado de la presencia de Dios, y de la región del paraíso, y enviado a vagar por los mundos de esterilidad y maldición por los siglos de los siglos? Se ha dicho de mí que el enemigo de las almas me ha concedido un grado de existencia que rebasa el período asignado a los mortales, poder para cruzar el espacio sin obstáculo ni demora, visitar regiones remotas con la velocidad del pensamiento, afrontar tempestades sin la esperanza de caer fulminado, y traspasar las mazmorras, cuyos cerrojos se vuelven grasa y estopa bajo mi mano.”

Nombre original: Melmoth.
Otros nombres: -.
Tipo: Humano (inmortal).
Zona: Europa.
Historia: “Melmoth el errabundo” (“Melmoth the Wanderer”).
Autor: Charles Maturin (1782-1824). Irlanda.
Publicación: 1820.

MOBY-DICK

Fragmento: “Las aguas que le rodeaban se iban hinchando en amplios círculos; luego se levantaron raudas, como si se deslizaran de una montaña de hielo sumergida que emergiera rápidamente a la superficie. Se intuía un rumor sordo, un zumbido subterráneo...Todos contuvieron el aliento al surgir oblicuamente de las aguas una mole enorme, que llevaba encima cabos enmarañados, arpones y lanzas. Se elevó un instante en la atmósfera irisada, como envuelta en una grasa de finísima textura, y volvió a sumergirse en el océano. Las aguas, lanzadas a treinta pies de altura, fulgieron como enjambres de surtidores, para caer luego en una vorágine que circuía el cuerpo marmóreo de la ballena.”

Nombre original: Moby-Dick.
Otros nombres: La ballena blanca.
Tipo: Animal (cachalote gigante).
Zona: Océano Pacífico.
Historia: “Moby-Dick” (“Moby-Dick”).
Autor: Herman Melville (1819-1891). Estados Unidos..
Publicación: 1851.

MONSTRUO DE FRANKENSTEIN

Fragmento: “A la pálida y amarillenta luz de la luna que se filtraba por entre las contraventanas, vi al engendro, al monstruo miserable que había creado. Tenía levantada la cortina de la cama, y sus ojos, si así podían llamarse, me miraban fijamente. Entreabrió la mandíbula y murmuró unos sonidos ininteligibles, a la vez que una mueca arrugaba sus mejillas. Puede que hablara, pero no lo oí. Tendía hacia mí una mano, como si intentara detenerme, pero esquivándola me precipité escaleras abajo. Me refugié en el patio de la casa, donde permanecí el restode la noche, paseando arriba y abajo, profundamente agitado, escuchando con atención, temiendo cada ruido como si fuera a anunciarme la llegada del cadáver demoníaco al que tan fatalmente había dado vida.”
Nombre original: Fankenstein's Monster.
Otros nombres: -.
Tipo: Monstruo (creación artificial dotada de vida).
Zona: Ingolstadt, Baviera, Alemania. Ginebra, Suiza. Una isla desconocida de Escocia. Zona cercana al lago de cómo, Italia. En algún lugar indeterminado del Ártico.
Historia: “Frankenstein o el moderno Prometeo” (“Frankenstein; or, The Modern Prometheus”).
Autor: Mary Shelley (1797-1851). Reino Unido.
Publicación: 1818.

MORLOCK

Fragmento: “La impresión que recogí de aquel ser fue, naturalmente, imperfecta; pero sé que era de un blanco desvaído, y, que tenía unos ojos grandes y extraños de un rojo grisáceo, y también unos cabellos muy rubios que le caían por la espalda. Pero, como digo, se movió con demasiada rapidez para que pudiese verle con claridad. No puedo siquiera decir si corría a cuatro pies, o tan sólo manteniendo sus antebrazos muy bajos. Después de unos instantes de detención le seguí hasta el segundo montón de ruinas. No pude encontrarle al principio; pero después de un rato entre la profunda oscuridad, llegué a una de aquellas aberturas redondas y parecidas a un pozo de que ya les he hablado a ustedes, semiobstruida por una columna derribada. Un pensamiento repentino vino a mi mente. ¿Podría aquella Cosa haber desaparecido por dicha abertura abajo? Encendí una cerilla y, mirando hasta el fondo, vi agitarse una pequeña y blanca criatura con unos ojos brillantes que me miraban fijamente. Esto me hizo estremecer. ¡Aquel ser se asemejaba a una araña humana! Descendía por la pared y divisé ahora por primera vez una serie de soportes y de asas de metal formando una especie de escala, que se hundía en la abertura. Entonces la llama me quemó los dedos y la solté, apagándose al caer; y cuando encendí otra, el pequeño monstruo había desaparecido.”

Nombre original: Morlock.
Otros nombres: -.
Tipo: Morlock.
Zona: Tierra del futuro, año 802.000.
Historia: “La máquina del tiempo” (“The Time Machine”).
Autor: H.G. Wells (1866-1946). Reino Unido.
Publicación: 1895.

MUJER DE LOS OJOS VERDES

Fragmento: “—Fernando —dijo la hermosa entonces con una voz semejante a una música—, yo te amo más aún que tú me amas; yo, que desciendo hasta un mortal siendo un espíritu puro. No soy una mujer como las que existen en la Tierra; soy una mujer digna de ti, que eres superior a los demás hombres. Yo vivo en el fondo de estas aguas, incorpórea como ellas, fugaz y transparente: hablo con sus rumores y ondulo con sus pliegues. Yo no castigo al que osa turbar la fuente donde moro; antes lo premio con mi amor, como a un mortal superior a las supersticiones del vulgo, como a un amante capaz de comprender mi caso extraño y misterioso.”

Nombre original: Mujer de los ojos verdes.
Otros nombres: -.
Tipo: Espíritu de la naturaleza (¿ninfa?), trago o demonio.
Zona: Fuente de los Álamos, en alguna zona de las cuencas del Moncayo, Soria, España.
Historia: “Los ojos verdes” (“Los ojos verdes”).
Autor: Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870). España.
Publicación: 1861.

PINOCHO

Fragmento: “La casa de Goro era una planta baja, que recibía luz por una claraboya. El mobiliario no podía ser más sencillo: una mala silla, una mala cama y una mesita maltrecha. En la pared del fondo se veía una chimenea con el fuego encendido; pero el fuego estaba pintado, y junto al fuego había también una olla que hervía alegremente y despedía una nube de humo que parecía de verdad. (...) Apenas entrando en su casa, Goro fuese a buscar sin perder un instante los útiles de trabajo, poniéndose a tallar y fabricar su muñeco. (...) ¿Qué nombre le pondré? -preguntóse a sí mismo-. Le llamaré Pinocho. Este nombre le traerá fortuna. He conocido una familia de Pinochos. Pinocho el padre, Pinocha la madre y Pinocho los chiquillos, y todos lo pasaban muy bien. El más rico de todos ellos pedía limosna.”

Nombre original: Pinocchio.
Otros nombres: -.
Tipo: Homúnculo (marioneta de madera viviente).
Zona: Italia.
Historia: “Las aventuras de Pinocho” (“Le aventure de Pinocchio”).
Autor: Carlo Collodi (1826-1890). Italia.
Publicación: 1882-1883.

RUTHVEN

Fragmento: “Su afán y la creencia en lo que narraba, excitaron el interés de Aubrey. A menudo, cuando ella contaba el cuento del vampiro vivo, que había pasado muchos años entre amigos y sus más queridos parientes alimentándose con la sangre de las doncellas más hermosas para prolongar su existencia unos meses más, la suya se le helaba a Aubrey en las venas, mientras intentaba reírse de aquellas horribles fantasías. (...) Sin embargo, Ianthe le citaba nombres de ancianos que, por lo menos, habían contado entre sus contemporáneos con un vampiro vivo, habiendo hallado a parientes cercanos y algunos niños marcados con la señal del apetito del monstruo. Cuando la joven veía que Aubrey se mostraba incrédulo ante tales relatos, le suplicaba que la creyese, puesto que la gente había observado que aquellos que se atrevían a negar la existencia del vampiro siempre obtenían alguna prueba que, con gran dolor y penosos castigos, les obligaba a reconocer su existencia. (...) Ianthe le detalló la aparición tradicional de aquellos monstruos, y el horror de Aubrey aumentó al escuchar una descripción casi exacta de Lord Ruthven.”

Nombre original: Ruthven. Lord Ruthven.
Otros nombres: Lord Ruthven.
Tipo: Vampiro.
Zona: Reino Unido. Francia. Bélgica. Italia. Grecia.
Historia: “El vampiro” (“The Vampyre”).
Autor: John William Polidori (1795-1821). Reino Unido.
Publicación: 1819.

SABUESO DE LOS BASKERVILLE

Fragmento: “De algún sitio en el corazón de aquella masa blanca que seguía deslizándose llegó hasta nosotros un tamborileo ligero y continuo. La niebla se hallaba a cincuenta metros de nuestro escondite y los tres la contemplábamos sin saber qué horror estaba a punto de brotar de sus entrañas. Yo me encontraba junto a Holmes y me volví un instante hacia él. Lo vi pálido y exultante, brillándole los ojos a la luz de la luna. De repente, sin embargo, su mirada adquirió una extraña fijeza y el asombro le hizo abrir la boca. Lestrade también dejó escapar un grito de terror y se arrojó al suelo de bruces. Yo me puse en pie de un salto, inerte la mano que sujetaba la pistola, paralizada la mente por la espantosa forma que saltaba hacia nosotros de entre las sombras de la niebla. Era un sabueso, un enorme sabueso, negro como un tizón, pero distinto a cualquiera que hayan visto nunca ojos humanos. De la boca abierta le brotaban llamas, los ojos parecían carbones encendidos y un resplandor intermitente le iluminaba el hocico, el pelaje del lomo y el cuello. Ni en la pesadilla más delirante de un cerebro enloquecido podría haber tomado forma algo más feroz, más horroroso, más infernal que la oscura forma y la cara cruel que se precipitó sobre nosotros desde el muro de niebla.”.

Nombre original: Hound of the Baskervilles.
Otros nombres: Perro de los Baskerville. Mastín de los Baskerville.
Tipo: Animal (perro).
Zona: Dartmoor, Devon, Inglaterra, Reino Unido.
Historia: “El sabueso de los Baskerville”, “El perro de los Baskerville” o “El mastín de los Baskerville” (“The Hound of the Baskervilles”).
Autor: Arthur Conan Doyle (1859-1930). Escocia, Reino Unido.
Publicación: 1901-1902.

SCHLEMIHL, PETER

Fragmento: “Pienso de nuevo en el primer mundo, desde la escuela del grisáceo cabello y me confieso vencido por el falso pudor. Nunca he perdido mi sombra ni el deseo de perdón umbrío en un ensueño ininterrumpido. (...) Bien. Era temprano. En seguida abrí mi bulto y saqué mi levita negra recientemente vuelta, me vestí pulcramente con mis mejores ropas, cogí la carta de recomendación y me encaminé al instante hacia el hombre que debía ser útil a mis modestas esperanzas. No bien hube subido la larga calle del Norte y llegado a la Puerta, vi resplandecer las columnas a través del follaje. «Así que aquí es», me dije. Quité el polvo de mis zapatos con el pañuelo, arreglé mi corbata y, encomendándome a Dios, tiré del cordón de la campanilla. La puerta se abrió. En el vestíbulo hube de soportar un interrogatorio, pero el portero me hizo anunciar y tuve el honor de ser llamado al parque, donde el señor John se paseaba con un pequeño grupo. Le reconocí inmediatamente por la autocomplacencia que irradiaba su robusto cuerpo. Me recibió muy bien, como un rico a un pobre diablo, e incluso se volvió hacia mí sin dar la espalda a los demás para coger de mi mano la carta que le presenté. (…) —Vaya, de mi hermano. Hace mucho que no he sabido de él. Supongo que anda bien de salud, ¿eh? —y sin esperar mi respuesta, indicando con la carta una colina, prosiguió—: Allí es donde hago levantar el nuevo edificio. Rompió el sello, sin interrumpir la conversación, que derivó sobre el tema de la riqueza.”

Nombre original: Peter Schlemihl.
Otros nombres: El hombre que vendió su sombra. El hombre sin sombra.
Tipo: Humano (maldito).
Zona: Europa.
Historia: “La maravillosa historia de Peter Schlemihl” o “El hombre que vendió su sombra” (“Peter Schlemihls wundersame Geschichte”).
Autor: Adelbert von Chamisso (1781-1838). Alemania.
Publicación: 1814.

SEÑOR DEL SEGRE

Fragmento: “El misterioso bandido penetró al fin en la sala del concejo, y un silencio profundo sucedió a los rumores que se elevaran de entre los circunstantes, al oír resonar bajo las altas bóvedas de aquel recinto el metático son de sus acicates de oro. Uno de los que componían el tribunal, con voz lenta e insegura, le preguntó su nombre, y todos prestaron el oído con ansiedad para no perder una sola palabra de su respuesta; pero el guerrero se limitó a encoger sus hombros ligeramente, con un aire de desprecio e insulto que no pudo menos de irritar a sus jueces, los que se miraron entre sí sorprendidos. (…) Tres veces volvió a repetirle la pregunta, y otras tantas obtuvo semejante o parecida contestación. (…) La indignación llegó a su colmo, hasta el punto que uno de sus guardas, lanzándose sobre el reo, cuya pertinacia en callar bastaría para apurar la paciencia a un santo, le abrió violentamente la visera. Un grito general de sorpresa se escapó del auditorio, que permaneció por un instante herido de un inconcebible estupor. (…) El casco, cuya férrea visera se veía en parte levantada hasta la frente, en parte caída sobre la brillante gola de acero, estaba vacío... completamente vacío.”

Nombre original: Señor del Segre.
Otros nombres: Mal caballero. Barón del castillo del Segre. Señor del castillo del Segre.
Tipo: Objeto maldito (habitdo por el espíritu del Señor del Segre).
Zona: Bellver y Condado de Urgel (Urgell), Cataluña, España.
Historia: “La cruz del diablo” (“La cruz del diablo”).
Autor: Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870). España.
Publicación: 1860.

VALDEMAR, ERNEST

Fragmento: “Pero lo que realmente ocurrió fue algo para lo cual ningún ser humano podía estar preparado. (…) Mientras ejecutaba rápidamente los pases hipnóticos, entre los clamores de: «¡Muerto! ¡Muerto!», que literalmente explotaban desde la lengua y no desde los labios del sufriente, bruscamente todo su cuerpo, en el espacio de un minuto, o aún menos, se encogió, se deshizo... se pudrió entre mis manos. Sobre el lecho, ante todos los presentes, no quedó más que una masa casi líquida de repugnante, de abominable putrefacción.”

Nombre original: Ernest Valdemar.
Otros nombres: -. 
Tipo: No muerto (tipo desconocido).
Zona: Harlem, Nueva York, Estados Unidos.
Historia: “La verdad sobre el caso del señor Valdemar” o “El extraño caso del señor Valdemar” (“The Facts in the Case of M. Valdemar”).
Autor: Edgar Allan Poe (1809-1849). Estados Unidos.
Publicación: Diciembre/1845.



BIBLIOGRAFÍA

  • BÉCQUER, Gustavo Adolfo. Leyendas. Alianza Editorial, 1984.
  • CARROLL, Lewis. Alicia en el País de las Maravillas. Alianza Editorial, 1994.
  • CHAMISSO, Adelbert von. La maravillosa historia de Peter Schlemihl. Editorial Nórdica, 2008.
  • COLLODI, Carlo. Las aventuras de Pinocho. Alianza Editorial, 1983.
  • DICKENS, Charles. Un cuento de Navidad. Alianza Editorial, 2011.
  • DOYLE, Arthur Conan. El sabueso de los Baskerville. Alianza Editorial, 2002.
  • IRVING, Washington. La leyenda de Sleepy Hollow. Alba Editorial, 2010.
  • LE FANU, Sheridan. Carmilla, la mujer vampiro. Editorial Obelisco, 2005.
  • MATURIN, Charles R. Melmoth el Errabundo. Editorial Valdemar, 2012.
  • MAUPASSANT, Guy de. El Horla y otros cuentos de crueldad y delirio. Editorial Valdemar, 1996.
  • MELVILLE, Herman. Moby-Dick. Alianza Editorial, 2005.
  • POE, Edgar Allan. Cuentos, vol. 1. Alianza Editorial, 1990.
  • POLIDORI, John William. El vampiro. Editorial Planeta, 2010. 
  • SHELLEY, Mary W. Frankenstein. Alianza Editorial, 2011. 
  • STEVENSON, Robert Louis. El Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Alianza editorial, 1988. 
  • STOKER, Bram. Drácula. Editorial Austral, 2008.
  • TOLSTOI, Alexei K. El vampiro - La familia del vurdalak. Alianza Editorial, 2009.
  • VERNE, Jules. Veinte mil leguas de viaje submarino. Alianza Editorial, 2012.
  • WELLS, H.G. La máquina del tiempo. Alianza Editorial, 2005.
  • WELLS, H.G. El hombre invisible. Alianza Editorial, 2005.
  • WILDE, Oscar. El fantasma de Canterville y otros cuentos. Alianza Editorial, 1984.
  • WILDE, Oscar. El retrato de Dorian Gray. Alianza Editorial, 2010. 

3 comentarios:

  1. excelente!! felicitaciones por tan fantástica galería.

    ResponderEliminar
  2. Genial...muy entretenida.

    ResponderEliminar
  3. Moby Dick siempre será mi preferido. Buen post!!

    ResponderEliminar